Cómo vivir un buen embarazo sin dejar de entrenar

Hacer ejercicio durante el embarazo ayuda a las futuras madres a combatir las náuseas o la ciática y puede llegar a acortar hasta en 50 minutos el tiempo del parto, ¿lo sabías?

Siempre se ha pensado que cuando se está embarazada no se tiene que hacer muchos esfuerzos, y menos seguir una rutina de entrenamiento, pero, todo lo contrario. Hacer deporte durante el embarazo no está contraindicado. Y no solo eso, sino que es buenísimo si lo haces correctamente.

El ejercicio regular y el bajo impacto, como, por ejemplo, los ejercicios de suelo pélvico, durante el embarazo ayudan a sentirte bien. Además, proporciona energía y ayuda a aumentar el peso preciso para el cuerpo.

Ejercicios recomendados durante el embarazo

Cada vez son más las mujeres que deciden seguir con su entrenamiento durante el embarazo, y muchas de ellas lo hacen visible para romper con ese tabú que rodea este mito.

Por lo tanto, si eres una persona con una rutina de entrenamiento y estás embarazada no abandones esa rutina. Cometerías un grave error.

Habla con tu médico sobre la práctica de ejercicio durante el embarazo y coméntale tu deseo de querer seguir y él te guiará y te explicará cómo hacerlo.

No obstante, a lo largo de este post te vamos a dar algunos consejos para tener un buen embarazo sin dejar de entrenar.

Tipos de ejercicio durante el embarazo

1. Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel son ideales para fortalecer el suelo pélvico, ya que tonifican los músculos en el piso pélvico. Unos músculos pélvicos fuertes te ayudarán a pujar durante el parto y reducirán el riesgo de la pérdida de orina más adelante.

2. Caminar

Caminar siempre ha sido el ejercicio perfecto por excelencia. Da igual en qué etapa de tu vida te encuentres, que caminar siempre es una de las mejores soluciones para mover el cuerpo.

Por lo que durante el embarazo no podía ser menos. Es un ejercicio excelente porque causa poco impacto en el cuerpo y se puede practicar en cualquier sitio. Trata de caminar a paso firme durante 20 o 30 minutos al día o al menos 3 veces por semana.

3. Nadar

Este ejercicio también es un ejercicio maravilloso durante el embarazo porque el agua sostiene el peso del cuerpo y se trabajan muchos músculos diferentes. Puede ser más cómodo para la espalda que otros tipos de ejercicio.

4. Yoga

Las clases de yoga pueden ayudarte a mantener tus articulaciones ágiles y mantener una buena flexibilidad.

Además, también puede ayudarte a manejar mejor el estrés y el dolor. Practicar yoga durante el embarazo te aportará muchos beneficios para la salud, entre ellos:

  • Fortalecer los músculos.
  • Aumentar la flexibilidad.
  • Mejorar la relajación.
  • Estimular la circulación sanguínea.
  • Ayudar a mantener una presión arterial sana.
  • Incluso puede enseñarte técnicas para ayudar a las mujeres a permanecer calmadas durante el parto.

No obstante, a medida que avance el embarazo hay que considerar algunas posiciones para no dañar al feto, como, por ejemplo, acostarse boca abajo.

5. Aeróbicos de bajo impacto

En los ejercicios aeróbicos de bajo impacto, al menos un pie se mantiene sobre el suelo todo el tiempo.

Este tipo de ejercicio tiene muchos beneficios, entre ellos:

  • Fortalece el corazón y los pulmones.
  • Ayuda a mantener el tono muscular y el equilibrio.
  • Limita el estrés en las articulaciones.

Algunas clases están diseñadas especialmente para mujeres embarazadas. Además, estas clases pueden ser una buena forma de conocer a otras personas y entrenar con un instructor que esté calificado para cumplir con las necesidades específicas de una mujer embarazada.

El ejercicio puede beneficiar la salud mental y física de una mujer durante el embarazo, y puede darle al recién nacido un inicio más saludable.

A pesar de esto, los estudios afirman que sólo aproximadamente el 40 por ciento de las mujeres embarazadas hacen ejercicio.

Se recomienda al menos 150 minutos a la semana de actividad física aeróbica de intensidad moderada, durante y después del embarazo.

Llevar una rutina deportiva, y una alimentación saludable te ayudará a llevar un buen embarazo.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar