Escrito por

Por qué tengo flujo rosado: causas

En otros artículos ya hemos abordado qué tipos de flujo puede tener una mujer incluso cuando hay un retraso de la menstruación. Hoy nos centraremos en los motivos o las causas por las que una mujer puede llegar a tener el flujo rosado. Muchas veces desconocemos el por qué de un tipo de flujo, pero en este artículo te explicaremos todo lo que debes saber sobre flujo rosado antes y después de periodo, las causas de su aparición y si es o no peligroso para la mujer. Seguro que después de leerlo comprendes mejor cómo funciona tu cuerpo durante el ciclo menstrual y sabrás distinguir cuándo debes ir al ginecólogo y cuando entra dentro de la normalidad.

Las causas del flujo rosado

El flujo vaginal suele ser, por norma general, de color blanco o transparente. Estos colores, a grandes rasgos, indican que gozamos de buena salud. Lo contrario, por ende, significaría que la mujer está pasando por algún tipo de infección y/o enfermedad. Cerca del 30% de las mujeres han tenido un flujo de color rosado alguna vez. Por tanto, podría decirse que aunque no es habitual, sí puede pasar que en algún momento de nuestra vida como mujer nos encontremos con este tipo de flujo.

Los motivos por los que este flujo rosado aparece difieren dependiendo de en qué etapa estamos. Lo más frecuente es que este flujo rosado lo cause un sangrado que aparece durante el periodo menstrual. Debemos tratarlo con normalidad si se produce durante nuestro periodo. La misma actitud debe aplicarse si estamos en nuestro primer trimestre de gestación o si acabamos de dar a luz o nos estamos recuperando del parto todavía. Cabe destacar que si durante la ovulación o la implantación del óvulo observamos un flujo rosado no se trata de algo negativo, sino de una reacción de nuestro cuerpo totalmente normal.

¿Es peligroso tener flujo rosado?

No obstante, hay otro tipo de causas por las que puede llegar a aparecer este flujo rosado que no son tan alentadoras. Por ejemplo, este flujo rosado puede indicar infección vaginal, trastorno hormonal, cáncer, enfermedad inflamatoria… Precisamente por este motivo lo que te recomendamos es que si persiste más allá del periodo menstrual y durante un periodo de tiempo considerable, vayas al ginecólogo. Lo mejor en estos casos es prevenir y, para ello, desde embarazo10.com siempre te recomendamos ponerte en manos del especialista.

También puede darse el caso durante las primeras semanas del embarazo de que aparezca este flujo rosado. Si este fuese tu caso, te recomendamos que vayas al ginecólogo o al médico lo antes posible, ya que podrías estar teniendo un aborto espontáneo.

Flujo rosado antes del periodo

Los cambios hormonales que se producen en tu organismo no tienen porqué producirse durante los días de periodo o sangrado. Es más, los cambios hormonales se pueden dar a lo largo del ciclo menstrual, sobre todo, durante la segunda mitad del ciclo (entre los días 15 y 28). Por este motivo, en principio no debemos preocuparnos si el flujo rosado aparece antes o después de la regla de manera puntual.

A grandes rasgos, el flujo rosado antes del periodo puede deberse a que se está llevando a cabo el proceso de ovulación, que por el motivo que sea tenemos mucho estrés, que tenemos algún quiste ovárico. De todos modos, si persiste en el tiempo y no se trata de un cambio hormonal puntual, visita a tu ginecólogo por si dicho sangrado o flujo rosado fuese la consecuencia de algún tipo de desajuste hormonal, cáncer de ovarios o alguna enfermedad o infección grave.

Flujo rosado después del periodo

Cuando una mujer tiene el periodo o la regla, resulta de lo más normal que tu cuerpo expulse un flujo de mayor o menor consistencia y de un color marrón oscuro que puede irse aclarando hacia los últimos días del periodo y llegar a ser un flujo rosado. Esto es un procedimiento muy habitual, puesto que el cuerpo debe eliminar sangre acumulada a lo largo de la menstruación pero no siempre lo consigue en los días de menstruación. A veces quedan restos o el cuerpo, por el motivo que sea, tiene que eliminar más sangre acumuladas o incluso bacterias.

La manera de saber si no es un flujo normal post regla es fijarnos en si tenemos otro tipo de síntomas como, por ejemplo, picor, inflamación, dolor al tener relaciones sexuales, dolor al orinar, entre otras posibles molestias. En esos casos es posible que necesites ir al médico o al ginecólogo, que seguro que te verificará que tienes algún tipo de infección o enfermedad y podrá recomendarte pomadas o remedios que acaben con dichas molestias.

También te puede interesar: