Cómo conseguir la baja por embarazo y cuándo pedirla

¿Sabes cómo conseguir la baja por embarazo y cuándo pedirla? Muchas mujeres necesitan cogerse la baja por embarazo antes de lo esperado, ya sea por que no se encuentran en condiciones por trabajar, por los posibles riesgos que pueden suponer distintos trabajos, por una amenaza de aborto, entre tantas y tantas posibilidades. En cualquier caso […]

¿Sabes cómo conseguir la baja por embarazo y cuándo pedirla? Muchas mujeres necesitan cogerse la baja por embarazo antes de lo esperado, ya sea por que no se encuentran en condiciones por trabajar, por los posibles riesgos que pueden suponer distintos trabajos, por una amenaza de aborto, entre tantas y tantas posibilidades. En cualquier caso vas a necesitar que sea el médico, la mutua o el INSS quien te revise para que pueda valorar la posibilidad de la baja. A continuación, te contamos toda la información necesaria.

Cuándo pedir la baja por embarazo

Cuando pedir la baja por embarazo

Aunque podríamos decir que la solicitud de la baja por embarazo habrá que pedirla en el momento en el que ya no puedas trabajar más o debas hacerlo por prescripción médica, cabe señalar que como «medida oficial», o «de referencia», la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia elaboró una tabla con las distintas semanas de embarazo en relación al trabajo que se desempeña y cuándo es mejor pedir la baja.

De este modo, os mostramos a continuación dicha tabla para que sepáis más o menos cuando tenéis que solicitar la baja por embarazo. Cabe añadir que en función del trabajo y los valores señalados, en el caso de que se trate de un parto múltiple la baja se puede llegar a adelantar entre dos y tres semanas, teniendo en cuenta también la actividad que realicemos.

Pedir la baja por embarazo en la semana 37

  • En esta semana puedes pedir la baja por embarazo si tu trabajo no requiere de una gran actividad física. Si por ejemplo trabajas en una oficina sentada.
  • Trabajos en los que estés de pie menos de cuatro horas o un tiempo inferior a los treinta minutos de hora.
  • Cuando tienes un trabajo en el que no tienes que agacharte por debajo de la rodilla menos de dos veces cada hora.
  • Que no estés subiendo escaleras cuatro veces cada turno.
  • Trabajos en los que no estés cogiendo peso o un mínimo de cinco kilos menos cuatro veces por turno.

Pedir la baja por embarazo en la semana 30

  • Es mejor pedir esta baja si tu trabajo requiere de que estés de pie sin descansar más de media hora cada hora.

Pedir la baja por embarazo en la semana 26

  • Éste es el momento de pedir la baja si tienes un trabajo en el que tienes que agacharte entre dos y nueve veces cada hora.
  • Si estás subiendo escaleras cuatro veces, o más, cada turno.
  • Si cargas peso (menos de 5 kilos entre cuatro o más veces por cada turno o de 5 a 10 kilos entre menos de cuatro veces cada turno).

Pedir la baja por embarazo en la semana 22

  • Es recomendable solicitar la baja en esta semana si pasamos más de cuatro horas al día seguidas de pie.

Pedir la baja por embarazo en la semana 18

  • Es recomendable pedir la baja en esta semana si tu trabajo requiere que te agaches más de diez veces cada hora.
  • Cuando tienes que cargar peso de más de diez kilos cuatro o más veces cada turno.

Éstas serían las directrices que marcan el cuándo pedir la baja por embarazo en función de la semana y el trabajo que desarrollemos, pero como ya he mencionado antes, pueden influir otros factores.

Cuánto dura la baja maternal y la baja paternal en 2020: las nuevas propuestas

la-baja-maternal-y-paternal

Junto al hecho de saber cuándo es mejor solicitar la baja por embarazo, tenemos que decir que además de la baja maternal, existe además la baja por paternidad la cual se ha ido ampliando desde hace años, de modo que será bueno estar al día de cuánto dura ambas bajas.

Según se aprobó en la ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE), la baja paternal amplía en una semana su duración, de modo que todos aquellos que vayáis a ser padres durante el 2020 podréis disfrutar de un permiso de doce semanas de baja y se prevé que en 2021 aumenten a 16 semanas de baja, igualándose al permiso de maternidad.

Durante el 2020, la madre seguirá teniendo más semanas de permiso de maternidad que el padre. En total, son 16 las semanas que se pueden tener como baja maternal ampliables a dos semanas más por hijo, en caso de parto múltiple a partir del segundo niño. Es la madre quien escoge cómo distribuir este período que puede ser antes o después del parto. Como mínimo han de ser 6 semanas después del parto para poder descansar, las otras 10 pueden estar repartidas. Esta baja maternal se puede tener en régimen de jornada completa o también a tiempo parcial si el empresario y trabajador tienen un acuerdo.

No hace falta que madre y padre establezcan el mismo periodo de tiempo para sus respectivas bajas, es decir, que las hagan de manera simultánea. De este modo, las parejas pueden agotar primero la baja maternal de 16 semanas y luego el padre puede tomarse sus cinco semanas de baja, llegando a un total de 21 semanas entre ambos progenitores.

Factores que pueden influir para pedir la baja por embarazo

Además de lo mencionado, cuando estás embarazada y trabajas con la misma postura durante toda la jornada laboral, ya sea sentada o de pie, o tienes que levantar regularmente peso, es mejor que controles tu cansancio y el riesgo que puedes estar teniendo.

De este modo podemos establecer estos factores «de riesgo»:

  • Pasar muchas horas de pie: Si pasas trabajando un mínimo de tres horas o más de la mitad de una jornada laboral (completa) puedes estar en factor de riesgo y más si sufres de varices (que se pueden tratar además con medias de compresión.
  • Pasar muchas horas sentadas: De la misma manera pasar muchas horas sentada en el trabajo puede ser un riesgo en el embarazo ya que nos puede provocar una lumbalgia (algo recurrente en muchas embarazadas en la recta final de su embarazo).
  • Estar levantando peso: Muchas veces pensamos que coger un poco de peso no es un riesgo para el embarazo, pero si estamos cogiendo en nuestro trabajo de manera regular un peso de unos tres kilos o más, sí que puede suponer factor de riesgo.
  • Tener estrés: Si además de estar embarazada, te han diagnosticado estrés tienes riesgo de padecer un parto prematuro de modo que es mejor solicitar la baja y consultar con el médico cuando es mejor hacerlo.
  • Sentirse cansada: Tener una jornada laboral que se resuelva en que acabes cansada significa que tengas que solicitar la baja porque puedes estar en riesgo. Otra opción es que puedas tomar una siesta al mediodía.

Varios estudios señalan que las mujeres que pasan más de 40 horas semanales trabajando corren el riesgo de que al dar a luz el bebé nazca con un cabeza que tenga un centímetro menos y un peso más bajo que los bebés nacidos de mujeres que trabajan 25 o menos horas semanales.

Debido a como está regulada la baja por maternidad, muchas mujeres embarazadas prefieren guardarse los días de vacaciones y otros días festivos para unirlos al permiso de maternidad, pero es mejor que valores tus opciones preparto y que solicites el permiso o baja que te corresponde en el momento en el que pienses que ya no puedes seguir adelante con el embarazo y el trabajo a la vez.

Cómo conseguir la baja por embarazo

Muchas veces cuando estás de más de 30 semanas y recurres al médico solicitando la baja te pueden dar la baja maternal, sin embargo si está justificado, puedes pedir la baja convencional para que no te reste días del período de baja maternal.

En este sentido no podrás elegir qué baja solicitar, ya que debe ser el médico quien valore tu estado y en función de si estás o no cercana al parto, te recomendará la mejor opción. De todos modos, no dudes en consultar además en la Seguridad Social o el INEM (ahora SEPE) para que te expliquen qué diferencias hay entre los distintos tipos de bajas, algo que nosotros también te contamos a continuación.

Diferencias entre la baja maternal, la baja convencional y la baja por riesgo en el embarazo

La diferencia fundamental es que si la mujer necesita la baja por motivos médicos (sufrir una gripe, incapacidad para trabajar por molestias en la espalda, que ha sufrido una caída, que has tenido pérdidas y te han recomendado reposo) o cualquier otra patología,  el médico si lo considera necesario cursa la baja como a cualquier otro trabajador que lo necesite, más teniendo en cuenta que la mujer está embarazada.

Esto no computa como baja maternal sino como una baja normal.

A tener en cuenta el trabajo

Es importante destacar que hay trabajos que por sus condiciones son más susceptibles de generar bajas médicas en caso de embarazo, como líneas aéreas o trabajos que requieren estar mucho tiempo de pie o esfuerzo físico. Es el médico quien valorará escuchando a la paciente y examinando su patología si está incapacitada temporalmente para trabajar.

Por otro lado, si una mujer embarazada va al médico pidiendo la baja porque está cansada o molesta y el médico no considera que tenga condición médica que le imposibilite trabajar, le dirá de tomarse la baja maternal que son 16 semanas. De ellas 6 han de ser después del  parto. En este caso lo que la mujer se tome si se descuenta del total.

La baja por riesgo en el embarazo

La baja por riesgo en el embarazo se relaciona con problemas por riesgo de aborto o parto prematuro o porque la mujer en su trabajo tenga unas condiciones que puedan afectar el embarazo (exceso de ruido, humos, temperatura tener que cargar peso o que haya productos tóxicos). Es evidente que si una mujer trabaja en una mina o en una fábrica donde se usan productos químicos pueda tener más riesgos que si trabaja en una oficina.

Ni la baja convencional, ni tampoco la de riesgo en el embarazo restan días o semanas a nuestra baja maternal. 

Esta baja es la que se produce cuando el bebé ha nacido, aunque si lo queremos, a partir del octavo mes de embarazo ya podemos solicitarla, restando luego cuando hayamos dado a luz, los días que hayamos consumido previamente. Esta baja no te la da el médico de cabecera sino el instituto nacional de seguridad social o la mutua de tu empresa.

Cuándo se solicita

Tienes que solicitar la baja si tu trabajo te exige un esfuerzo que pueda afectar la buena marcha del embarazo. Se solicita a partir de la semana 20 el embarazo, pero si trabajas en empresas donde hay productos tóxicos la puedes pedir desde el primer día. Sin embargo si tu trabajo es de secretaria o auxiliar administrativa y estás sentada casi toda tu jornada laboral es probable que no observen riesgo para tu embarazo.

La baja por riesgo en el embarazo se solicita en el Instituto nacional de seguridad social o tu mutua de empresa. Es posible que tengas que preguntar con quién tiene contratada la empresa este tipo asuntos, si es con una mutua deberás dirigirte a la mutua, si es con la seguridad social tendrás que rellenar los impresos y entregarlos.

El derecho al subsidio será desde el mismo día que se inicia la baja por riesgo de embarazo y la cuantía es del 100 % de la base reguladora.

La baja laboral por enfermedad o incapacidad temporal

Se origina cuando un trabajador tiene una incapacidad transitoria para trabajar debido a un problema de salud que precisa asistencia sanitaria.

Una mujer embarazada puede sufrir enfermedades comunes y también trastornos propiciados por su embarazo que la lleven a solicitar la baja por enfermedad: Dolores de espalda recurrentes, ciáticas que le hacen difícil trabajar, malestar en las piernas si ha de pasar muchas horas de pie, tensión baja que puede hacer que tenga mareos. Otra afección importante es si hay amenaza de aborto.

Dónde se solicita la baja

Como es normal, la baja laboral se solicita al médico de cabecera que examinará a la paciente y si lo considera necesario firmará la baja.

Si la persona cumple los requisitos para acceder a la prestación recibirá el subsidio por incapacidad temporal. Se empieza a cobrar desde el 4 día de baja médica el 60% del sueldo hasta el día 20 de baja. A partir del 21 día de baja en adelante será el 75%. Si tu empresa tiene mutua puedes incluso cobrar el 100%.

¿Cuánto dura la baja maternal?

Como ya hemos mencionado una vez solicitada, la baja maternal tiene una duración de 16 semanas ininterrumpidas, es decir, cuatro meses, que además pueden ser ampliables en caso de parto, adopción o acogimiento múltiple, de discapacidad y de hospitalización del recién nacido. El período de descanso se podrá disfrutar en régimen de jornada completa o tiempo parcial.

En el caso que se dé un parto, la baja se puede alargar si los dos progenitores, padre y madre trabajan y la madre puede decidir que el otro progenitor tenga una parte determinada e ininterrumpida del período de descanso posterior al parto, de forma simultánea o sucesiva con el de la madre.

Qué pasa en caso de adopción

Si hay un caso de adopción y/o acogimiento, si los dos progenitores trabajan, el período de suspensión se distribuirá a opción de los interesados, que podrán disfrutarlo de forma simultánea o sucesiva.

Cuando se produzca una adopción internacional, cuando sea necesario el desplazamiento previo de los progenitores al país de origen del adoptado, el período de suspensión, previsto para cada caso en el presente apartado, podrá iniciarse hasta cuatro semanas antes de la resolución por la que se constituye la adopción.

¿Qué pasa si la madre no ha cotizado los días necesarios?

Puede que al dar a luz, la madre sea trabajadora y cumpla los requisitos (que vemos a continuación) para solicitar la baja maternal aunque no haya cotizado los días mínimos que se piden. En ese caso, el subsidio no contributivo que recibirá la madre será de 42 días naturales a partir del día de parto, que aumentará en 14 días naturales en los casos de nacimiento de hijo:

  • Cuando se trata de una familia numerosa.
  • En el caso de una familia monoparental.
  • Parto múltiple.
  • Cuando la madre o el hijo estén afectados de discapacidad en un grado igual o superior al 65 por ciento.

El incremento de la duración es único, sin que proceda su acumulación cuando concurran dos o más circunstancias de las señaladas.

Requisitos para solicitar la baja maternal

Mother's love. Cute baby 6 month with mother.

  • Que sea afiliada y en alta o en situación asimilada de alta.
  • Tener cubierto un periodo de cotización de 180 días dentro de los 7 años inmediatamente anteriores a la fecha del parto o al inicio del descanso o, alternativamente, 360 días cotizados a lo largo de su vida laboral.

A pesar de ello, dicho período mínimo es gradual, y puede variar en función de la edad para los trabajadores que causen prestaciones por maternidad:

  • Menores de 21 años: no se exige periodo mínimo de cotización
  • Cumplidos 21 años y menor de 26: se han de cumplir 90 días cotizados dentro de los 7 años inmediatamente anteriores a la fecha del inicio del descanso o, alternativamente, 180 días cotizados a lo largo de la vida laboral.
  • Mayor de 26 años: 180 días dentro de los 7 años inmediatamente anteriores al momento del inicio del descanso o, alternativamente, 360 días cotizados a lo largo de su vida laboral.

¿Y las madres que trabajan por su cuenta?

Las mamás que trabajan por cuenta propia también tienen derecho a la baja por maternidad, un derecho que se venía reclamando durante mucho tiempo y que al final se ha conseguido. En este caso, el proceso para coger la baja es algo diferente, así como también lo será la prestación que vamos a percibir.

En el caso de la baja por riesgo en el embarazo, ésta computará como una baja laboral corriente para que no nos toquen los meses que tenemos de maternidad. Esta baja debemos ir a buscarla al médico de cabeza y luego dirigirnos inmediatamente a la mutua que hemos escogido al afiliarnos en la Seguridad Social. Ellos nos revisarán y acabarán de hacer los trámites para cobrar esta baja.

Cuánto dura

Las mamás por cuenta propia tienen el mismo tiempo de baja que las trabajadoras que trabajan por cuenta ajena, la diferencia está en lo que vas a percibir. Mientras que las trabajadoras por cuenta ajena siempre cotizan por lo mismo y cobran por lo cotizado, las que trabajan por cuenta propia pueden cambiar las cotizaciones y, por motivos económicos, se suele cotizar por menos de lo que en realidad se gana.

Cuánto ganan

Así pues, debes tener en cuenta que en la baja de maternidad ganarás el 100% de lo que tengas establecido, siendo unos 800€ en las cotizaciones mínimas. Así que, si tienes pensado quedarte embarazada, lo mejor que es que acudas a Seguridad Social y te informes de los meses que cogen para sacar lo que cotizas. De este modo, podrás subir la cuota y recibir más cuando estés de baja por embarazo.

Cómo afecta la baja por maternidad en la Declaración de la Renta

La baja por maternidad afecta también en lo que respecta a los impuestos. Sabemos que durante el periodo de baja de 16 semanas de la madre, ésta puede cobrar el 100% de lo que la empresa cotice por ella, que suele coincidir con el sueldo que esté cobrando, pero ¿Cómo afecta a la declaración de la renta?

Hasta este pasado 2018, la prestación de baja por maternidad sí que afectaba a la hora de hacer nuestra declaración de la renta ya que para Hacienda, ésta tributaba de la misma manera que ocurría con la deducción por maternidad de 100 euros al mes o 1.200 euros al año.

Es por ello, que durante todos estos años la baja por maternidad se sumaba a las rentas del trabajo y con ello, muchas mujeres que habían dado a luz se encontraban con la sorpresa de tener que pagar a la hora de hacer la declaración.

Pero desde 2018, el Tribunal Supremo ha fallado en contra de cómo eran las cosas hasta la fecha, de modo que quedará exenta de tributación la prestación por maternidad dado que no deja de ser un beneficio tributario, con carácter general, que amplía su beneficio fiscal de igual manera que las prestaciones que proceden de otros entes públicos, ya sean locales o autonómicos.

De este modo, la baja maternal ya no se deberá declarar en la declaración de la renta, pero no solo eso, sino que además las personas que lo hayan hecho en los años previos a esta resolución, van a poder reclamar lo que pagaron, aunque tan  sólo se puede reclamar la devolución desde la renta 2014 (la que se hizo en 2015. De modo que vamos a poder reclamar las declaraciones de la Renta de 2014, 2015, 2016 y 2017.

Así todas las mujeres que fueron madres en 2014 y tuvieron que tributar su baja maternal, pueden ahora reclamar el importe que pagaron por el IRPF. De igual manera las madres que lo fueron a finales de 2013 y percibieron algunas semanas o meses de prestación en 2014, tendrán esa parte de la prestación exenta de tributar IRPF y también pueden reclamar que les devuelvan lo pagado.

Cuidados durante el embarazo: con baja o sin ella

Con o sin baja, lo que está claro es que la mujer debe cuidarse cuando está embarazada. Vamos a ver algunos buenos consejos para cuidarnos mucho más durante el embarazo:

Las visitas al ginecólogo es algo que no podemos dejar de lado. Si vas por la Seguridad Social, las visitas que te hacen son menos que si vas por una mutua privada, por lo que te aconsejamos que si estás en el primer caso, vayas a ver de tanto en tanto a un ginecólogo privado para asegurarte mes a mes que tu bebé se desarrolla correctamente y que todo va bien.

Las pruebas que te pueden hacer a lo largo del embarazo son ecografías, posibles pruebas de glucosa, amniocentesis, etcétera.

Evita los esfuerzos

Debes evitar todos los esfuerzos posibles por lo que en casa, las tareas del hogar deben quedar en segundo plano. No te preocupes si no las puedes hacer, pues antes es tu salud y la de tu bebé. Además, tu pareja puede ayudarte en ello o bien podéis hacer venir una persona para que os haga las tareas hasta que tú estás de nuevo en condiciones para ello.

Come bien y descansa

Es importante que descanses y duermas todo lo que necesites durante el embarazo. Piensa que tu cuerpo está trabajando por dos, por lo que es normal que te sientas más cansada y tengas más ganas de dormir.

Los complementos alimentarios

Tu médico te indicará si debes tomar algún tipo de suplemento alimentario durante el embarazo. Suelen dar el ácido fólico, ideal para la buena formación del bebé, durante los tres primeros meses de embarazo, pero se recomienda empezar a tomarlo antes de quedarse embarazada.

Acude a las clases de preparación al parto

En los centros médicos podéis encontrar clases de preparación al parto que os pueden resultar una posibilidad fantástica para conocer vuestro cuerpo, vuestras posibilidades de parto, resolver preguntas que tal vez ni si quiera aún os habíais preguntado, conocer todo lo que tiene que ver con la lactancia, si hay ejercicios que os pueden ayudar a prepararos, un largo etcétera. Es una oportunidad fantástica que os recomendamos que no os perdáis, pues también escucharéis a otras madres y os sentiréis acompañadas en un proceso que siempre es novedoso.

Diseña tu plan de parto

En las clases de preparación al parto es muy probable que te propongan que diseñes tu plan de parto, es decir, que sepas qué tipo de parto quieres tener, en qué condiciones, qué persona quieres que te acompañe, si quieres o no epidural, etcétera.

Si deseas poder conocer más sobre la baja durante el embarazo tenemos este otro post que sin duda, será de tu interés:

Curso de Creación Web
¡Aprende a CREAR y MONETIZAR tu sitio web con Tendenzias!
+ 100Mde lectores al año
+ 1.8M de euros
+ 15 años de experiencia
Te ofrecemos nuestra experiencia para que logres montar tu web y comenzar a monetizarla desde cero.
¡Quiero Aprender!
Cómo conseguir la baja por embarazo y cuándo pedirla
4.50 / 5
4.50 - 140 Votos

También te puede interesar

8 Comentarios en “Cómo conseguir la baja por embarazo y cuándo pedirla”

  1. Meritxell Garcia Almodovar dice:

    Estoy de 25semanas estoy de baja por la ss y he tramitado la baja por riesgo laboral y me la han denegado por estar de baja por enfermedad común esto es normal gracias

  2. maria dice:

    Hola yo estoy en la misma situación llevo de baja desde el minuto uno por la seguridad social por embarazo de alto riesgo y la mutua no m cogía por estar de baja por la seguridad social así que ahora estoy de 23 semanas me he dado d alta para tramitar lo d la mutua a ver si me pasan. De todas formas para un derecho que tenemos nos ponen 50.000 pegas que manera d lavarse las manos para pagar menos bajas

  3. Teresa dice:

    Estoy de 10 semanas y mi empresa a enviado el informe de solicitud de baja laboral a la mutua, la mutua me dice que la baja me la darán en la semana 22 de gestación. Culla fecha es una locura por que trabajo en un centro de discapacitados intelectuales gravemente afectados y soy cuidadora y mi puesto no es adaptable. He recurrido y me han dicho que me la van a volver a revisar desde la mutua y no se si conseguiré algo. El caso es que yo u mis compañeras hemos hablado con médicos prevenciónista a y nos han comentado que tendríamos que estar de baja desde el día 1 en el que sabes que estas embarazada por qué trabajamos con personas que en cualquier momento pueden sufrir una crisis o brote, aún así nada de baja inmediata y todo eso sumando en estrés y el miedo que genera estar en esta situación de peligro constante. No es tan fácil te ponen trabas y todo por no pagarte un mes mas y la empresa tampoco ayuda para cuidar a sus trabajadores. Como la respuesta sea la misma que la anterior no se lo que haré. Algún consejo?

    1. Silvia dice:

      Me siento identificada con tus palabras. Soy Trabajadora Social en un Centro Penitenciario, sabes que semana me reconoce la mutua la baja? La 37! 15 dias antes de dar a luz. OLEEEE! En fin…

  4. pili dice:

    Hola en mi caso soy cocinera estoy de 21 semanas de embarazo y la mutua me ha dicho que solicite ya el riesgo en el embarazo, pero mi jefe no me da el justificante de mi puesto, y reconoce q no hay otro puesto dnd ubicarme, llevo tres semanas detrás de q me lo de pero el me da largas ¿q tengo q hacer?

  5. Mari españa dice:

    Yo trabajo en un hotel 6 horas al tajo levantándose y agachandome haciendo habitaciones voy ya de 20 semanas tengo derecho de coger la baja por riego laboral

  6. Silvia dice:

    Mirar la pagina 43 de la SEGO ( Orientaciones para la valoracion de riesgo laboral y la incapacidad temporal durante el embarazo). Poner: SEGO en google. 😉

  7. Lorena Paz Lopez dice:

    Hola. Trabajo en una gasolinera y estoy muchas horas de pie y ademas expuesta a los riesgos de los combustibles. ¿En que semana suelen dar la baja en estos casos? Todavía estoy de pocas semanas, pero la jornada se me empieza ya a hacer un poco pesada. El embarazo me esta causando bastante cansancio y sueño, aunque las nauseas y vómitos los llevo bien.