Escrito por

Vivir cerca de una carretera, puede ser perjudicial para el embarazo.

Las madres de los barrios cercanos a las carreteras aumentan las probabilidades de tener bebés con bajo peso o prematuros, asociado a los efectos adversos de la contaminación para las mujeres embarazadas y sus recién nacidos, según un nuevo estudio con implicaciones globales.

Los científicos de la Universidad de Montreal y la Universidad del Sur de Australia han puesto de manifiesto que las mujeres que viven más cerca de las vías rápidas, son más vulnerables a la contaminación.

Encontramos una parte desproporcionadamente alta de asociación, entre vivir cerca de una carretera y las complicaciones del nacimiento“, dijo el estudio del autor principal.

El estudio fue el primero en examinar la proximidad a la contaminación como causa de efectos adversos en el nacimiento y los científicos descubrieron que las madres que viven a 200 metros de las principales autopistas, especialmente las mujeres de mayor nivel socioeconómico tenían más probabilidades de tener bebes prematuros, o de bajo peso al nacer.

Entre las madres que viven a esta distancia de una carretera, la tasa de nacimiento de un bebé con bajo peso al nacer, aumentará en un 81 por ciento, mientras que sus probabilidades de ofrecer un bebé prematuro se incrementaran en un 58 por ciento, en comparación con las madres que no viven cerca de ellas”.

Utilizando los datos del registro de nacimiento Quebec, el equipo de investigación evaluó las estadísticas de 100000 nuevos nacimientos registrados durante un periodo de cinco años y los científicos se concentraron en datos del Canadá, sobre la segunda ciudad más grande, Montreal.

Encontramos una parte desproporcionadamente alta en la asociación, entre vivir cerca de una carretera y las complicaciones del nacimiento“.

Via| S.C.D

Image; flickr