Escrito por

¿Te sientes embarazada pero el test es negativo? Aquí las posibles causas

Si te sientes embarazada porque tienes uno o varios de los síntomas de embarazo pero has realizado tests de embarazo de orina y sangre y son negativos, te vamos a comentar sus posibles causas. Si tienes dudas acerca de cómo realizar un test de embarazo, lee este artículo.

Test de embarazo casero pareja

Causas del test negativo de embarazo

Que un test de embarazo de resultado negativo solo puede suponer dos cosas: que no estás embarazada o que el test está arrojando un falso negativo.

Falso negativo en un test de embarazo

No es lo más habitual pero puede suceder que el test de un falso negativo. Vamos a comentar cuáles pueden ser las causas.

Realizar el test demasiado pronto

Durante los primeros días de síntomas es posible que todavía no se haya producido un nivel de la hormona HCG suficiente para ser detectada, de manera que el test de un resultado negativo. Te recomendamos que leas Cuándo realizar un test de embarazo.

Producto en mal estado

Una de las principales causas puede deberse a que no se ha revisado correctamente el producto. Primero que nada, hay que revisar la caja para estar seguros de que el producto no ha expirado o muestra señales visibles de algún daño. Deben cerciorarse de que la sensibilidad del test que has comprado es 20 unidades internacionales de la hormona del embarazo (HCG). Si es más que esa cantidad, puede ser menos sensible a bajos niveles de HCG.

¿Por qué me siento embarazada si no lo estoy?

Muchos de los síntomas de embarazo tienen también que ver con estados de estrés, complicaciones físicas o médicas y otras situaciones puntuales. Es importante que acudas a tu médico o facultativo de confianza. En muchas situaciones un retraso de la menstruación se puede deber a muchas otras causas, te recomendamos leer este artículo.

También puede darse una situación que ha sido más popularizada por las películas que en la realidad.

Síntomas de un embarazo psicológico

Los síntomas de un embarazo psicológico son los siguientes y cada mujer puede sentir uno o varios síntomas o incluso todos ellos. Esto va en función de cada persona y son síntomas que deben ser tratados cuanto antes, son muy similares a los síntomas de embarazo:

  • La menstruación desaparece, o el flujo es muy escaso (amenorrea): este es un síntoma que aunque puede parecer extraño, sucede en muchas mujeres. Los médicos nos harán las pruebas adecuadas para asegurarnos que se trata de una consecuencia de un embarazo psicológico y no de otros problemas que podamos padecer.
  • Aumenta el tamaño de los pechos, el tamaño en la aureola mamaria y su pigmentación.
  • Podemos ver también oscurecimiento de la piel y un aumento en el tamaño del abdomen
  • Subida de peso (mucho mayor que en un embarazo real), lo que ya debe hacernos pensar que las cosas no van bien. Debemos recordar que, incluso en el embarazo, las mujeres pueden ganar unos kilos pero que el peso está también de lo más controlado en la mayoría de los casos. Este aumento significativo de peso puede traernos muchos problemas colaterales para la salud, por lo que es algo que se tendrá que tratar a tiempo. También se vincula con un fuerte aumento del apetito.
  • Náuseas y otros problemas de estómago como la acidez.
  • Trastornos de sueño y antojos.

Ahora que hemos visto los síntomas que podemos apreciar en un embrazo psicológico, es momento de ver cómo se debe tratar.

Tratamiento en caso de embarazo psicológico

El tratamiento de un embarazo psicológico puede necesitar de varios profesionales en función de lo avanzada que esté la situación así de los síntomas que hayan aparecido. Consulta cuanto antes con tu facultativo para recibir la orientación necesaria y valora las siguientes propuestas:

  • Terapia psicológica: es imprescindible acudir a un profesional que nos pueda dar una terapia adecuada para acabar con este problema. La terapia es algo que en muchas ocasiones puede ir acompañada de tratamientos farmacológicos, lo cual puede hacer que todo el proceso sea mucho más simple y rápido, pero esto es algo que cada profesional deberá valorar en cada uno de los diferentes casos.
  • Comunicación con la pareja: la comprensión es esencial para tratar este problema sobre todo por parte de la persona con la que convivimos o de nuestra pareja. Los profesionales que traten a las personas que sufren de un embarazo psicológico indicarán a los familiares qué es lo que deben hacer para ayudar a mejorar el estado de la persona afectada.

Una vez conocemos todo lo relacionado con los embarazos psicológicos, es momento de asegurarnos que no hay nadie cerca de nosotros que lo padezca o de ponernos en contacto con profesionales si creemos que estamos sufriendo un embarazo psicológico o conocemos de alguien que esté pasando por esta situación. Como hemos dicho, a cuanto más se tarde en hacer la intervención adecuada, más tardaremos a superar este problema.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos