Escrito por

Cómo debe ser el flujo vaginal de una embarazada

El flujo vaginal es algo habitual en la mujer, sobre todo cuando está a punto de tener el periodo, pero también puede aparecer cuando están embarazadas de modo que de ello queremos hablaros a continuación ya que hemos de estar atentas, no vaya a ser algo indicativo que deba ser tratado medicamente. En Embarazo10 os explicamos cómo debe ser el flujo vaginal de una embarazada.

como-debe-ser-flujo-vaginal-de-las-embarazadas

Características del flujo vaginal de una embarazada

El flujo vaginal de las embarazadas suele ser blanquecino (o lechoso), además de fino y sin olor (o con un olor muy suave).

De este modo, si se presenta con algún otro color, como amarillo o verde, o  es más espeso y tiene un olor fuerte, es mejor que consultemos a nuestro médico ya que puede tratarse de una infección vaginal que es mejor que tratemos cuanto antes.

No te alarmes si notas que has tenido un poco de flujo. Comprueba como te decimos su color, y piensa que debido al embarazo tu vagina debe “trabajar” más para mantener el cuello del útero húmedo y saludable.

A veces el calor del cuerpo provoca que haya una descarga de flujo y que además sea una gran cantidad, lo que sin duda puede llegar a alarmarnos, pero solo si lo notas muy denso, o si tiene un color extraño, o huele mal o hace que tu vagina tenga picazón o irritación, debes consultar a tu médico ya que puede que hayas contraído una infección.

¿Es normal notar un flujo amarronado o rosado durante el embarazo?

Cuando estamos embarazadas, es importante estar atentas a todo lo que pase en nuestro cuerpo, incluyendo la presencia de flujo vaginal

Tras hablaros de los distintos tipos de flujo vaginal, podemos añadir que siempre será signo de alerta aquel de color amarillo y con olor, pero ¿qué pasa si es amarronado y rosado?.

Podemos decir entonces que también en este caso es necesario que consultes a tu obstreta ya que denota un cambio en tu flujo e incluso el color rosado, podría deberse a la presencia de sangre.

Flujo vaginal con sangre

El flujo con sangre puede ser alarmante, y más al estar embarazadas, pero lo cierto es que una pequeña cantidad no significa que pase nada malo, quizás tenga relación con el anteriormente mencionado, tapón mucoso.

Razones para el flujo vaginal con sangre

Si notas un poco de flujo vaginal con sangre en algunas de las etapas del embarazo, puede que se deba a algunos de estos motivos:

  • Se puede deber a la implantación del saco gestacional durante el primer trimestre (que suele producirse cerca de la fecha en la que sin embarazo se habría producido la menstruación).
  • Quizás hayas mantenido relaciones sexuales y por ello has manchado un poco.
  • Puede que tengas el cuello interino inflamado.
  • Puede que esté relacionado también con los cambios hormonales que se suelen producir durante el embarazo.

Estas serían las razones más comunes para casos nada grave en los que aparezca flujo vaginal con algo de sangre, pero pueden darse casos más graves.

Piensa que para los casos que son realmente graves, que expulses algo de sangre (y más en el tercer trimestre) puede estar relacionado con un aborto, ya sea espontáneo o también un embarazo ectópico.

Cómo tratar el flujo vaginal con sangre

El médico te evaluará y te dirá si lo que te pasa es grave o no, de hecho puede que te realice una ecografía de control.

Por otro lado, puede darse el caso que durante un tacto vaginal, que se realizan para controlar la dilatación en la última fase del embarazo, aparezca un pequeño sangrado.

loadInifniteAdd(44636);

En principio no habría problema o nada grave ocurriría, aunque si el sangrado aumenta o no cede en un plazo de tiempo corto es fundamental que te visite tu obstreta.

Si cuando estás en la semana 37 de embarazo, se dan cambios en el flujo, tanto en la cantidad como en el color (sobre todo si tiene un poco de sangre), es urgente que llames al médico ya que puede deberse a un parto prematuro.

El tapón mucoso durante el embarazo

Si en cambio no tienes esos síntomas y es solo un poco de flujo, piensa que tu cuerpo funciona y que hace lo que debe hacer, protegerse ante bacterias y además prepararte a ti para el futuro parto.

Eso sí si ya estás en un estado del embarazo bastante avanzado, puede que se deba a la perdida del conocido como tapón mucoso, de modo que es mejor también que lo consultes con tu médico

Puede que incluso hayas manchado con un poco de sangre aunque no debes asustarte, consulta a tu médico y ya verás como te anuncia que tu cuerpo ya se está preparando para el momento de dar a luz.

Flujo vaginal durante el embarazo para evitar infecciones de orina

Puede que te diagnostiquen una infección tras analizar tu flujo vaginal y de ser así será una infección “por levaduras” o vaginitis.

loadInifniteAdd(44637);

La levadura viva en tu cuerpo y en tu vagina todo el tiempo, pero el embarazo crea las condiciones perfectas para que se pueda reproducir con cierta facilidad. Y si lo hace, vienen entonces los síntomas entre los cuáles estará la presencia de un flujo vaginal denso de color amarillento, o verdoso, y que además tiene cierto olor desagradable.

Pero no debes preocuparte ya que tiene tratamiento y solución y aunque el médico te recomendará los mejores remedios, debes cambiar con frecuencia de ropa interior, e ir sin ella cuando estés en casa, de modo que puedas mantener la zona ventilada y libre de más bacterias.

Flujo vaginal o leucorrea como síntomas del embarazo

flujo-vaginal-embarazo

Cabe señalar además, que la leucorrea es similar a la secreción vaginal que la mujer puede experimentar entre períodos, solamente que algo más pesada.

Su presencia, aunque nunca especialmente agradable, es normal durante todo el embarazo, ya que en realidad, sirve para proteger el canal del parto de la infección y mantiene un equilibrio saludable de bacterias en la vagina.

También puedes observar que cambia de color como ya he mencionado. Si es algo rosado no es señal de alerta, o no tan preocupante como si fuera de color amarillento, verdoso o de una textura gruesa  y con un mal olor.

Por otro lado, la leucorrea es uno de los primeros síntomas del embarazo, de modo que si notas que tienes flujo vaginal y es blanco y sin olor, no debes preocuparte. Es más, puede que incluso notes como la cantidad de flujo va en aumento a partir de la semana 13 de embarazo, justo cuando comienza el segundo trimestre y también hacia el final del embarazo.

loadInifniteAdd(50325);