Escrito por

Monitorizacion fetal durante el embarazo y parto

La monitorización fetal, o lo que se llama de forma común monitores, permite vigilar los latidos cardíacos fetales así como las contracciones. Puede que tengamos que someternos a ella a lo largo de nuestro embarazo de modo que veamos ahora en Embarazo10 en qué consiste exactamente, cómo se realiza y si conlleva algún tipo de riesgo.

la-monitorizacion-fetal

Monitorizacion fetal

El procedimiento de la monitorizacion fetal suele hacerse generalmente a partir de la semana 38 del embarazo aunque en general suele ser en la semana 40 del embarazo. Normalmente se realiza para poder constatar que todo en la recta final del embarazo está correcto y que no hay riesgo alguno. Muchas mujeres que “salen de cuentas” a partir de la semana 40 suelen someterse a una monitorización fetal diaria para comprobar que el bebé está bien antes de que nazca ya sea de manera natural, o por un parto inducido.

que-es-monitorizacion-fetal

De todos modos no es algo exclusivo de las últimas semanas del embarazo por algo “malo”. De hecho, Si ya has estado embarazada recordarás la primera vez que te pusieron los monitores, en una sala donde otras embarazadas pasan la  misma prueba. Es un momento emocionante ya que el parto está cercano y es una ocasión muy especial donde van a registrar la frecuencia cardiaca fetal así como las contracciones.

Hay dos formas de hacer la monitorización fetal, la externa y la interna en el útero.

El control de monitores externo

Este método utiliza un dispositivo para escuchar y grabar los latidos del corazón del feto a través de su vientre (abdomen). Un tipo de monitor es un dispositivo de ultrasonido. A menudo se utiliza durante las visitas prenatales para contar la frecuencia cardíaca fetal.

07024_02X

También se puede utilizar para comprobar la frecuencia cardíaca fetal durante el parto. El médico también puede comprobar la frecuencia cardíaca fetal continua durante el parto y el nacimiento. Para ello, el transductor de ultrasonido se sujeta al vientre. Envía los sonidos del corazón del feto a una computadora. La tasa y el patrón de la frecuencia cardíaca fetal se muestran en una pantalla y se imprimen en papel.

En una sala la embarazada se apoya sobre una camilla, ha de llevar ropa cómoda que no le oprima.  Se pone un cojín bajo la cadera derecha para desplazar el útero hacia la izquierda. Se conectarán unos electrodos sensibles que están conectados a los monitores. Estos electrodos se colocan sobre el abdomen junto a un gel conductor. También a veces se coloca una banda elástica o cinturón que es lo que medirá la frecuencia cardíaca.

Estos electrodos pueden percibir la actividad cardíaca fetal (FCF), así como la presencia o ausencia de contracciones uterinas.

Los monitores pueden reflejar la frecuencia de las contracciones y cuanto tiempo duran pero no reflejan su intensidad si son más o menos dolorosas.

Por lo general los resultados de este examen son continuos y se imprimen o aparecen en una pantalla de ordenador.

Estos datos permiten visualizar al médico si el patrón que se observa del latido del bebé es sano y si el bebé está tolerando bien las contracciones. Si hiciera falta se recurriría a la observación fetal interna. El monitoreo fetal es una herramienta´que permite medir el bienestar fetal y el progreso del las contracciones.

Si no  se detecta la actividad cardiaca fetal después de 30 o 40 minutos, se le da a la embarazada una bebida o algo de comer para estimular la actividad fetal. Otras veces se usa la estimulación acústica para enviar sonidos al feto.

El control de monitores interno

Si el médico o comadrona cree necesario observar los latidos del bebé más de cerca se recurrirá al control de monitores interno.

Internal Fetal Monitoring

Este control solo se da cuando se ha roto aguas y el cuello del útero ha dilatado.  Un pequeño electrodo se fija en la cabeza del bebé. También se hace un examen vaginal y se coloca una sonda delgada en forma de dispositivo de vigilancia dentro del útero. De esta forma se puede medir el bienestar fetal y las contracciones.

loadInifniteAdd(44636);

El cable que se utiliza va desde el feto a través del cuello uterino. Está conectado al monitor. Este método da mejores lecturas, porque cosas como el movimiento no afectan a la misma. Pero sólo puede hacerse si el saco lleno de líquido que rodea al feto durante el embarazo (saco amniótico) se ha roto y se abre el cuello del útero. Tu médico puede usar control interno cuando la vigilancia externa no está dando una buena lectura. O el médico puede utilizar este método para ver más de cerca el feto durante el parto.

Durante el parto, el médico observará las contracciones uterinas y la frecuencia cardíaca fetal. Su proveedor señalar con qué frecuencia usted está teniendo contracciones y cuánto tiempo dura cada uno. Debido a que la frecuencia cardíaca fetal y las contracciones se registran al mismo tiempo, estos resultados pueden ser miraron entre sí y se comparan.

También este tipo de monitorización sirve para comprobar la presión en el interior de su útero mientras se hace el monitoreo cardíaco fetal interno. Para hacer esto, él o ella pondrá un tubo delgado (catéter) a través de su cuello uterino y en el útero. El catéter enviará lecturas de la presión uterina a un monitor.

¿Que voy a sentir cuando  me realicen la monitorización fetal?

fetal-monitoring_1

Monitores externos.

  • Estarás tumbada un rato, puede ser mayor o menor dependiendo de si se detecta bien la actividad cardíaca del bebé.
  • El gel que te ponen te dará una sensación de frío.
  • Es posible te puedas sentir algo nerviosa, tu médico o comadrona te informará para ir tranquilizándote.

Monitores internos

  • Puedes sentir molestias leves al introducir el electrodo a través del cuello el útero

Valores de la monitarización fetal

equip1

Valores normales

Los valores normales muestran una frecuencia cardíaca fetal entre 120 y 160 latidos por minuto. Estos resultados son una señal de que el bebé no está en peligro.

loadInifniteAdd(44637);

El latido del corazón puede variar desde 5 a 25 latidos por minutos desde la línea base (normal). Un aumento por encima de la línea base con los movimientos fetales es positivo.

La frecuencia cardiaca fetal puede disminuir ligeramente con una contracción, esto es normal siempre y cuando la frecuencia cardíaca fetal se recupera rápidamente.

Valores anormales

La monitorización fetal puede detectar una serie de situaciones anormales durante el embarazo.

  • Reducción del flujo sanguíneo hacia el bebé (comprensión de la médula)
  • Bloqueo de las señales eléctricas en el músculo del corazón, causando un latido del corazón alterado. Bloqueo cardíaco fetal
  • Posición incorrecta del bebé.
  • Hay poco oxigeno para el bebé, hipoxia fetal potencial
  • Infección, aunque no puede diagnosticarla puede dar pistas de la presencia de una infección
  • Insuficiente intercambio de oxigeno entre útero y placenta
  • Sufrimiento fetal
  • Desprendimiento de placenta
  • Anemia severa del feto

¿Cuáles son los riesgos de monitoreo cardíaco fetal?

La radiación no se utiliza para esta prueba. El transductor usualmente no causa molestia.

monitorizacion-fetal-riesgos

Eso sí, la embarazada puede encontrar los cinturones elásticos que mantienen los transductores en lugar un poco incómodos. Pero estos pueden ser reajustados según sea necesario.

Por otro lado, debes permanecer quieto durante algunos tipos de monitoreo de la frecuencia cardíaca fetal. Es posible que tengas que permanecer en cama durante el parto.

loadInifniteAdd(50325);

Con el monitoreo interno, la embarzada puede llegar a tener una ligera molestia cuando el electrodo se coloca en el útero.

Los riesgos de control interno incluyen la infección y hematomas en el cuero cabelludo de su feto o de otra parte del cuerpo.

Una mujer embarazada, no debe tener control de la frecuencia cardíaca fetal interna si es VIH positivo. Esto se debe a que puede transmitir la infección al feto.

Además, puedes tener otros riesgos dependiendo de tu estado de salud específico. Asegúrate de hablar con tu médico sobre cualquier inquietud que tengas antes del procedimiento.

Si deseas poder conocer más sobre las pruebas que puede que os hagan durante el embarazo, tenemos este otro post que sin duda, será de vuestro interés:

Embarazo10.com

Newsletter