Escrito por

¿Es peligroso viajar durante el embarazo? consejos y advertencias

¿Estás embarazada pero planeas a la vez un viaje? Puede que pienses que viajar mientras esperas un bebé, sobre todo en los primeros meses de embarazo, no supone un riesgo, aunque dependiendo de cada embarazo, el destindo y el medio de transporte que vayamos a utilizar, puede que sí necesitemos estar seguras de lo que vamos a hacer. A continuación, damos respuesta a la pregunta, ¿Es peligroso viajar durante el embarazo? consejos y advertencias.

Viajar durante el embarazo destinos

Cuándo se puede viajar durante el embarazo

Cada gestación y sus etapas de embarazo es una experiencia en sí misma. Hay futuras madres que viven bien los primeros meses de espera y con más esfuerzo los últimas. Otras, sin embargo, comienzan la gestación con cierta perturbación y molestias y luego pasan el resto del embarazo de una manera fantástica. Por lo general, siempre puede viajar, teniendo en cuenta que el primer trimestre es el período más delicado, porque el organismo de la madre debe adaptarse a la nueva estructura hormonal para acomodar el embrión y con frecuencia sentirá náuseas, que pueden agregarse a las que a veces ocurren durante un viaje.

Viajar durante el embarazo consejos

Por otro lado, el segundo trimestre es la fase en que la mujer está mejor: el cuerpo de la madre se ha adaptado al embarazo, las náuseas han terminado, el riesgo de aborto espontáneo ha disminuido. La futura madre tiene más ganas de estar activa y viajar de modo que este trimestre sería el más recomendable para hacerlo. Piensa además que si todo va bien con tu embarazo y el médico te da permiso, las ansiedades relacionadas con el buen progreso de la gestación habrán disminuido y el miedo al parto aún está muy lejos de modo que aprovecha entonces y viaja.

En el tercer trimestre , por último, las dimensiones generales del vientre y algunas molestias de los últimos meses, como la hinchazón de las piernas, pueden hacer que te muevas con dificultad y más lentamente, de modo que será complicado viajar o de hecho que te apetezca. Además estará cerca el momento de dar a luz de manera que no es quizás el periodo más recomendable para hacerlo.

Como vemos, cada trimestre de un embarazo tiene algo que hará que se determine si podemos o no viajar. Como siempre, os recomendamos que acudáis a vuestro médico para que sea él el que os aconseje si podéis o no hacer un viaje ya que no es lo mismo por ejemplo coger un tren cómodo y tranquilo y viajar cerca que echaros encima un viaje de diez horas en coche y encima en verano. Tenéis que ser conscientes de vuestro estado y pensar que siempre existen peligros de viajar durante el embarazo, algo que os explicamos a continuación.

Peligros de viajar durante el embarazo

Diversos estudios han demostrado que, aunque no existen riesgos específicos relacionados con el hecho de viajar, es necesario conocer las posibles complicaciones médicas y posibles problemas que se dan sobre todo en función del medio de transporte que vayamos a utilizar.

Viajar durante el embarazo

Peligros de viajar en avión durante el embarazo

El avión es la forma más segura de realizar un largo viaje, ya que no crea vibraciones que, a diferencia del automóvil, pueden estimular la contractilidad uterina. Durante el vuelo, la cabina está presurizada y el riesgo de que la futura madre tenga un aumento de presión es realmente remoto pero existen algunos peligros o riesgos que cabe señalar.

Si en el momento de la reserva o el check-in existe la posibilidad de elegir el lugar, es mejor optar por el que esté cerca del pasillo. De esta forma, tiene una mayor libertad de movimiento y puedes levantarte al menos cada media hora para dar algunos pasos y estirar las piernas, sin molestar a los demás pasajeros. Caminar un poco es esencial para evitar el llamado “síndrome de la clase turista”, el riesgo de que, debido a una posición sentada durante mucho tiempo, pueda desarrollarse un trombo.

Para reactivar la circulación, simplemente realiza ejercicios simples de estiramiento y mueve los pies. Aunque no son ideales en el verano, es aconsejable usar medias de compresión graduadas durante los vuelos largos , para reducir la acumulación de líquidos en las piernas y promover la circulación. Como los pies tienden a hincharse, es aconsejable usar zapatos cómodos, o mejor si están abiertos como las sandalias ideales con cierre ajustable.

Peligros de viajar en barco durante el embarazo

Si se trata de tomar transbordadores para viajes cortos, incluso unas pocas horas para llegar a alguna isla, no hay problemas. Por otro lado, es mejor evitar las vacaciones en crucero: primero porque las náuseas se pueden producir más fácilmente debido al movimiento de las olas. En segundo lugar, porque solo hay un médico general a bordo del barco y, en caso de una emergencia, no se garantiza que pueda asistir a un parto … en alta mar.

Peligros de viajar en coche durante el embarazo

El vehículo privado es, por supuesto, el más conveniente para moverse de forma independiente, sin estar sujeto a las limitaciones de días y horas. Además, te permite hacer paradas frecuentes para relajarte un poco, avanzar unos pasos y … ir al baño, aunque también tiene sus riesgos como todo.

Puedes sufrir mareos, náuseas e incluso deshidratación de modo que es preferible viajar durante las horas más frescas del día y siempre tener un par de botellas de agua al alcance de la mano . No olvides, tampoco, mantener siempre el cinturón de seguridad : se recomienda su uso incluso durante el embarazo, con la previsión de pasar las bandas por encima y por debajo del vientre.

Peligros de viajar en moto durante el embarazo

No se recomienda viajar sobre dos ruedas durante el embarazo, no solo porque las vibraciones estimulan la contractilidad uterina, sino sobre todo porque, en caso de un accidente de tráfico, las consecuencias pueden ser realmente graves.

Peligros de viajar en tren durante el embarazo

E tren es uno de los sistemas de transporte más seguros durante el embarazo. Su ventaja sobre todos los demás medios? La oportunidad siempre bienvenida para levantarse y caminar en el pasillo , si el tren no está lleno, siempre que lo desees de modo que no podemos señalar ningún peligro en especial.

loadInifniteAdd(44636);

Destinos recomendados para embarazadas

Si el embarazo avanza bien, la futura madre es libre de elegir el destino de acuerdo con sus preferencias. El mar es perfecto para aquellos que aman relajarse bajo el sol, pero también un poco de movimiento y diversión en la noche. En la playa, exponer la piel a los rayos UV estimula la producción de vitamina D , esencial para absorber mejor el calcio y el fósforo y fortalecer los huesos.
El mar también actúa como una especie de aerosol: especialmente en las horas tempranas de la mañana en el aire emite una gran cantidad de humedad y yodo útil para limpiar la vía aérea y estimular la función de la glándula tiroides . Dar largos paseos en la orilla, con las piernas sumergidas en agua salada hasta la sección de la mitad del muslo servirá como un masaje único que reactiva la circulación de las piernas, hinchadas de la mujer embarazada.

Viajar durante el embarazo mejores destinos

Si deseas algo más tranquilo o contemplativo, nada como la montaña que supone un destino tranquilo, de aire limpio y clima fresco, incluso en verano.

Atención, sin embargo: en el mar y en las montañas no debes exagerar con largas exposiciones al sol. Para evitar el riesgo de quemaduras solares y cloasma durante el embarazo, una mancha frecuente debido a la exposición solar, no debes tomar el sol durante las horas más calurosas del día, de 11:00 a 16:00, y protege a la piel con cremas de protección UV de la historia. No olvides un sombrero para proteger tu cabeza siempre.

¿Cuál es la altitud máxima permitida durante el embarazo?

Si viajas a destinos que estén a una altitud elevada debes ir con cuidado, ya que a más altitud menos oxígeno y puede que cueste respirar. Para una mujer embarazada esto podría aumentar el riesgo de una posible hipoxia fetal, con algunos problemas para el pequeño creciendo en el útero. Hay que decir, sin embargo, que la falta de aire se siente a alturas muy elevadas, pero los médicos recomiendan no más de 1.500, a 1.700 metros sobre el nivel del mar , dependiendo de la salud y la altitud, donde la mujer por lo general vive.

Además, por encima de este umbral existe el riesgo de que la presión arterial suba un poco. Por lo tanto, es mejor no quedarse a mucha altura y evitar los lugares muy aislados, de modo que pueda ser más fácil y más rápido, si es necesario, llegar a un hospital.

Finalmente, ¿qué no se debe olvidar?

Además del documento de identidad o pasaporte válido, es esencial poner tres documentos más en la bolsa de vacaciones. En primer lugar, la tarjeta sanitaria, necesaria para acceder a los servicios de primeros auxilios en los países de la Unión Europea.

loadInifniteAdd(44637);

Si vas a un estado que no es parte de la UE, pero tiene un acuerdo con España, también debes tener un formulario especial emitido por sanidad  que le da derecho a la provisión de atención solo urgente. En los países que no tienen acuerdos con España, es mejor contratar un seguro privado. Es importante viajar durante el embarazo con la historia clínica completa con los exámenes y los ultrasonidos realizados y cualquier terapia, con el número de teléfono del ginecólogo o del obstetra de confianza. Finalmente, no olvides la lista de hospitales y médicos de guardia en el área donde vayas a pasar tus vacaciones, completa con direcciones y números de teléfono, para no perder un tiempo precioso en caso de necesidad.

Artículo de interés: