Escrito por Tendenzias

Probióticos para los cólicos lactantes: colimil y reuteri

Muchas veces no sabes por qué tu bebé llora sin cesar y te preguntas qué hacer para calmar su llanto. La mayoría de las veces, ese llanto se debe a dolores en sus pequeños intestinos. Cuando se trata de calmar esos dolores, debes darle algunos de los probióticos para los cólicos lactantes. Verás cómo se alivian los cólicos de tu bebé casi de inmediato. Sin embargo, antes de darle cualquier antibiótico, es importante que le lleves al médico. El especialista te dirá bajo indicaciones todo sobre los probióticos. De esta manera, podrás saber la diferencia entre colimil y reuteri, además de conocer otros remedios caseros para los cólicos lactantes.

Probióticos para los cólicos lactantes

La función básica de los probióticos para los cólicos lactantes es la de curar y evadir los cólicos. Esas molestias insipientes en el intestino de tu bebé y que no sabes cómo quitar. Muchas madres, se preguntarán cuál es la causa de estos cólicos. El día de hoy, tenemos todas las respuestas a esas dudas y, por supuesto, cualquier otra. Los médicos siempre dicen que las causas de los cólicos lactantes son, naturalmente, innumerables. También, es sabido que el estómago de un bebé no está completamente formado. Razón por la cual, se producen esos fuertes dolores.

Como hemos dicho, el estómago de todo bebé es delicado y no tolera cualquier tipo de alimento. Uno de los alimentos que más causan daños a los bebes entre 0 y 10 meses, es la leche común. Sin embargo, no todo lactante tiene reacciones alérgicas a los lácteos. También el agua, puede ser uno de los causantes del estreñimiento e incluso de diarrea. Algunos otros síntomas como el reflujo gastrointestinal, se debe al consumo del agua. Es importante, por razones obvias, que el agua sea potable y mineral. Lo bueno es que estos síntomas se revierten, a través de probióticos para los cólicos lactantes.

Además de probióticos para los cólicos lactantes, las madres deben tomar otras medidas necesarias para ayudar a los bebés. Es importante mantenerse en el mejor estado de ánimo, es decir que, las madres deben estar calmadas para poder afrontar todo lo que sufre el bebé. Muchas madres, suelen usar métodos tradicionales. Recomendamos que se abstengan de emplear dichos mecanismos usuales, pues deben estar conscientes de que los cólicos de los niños lactantes no pueden tratarse sin la ayuda de un especialista.

Probióticos para los cólicos lactantes: colimil

De los probióticos para los cólicos lactantes más buscados y usados por muchas madres, te daremos a conocer el colimil. Antes, para que tengas una idea de qué son los probióticos para lactantes, te damos una pequeña definición… Aquello que, los médicos consideran probióticos, vienen a ser una especie de microorganismos biológicos. En otras palabras, se tratan de una especie de bacterias que se encuentras en cualquier medicamento, alimento o suplementos vitamínicos. Estos probióticos, tienen la función de mantener estable la microbiota intestinal.

Por otra parte, esas son las mismas funciones que cumplen los probióticos para los cólicos lactantes como el colimil. Adicionalmente, el colimil, también se encarga de repotenciar todo lo relacionado al sistema inmunológico. Proporcionando al bebé, defensas que harán fuerte tanto su estómago como el resto del organismo. Sin embargo, esas no son las únicas funciones que el colimil tiene. Por ejemplo, tiene algunas propiedades antiinflamatorias, que son las que evitan la hinchazón estomacal. Además, sirven de tranquilizantes y, naturalmente, son analgésicas.

Ahora bien, para evidenciar la efectividad de los probióticos para los cólicos lactantes como el colimil. Se hizo recientemente un estudio que fue presentado en la VII Reunión Europea de Motilidad Pediátrica Gastrointestinal. Dicho estudio presentó los nuevos efectos positivos del probiótico colimil. Estos, tuvieron el efecto esperado en los bebés que tenían cólicos. Más de 130 niños lactantes tomaron este tratamiento por más de 20 días. Los resultaron fueron satisfactorios en cada uno de los bebés y los cólicos desaparecieron gradualmente.

Probióticos para los cólicos lactantes: reuteri

Los probióticos para los cólicos lactantes como el reuteri, también son muy usados. Este tipo de probiótico usa una especie de cepa completamente natural, lo cual hace que el sistema digestivo se reestablezca de forma rápida. Por supuesto, como sabemos, sus bacterias crean en el estómago un equilibrio. Equilibrio que, usa de forma natural para restituir la microflora que posee el sistema digestivo de todo bebé. Por esta razón, este tipo de probiótico es altamente efectivo para los lactantes. Si no sabe qué tipo de probiótico usar, el reuteri es el recomendado para tu bebé.

El nombre científico con el que se conoce este probiótico es Lactobacillus reuteri. Considerado como una de las variedades más importantes de probióticos para los cólicos lactantes. Este mismo, no sólo se usa para los niños recién nacidos, también es aplicado para curar cólicos en los adultos. Sirven, al mismo tiempo, de suplementos vitamínicos que fortalecen el sistema inmunológico.

Por otra parte, los probióticos para los cólicos lactantes como el reuteri, también tienen otros beneficios. Por ejemplo, en los lactantes disminuye las probabilidades de contraer infecciones. Además, este tipo de probiótico se usa de antialérgico para los bebés.

Diferencia entre colimil y reuteri

Las diferentes marcas de probióticos para los cólicos lactantes cumplen, por lo general, con las mismas funciones. Es difícil establecer las diferencias concretas. Ya que los componentes químicos del colimil y del reuteri, son casi los mismos. Sin embargo, se cuentan con diferencias en cuanto a los beneficios de un probiótico o de otro. En primer lugar, el colimil tiene propiedades antiinflamatorias, que evitan la flatulencia aun cuando el bebé no tenga cólicos. Por otro lado, el reuteri tiene propiedades que sirven de antialérgico para los lactantes.

Todas estas referencias sobre los probióticos para los cólicos lactantes tales como el colimil o el reuteri, deben ser conocidas por las madres. Si eres de esas madres preventivas, entonces, debes poner en práctica todas nuestras recomendaciones. Te garantizamos que, en medio de emergencias como los cólicos lactantes, alguno de estos dos probióticos ayudará a tu bebé. Busca siempre el bienestar de tu recién nacido, pues no hay cosa más hermosa que ver a bebes llenos de salud.

Otros remedios caseros para los cólicos lactantes

Si tu bebé no para de llorar y no encuentras la forma de calmarlo, lo más seguro es que este padeciendo de cólicos. Éstos son muy comunes en los lactantes y en bebés de alrededor de 6 semanas de vida, pues esta condición empieza a disminuir a partir de los 3 o 4 meses de edad. Si el caso es que tu pequeño experimenta este malestar lo mejor que puedes hacer es llevarlo a un especialista. Tratar la condición bajo supervisión es lo más recomendado.

Sin embargo, muchas veces los probióticos, medicamento que recetan comúnmente para estos casos, no son suficientes. En este momento, debemos poner manos a la obra de otra forma, manteniendo siempre el tratamiento indicado por el médico.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Existen una serie de remedios caseros que las madres pueden aplicar a su bebé, con el fin de ayudar a su pronta mejoría. Recordemos que, los cólicos de lactantes son muy dolorosos. Entre las recomendaciones alternativas que pueden servir como remedios caseros, encontramos: Cambiar de posición al bebé continuamente, con el fin de aliviar la presión en sus músculos que se contraen por el dolor. Envolverlo en una manta, es otra opción, de esta manera el niño entra en calor y probablemente concilie el sueño.

Además, también es recomendable bañar al bebé cuando tiene un episodio de cólico. El agua tibia es relajante y esto puede disminuir el dolor. El uso de un termo con agua tibia sobre el estómago del bebé, también ayuda. El calor es una excelente opción para disminuir las punzadas de los cólicos.

Por último y tal vez más determinante es adaptar tu dieta como madre. Es decir, si estas amamantando debes evitar ciertos alimentos que puedan ocasionarle cólicos al bebé. Entre ellos café, harinas, huevos, cebolla, repollo y frutos secos. Recuerda, en tus manos está el bienestar de tu familia.

Qué son los cólicos lactantes

Para poner remedio a los cólicos lactantes, lo primero es saber qué son los cólicos lactantes. Lo primer es saber que empiezan a darse en los bebés después de una semana. Habitualmente, cuando cumplen tres meses, desaparecen de forma progresiva. Lo hacen porque el aparato digestivo del bebé ya ha madurado lo suficiente.

Probioticos para los colicos lactantes colimil y reuteri

Dicho lo cual, es complicado explicar qué son los cólicos lactantes. En la mayoría de los casos es un dolor que los peques verbalizan con un llanto más agudo y desesperado del habitual. Algo inexplicable pues, a priori, el bebé está en perfectas condiciones. A pesar de ello, la llantina se puede prolongar hasta tres horas. Además, suelen darse más a menudo después de comer, y a partir de cierta hora de la tarde/noche.

Para reconocer qué son los cólicos lactantes, basta con fijarse en la reacción del bebé. Además del llanto incontrolable, suelen tender a estirarse enteros, con especial rigidez en las piernas. También es habitual que tenga los puñitos apretados, incluso que tengan algún gas. La única forma de consolarle será cogerle en brazos y espera a que se le pase el dolor.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Por qué se producen los cólicos lactantes

La pregunta de preguntas que todos los padres se hacen: ¿por qué se producen los cólicos lactantes? Más que nada porque, al menos, uno de cada tres niños padece esta dolencia. Y a pesar de ello, ningún médico o especialista a dar con el origen de la misma. Eso sí, se han determinado algunos elementos que pueden favorecer su aparición. De ahí que los pediatras busquen diversas alternativas para curarlos, que no siempre funcionan a la primera.

Probioticos para los colicos lactantes colimil y reuteri piernas

Habitualmente, el por qué se producen los cólicos lactantes viene dado por la acumulación de gases del bebé. Su aparato digestivo no es lo suficientemente maduro para eliminarlos por sí solo, y provocan una molestia constante. Otro factor que puede influir, y que cada vez es más habitual, es la intolerancia a la proteína de la leche. Es más, si la madre abusa de lácteos (queso, leche, yogures…) también puede acabar produciendo cólicos lactantes en el bebé.

No obstante, son los gases que ingiere el peque mientras come, los que explican por qué se producen los cólicos lactantes. De ahí que haya tanto auge de los biberones y las leches de iniciación anti cólicos. Tampoco ayuda el hecho de que el bebé pasa la mayor parte del día tumbado, lo que no favorece un tránsito fluido de su aparato digestivo. Aunque no suele ser demasiado útil con los cólicos lactantes, no está de más conocer cuál es la dosis de Apiretal en niños

Probioticos para los colicos lactantes colimil y reuteri masaje

Por último, hay algunos especialistas que consideran a algunas hormonas del intestino como las causantes de los cólicos lactantes. La motilina l la gastrina, entre otras, se generan en tal cantidad que multiplican el número y la potencia de los movimientos intestinales. Este hecho deriva en la aparición de cólicos lactantes en el pequeñajo.

También te puede interesar:

Embarazo10.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos