Escrito por

Yoga y Tai Chi, eficaz para los niños

Hoy en día, más niños que nunca son tratados con terapias complementarias, así estudios recientes indican que alrededor del 30 por ciento de los niños sanos y hasta un 50 por ciento de los niños con enfermedades crónicas están utilizando dichas terapias.Sin contar que las actividades para niños son muy importantes para el desarrollo.

image

Hay un gran lugar para la medicina complementaria en pediatría“, dice Dolores Mendelow, profesor clínico asistente de pediatría y las enfermedades transmisibles en la Universidad de Michigan Medical School.

Las Terapias Complementarias se están transformando en un tratamiento muy frecuente para los niños, siempre bajo asesoramiento y seguimiento de las instrucciones de sus médicos, estos tratamientos son una manera segura y efectiva de obtener y mantenerse saludable, según Mendelow.

Pero siempre se debe tener cuidado ya que mientras determinados tipos de terapias complementarias son seguras para los niños, hay muchos tratamientos que podrían ser peligrosos, por lo cual Mendelow aconseja que los padres siempre deben consultar a su pediatra antes de comenzar cualquier nuevo tratamiento.

Dentro de las terapias complementarias que han comprobado su eficacia y beneficios sobre los niños, se encuentran el Yoga y el Tai Chi:

Yoga: los expertos sugieren que los pacientes pediátricos participen en clases de yoga como una forma de terapia, debido a que el Yoga, cuando se combina con medicamentos recetados por un médico, puede ser usado para ayudar a los pacientes asmáticos a practicar y aprender el uso de respiración profunda y mantengan la calma ante la falta de aire, además de ayudar a reducir el estrés en los niños y los adolescentes.

image

Tai chi. La investigación muestra que los adolescentes atraviesan por una gran cantidad de estrés, poniéndolos en riesgo ante la depresión, así éste tipo de terapias o técnicas orientales de cuerpo-mente, tales como el Tai Chi, ayudan a reducir el riesgo a los estados emocionales de depresión y ansiedad.

Por lo tanto Tai chi y yoga ayudan a disminuir la presión arterial y la actividad simpática en los niños, brindándoles una sensación de relajación y calma.

Vía| University of Michigan Health System

Imagen: flickr 12