Escrito por

Cómo hacer suero fisiológico casero paso a paso

El suero fisiológico es quizás uno de los remedios que más podemos utilizar en casa cuando tenemos niños pequeños. De este modo de igual forma que ya os explicamos cómo hacer jabón casero para niños, queremos explicaros a continuación, Cómo hacer suero fisiológico casero paso a paso.

Hacer suero fisiologico

El suero fisiológico normal no deja de ser una mezcla de sal y agua. Se llama normal porque su concentración de sal es similar a las lágrimas, la sangre y otros fluidos corporales (solución salina al 0.9%). También se le llama solución isotónica. El suero fisiológico  que podemos comprar en cualquier farmacia pero que también podemos hacer en casa es calmante y no quema ni pica cuando se aplica. Se utiliza para:

  • Limpiar o como enjuague para las lentillas.
  • Limpiar heridas
  • Lavar los ojos irritados
  • Enjuague de las fosas nasales (irrigación nasal).
  • Limpieza de la vejiga (irrigación vesical)

El suero fisiológico es como ya hemos explicado, fácil de hacer, para ello necesitarás:

  • Una botella de vidrio limpia o jarra con tapa
  • Agua
  • Sal de mesa
  • olla con tapa

Disuelve la sal en agua

El primer paso que tenemos que hacer es poner agua a calentar en una olla con una tapa y añadir la sal. Necesitarás 9 gramos de sal por litro de agua o 1 cucharadita de sal por taza de agua

Hierve el agua y la sal

A continuación tienes que hervir el agua y la sal durante 15 minutos con la tapa puesta (será bueno que programes una alarma.

Enfría el suero

Una vez hayan pasado esos 15 minutos, apaga el fuego y aparta la olla para que se enfríe a temperatura ambiente.

Pasa a un frasco

Vierte con cuidado la sal y el agua (solución salina normal) de la olla a un frasco y coloca la tapa.

Hacer suero fisiologico pasos

Suero como enjuague

Si has hecho el suero fisiológico para usarlo como enjuague bucal, puedes simplemente disolver la sal en agua muy caliente. Es posible que incluso desees agregar una cucharadita de bicarbonato de sodio,

Para una solución estéril, disuelve la sal en agua hirviendo. Mantén la solución estéril colocando una tapa en la olla. para que no entren microorganismos en el líquido o en el espacio aéreo a medida que la solución se enfría.

Esteriliza los recipientes

Será bueno añadir que es siempre aconsejable dispensar la solución estéril en recipientes estériles. Esteriliza los recipientes hirviéndolos o tratándolos con una solución desinfectante, como el tipo que se vende para elaborar cerveza en casa o hacer vino. Es una buena idea etiquetar el recipiente con la fecha y descartarlo si la solución no se utiliza en unos pocos días. Esta solución podría usarse para tratar nuevos piercings o para el cuidado de heridas. Es importante evitar contaminar el líquido, por lo que lo ideal es hacer la misma solución cuando la necesites, deja que se enfríe y desechar el líquido sobrante. La solución estéril seguirá siendo adecuada para uso de laboratorio durante varios días en su contenedor sellado, pero debes esperar cierto grado de contaminación una vez que se abra.

Suero fisiológico: algunos puntos importantes

  • Es muy importante usar sólo el suero fisiológico casero cuando está fresco. Las bacterias pueden crecer en esta solución salina y causar infecciones.
  • Usa un frasco de vidrio limpio o una botella que se haya lavado recientemente en un lavaplatos con agua jabonosa muy caliente.
  • No bebas la solución.
  • Desecha la solución si está turbia o si se ve sucia.
  • Mantén el suero en una botella o un vaso durante un máximo de 24 horas. Deseche cualquier solución no utilizada, lave el recipiente y cree una nueva solución.
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?