¿Es el Laxante Miralax seguro para bebés? Alternativas

Embarazo10.com

Si tu bebe sufre de problemas estomacales y estas pensado en como ayudarle, tal vez hayas pensado en darle un laxante en el caso de que este estreñido. Lo primero que deberíamos hacer, antes de nada, es consultarlo con el médico y asegurarnos, lo segundo es seguir leyendo para que conozcas todo sobre el Laxante Miralax.

¿Qué es el Laxante Miralax?

MiraLAX es una marca de un compuesto universal llamado polietilenglicol 3350. El polietilenglicol tiene propiedades laxantes y ayuda a ablandar las heces al aliviar el estreñimiento. MiraLAX es en forma de polvo, no tóxico, no absorbido por el cuerpo, fácilmente soluble en líquido, por lo que es fácil de usar para bebés y niños.

¿Es el Laxante Miralax seguro para bebés?

Miralax es un muy buen laxante para bebés mayores de 6 meses y niños pequeños. Funciona al atraer más agua al colon, lo que ablanda las heces y facilita su evacuación. Es muy seguro y no adictivo. Las familias a veces dicen que Miralax «no funciona». Esto se debe a que su hijo no está tomando la dosis correcta o no la ha tomado durante el tiempo suficiente. La buena noticia es que es casi imposible tener una sobredosis de Miralax y, por lo general, puede ajustar la dosis en casa.

Alternativas de Laxante Miralax seguros para bebés

Lo mejor en estos casos, con bebes y niños tan pequeños, lo mejor es acudir a los remedios naturales.

Aceite de Oliva

Según los estudios realizados en las universidades españolas, una cucharada de aceite de oliva con el estómago vacío es un remedio confiable para el estreñimiento. Los niños suelen responder rápido y bien a esta sencilla rutina, que podemos mantener durante unas semanas hasta que los intestinos vuelvan a la normalidad. El aceite de oliva virgen extra es un laxante suave y un complemento muy saludable para una dieta equilibrada. Además de usarlo en ayunas, podemos usarlo como vendaje habitual.

Manzana

La manzana es una fruta muy rica en fibra, fructosa y sorbitol pudiendo regular el tránsito intestinal dependiendo de cómo la comamos.

Hay que comer por la mañana y con la piel intacta para evitar el estreñimiento. No obstante, la recomendamos como fruta ecológica para evitar que contenga pesticidas.

Ciruela

La ciruela es un excelente laxante suave para prevenir el estreñimiento en niños de la manera más natural. Se pueden ofrecer las 3 o 4 ciruelas pasas a primera hora de la mañana junto con el desayuno. Estas se deben hidratar durante la noche con un poco de agua. Otra forma de introducirlas es en forma de jugo, solo o mezclado con zumo de manzana si no les gusta el sabor.

El kiwi

El kiwi es otra fruta muy saludable para un intestino sano. Muchas personas comen kiwi todas las mañanas para facilitar las deposiciones debido a su contenido de fibra y enzimas. Podemos molerlo nosotros mismos o mezclarlo con manzanas y ciruelas pasas para obtener un jugo o batido delicioso y nutritivo que a los niños les encantará en casa.

Semillas de lino

La linaza es un medio bien conocido para ayudar a los movimientos intestinales. Solo tenemos que saber que es muy importante dejarlos en el agua durante la noche. Después del remojo, las semillas secretan una fibra soluble llamada mucílago. Por la mañana, con el estómago vacío, el niño debe beber semillas y agua. Para una mejor conservación, es mejor usar semillas trituradas. También se puede añadir a la avena del desayuno, mezclada con yogur o fruta. Por lo tanto, la consistencia gelatinosa de la composición no es tan notable. Para los niños, la cantidad adecuada es media cucharadita al día. No exceda la cantidad recomendada y es importante asegurarse de consumir suficiente agua.

Semillas de chía

Las semillas de chía funcionan del mismo modo que el lino. Por lo tanto los consejos de uso son los mismos en ambos casos.

  • Al ponerlas en agua, estas sueltan la fibra, que tiene una consistencia gelatinosa.
  • Esto genera una acción de en todo el tracto digestivo sin irritar el intestino.

Zumo de limón

Un vaso de agua caliente con el jugo de medio limón tiene un efecto laxante sobre el organismo ya que podría relajar el tracto digestivo y aumentar los movimientos intestinales. Este es uno de los remedios más sencillos y naturales que podemos dar al niño con estreñimiento.

 Miel

La miel de abeja tiene un suave efecto laxante y, además, desinflama el intestino. Esta se puede incluir entre medidas efectivas para el tratamiento de este problema. En este caso, como señalan los autores del citado estudio, no debe administrase a menores de 2 años.

Avena: un desayuno para mejorar el estreñimiento en niños

La avena es uno de los cereales más ricos en fibra, una opción ideal para los niños con estreñimiento. Los granos integrales son alimentos que pueden mejorar tanto la consistencia como la frecuencia de las heces.   Podemos añadirla a sopas, caldos, cremas, guisos, bizcochos, galletas, batidos, etc.

Agua

Si aumentamos el consumo de fibra no debemos olvidarnos de beber más agua para digerirla bien y asegurar que esta tiene sus efectos sobre el tránsito intestinal.

Masaje

Masajear de forma suave el abdomen del niño relaja la musculatura y ayuda a estimular la actividad intestinal. Por la noche, cuando el niño se acueste, le daremos unas friegas en la barriga. Es importante que sigamos el recorrido del intestino.

  • Empezaremos por encima de su ingle derecha.
  • Llegaremos hasta debajo de las costillas.
  • Pasaremos hasta las costillas del lado izquierdo.
  • Bajaremos hasta la ingle izquierda.
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar