Escrito por

Ventajas de estar embarazada

Un embarazo tiene muchas cosas positivas, no sólo el hecho de ser madre y sentir como crece otro ser humano dentro de ti, hay muchas más ventajas.

embarazo

En muchas ocasiones una sólo piensa en lo negativo porque los miedos atenazan pero si somos capaces de dejar estos a un lado podremos ver que un embarazo aporta muchísimas cosas positivas y para comenzar, nosotras os contamos cuáles consideramos que son únicas.

La primera ventaja de estar embarazada es que se acabó tener la regla durante 9 meses. No sólo es olvidarte de tener que estar pendiente de si baja o no baja, de estar preparada sino que también puedes olvidarte de los dolores y del síndrome premenstrual.

A pesar de que tienes que tener cuidado con la alimentación, en el embarazo puedes olvidarte de las dietas y de los kilos de más porque los expertos aseguran que una mujer embarazada debe consumir 200 calorías más al día. Tendrás una excusa para los antojos y los mimos gastronómicos, pero evita que no se te pase la mano.

A muchas mujeres les asusta el cambio corporal que se produce durante el embarazo pero lo que muchas desconocen es que la sensualidad y feminidad que desprende una mujer embarazada es incomparable con cualquier etapa de ésta. En seguida tus pechos serán mucho más voluminosos y la curva que poco a poco vaya creciendo en tu barriga atraerá más de una mirada.

trucos_embarazo

Si disfrutas cuando las personas de tu alrededor te cuidan, prepárate para disfrutar de nueve meses intensivos de cariño porque ya no podrás cargar peso, tu pareja probablemente se muestre más accesible a cumplir tus caprichos o necesidades como un masaje, atenciones de tus familiares, etc.

Muchos dicen que la mujer nunca está más hermosa que cuando está embarazada y es que la felicidad siempre se ha mostrado en el rostro pero también las hormonas tienen que ver con ello porque el pelo crece más rápido y tiene más brillo, las uñas son más fuertes, y los mimos de los demás siempre hacen que una se sienta más relajada.

Después, cuando estés de parto y tengas a tu bebé en brazos, cuando le mires… Te darás cuenta de que nunca habrá una emoción parecida.

¿Se te ocurre alguna otra ventaja?

Leer más:

Imagen: educacion.uncomo.com,