Escrito por

Mejores vasos antiderrame 2018: ¿son buenos para el bebé?

Las madres primerizas se ven abrumadas con todos los nuevos productos que están sacando las tiendas especializadas en bebés y lo cierto es que a veces es difícil saber cuándo estamos hablando de un producto útil y que realmente vamos a utilizar, o si se trata de un producto caro que en realidad no cubre ninguna necesidad e incluso puede ser problemático para nuestro bebé. Es por eso que en los últimos tiempos estamos viendo muchos debates entre profesionales y madres, y los vasos antiderrame también han sido protagonistas de dichas confrontaciones.

¿Son útiles los vasos antiderrame para bebés? ¿Pueden ser peligrosos? ¿Qué vaso antiderrame es el más recomendable? Aquí os respondemos a todas estas preguntas.

Vasos antiderrame para bebés: para qué sirven

Los vasos antiderrame tienen la función de enseñar a nuestros pequeños a beber de vaso sin sufrir peligro de que se mojen. Sin embargo, la estructura que estos tienen es muy distinta a la de un vaso corriente. Son totalmente sellados pero cuentan con una boquilla de la que los bebés beben como si fuese una botella, pero con una apertura mucho menor. Además, tienen unas asas a los laterales para que puedan cogerlo con las dos manos de manera más fácil, a pesar del peso del vaso.

Después, dependiendo del modelo podemos encontrar diferentes tipos de vasos antiderrame. Los más conocidos son aquellos utilizados para los más pequeños y después hay otros para niños más mayores que son parecidos a un termo e incluso algunos cuentan con luz. Estos son utilizados para niños que duermen solos, para colocarlo en su mesilla y que puedan verlo y beber perfectamente si tienen sed por la noche, sin necesidad de llamar a papá o a mamá.

¿Son buenos los vasos antiderrame para los bebés?

Los vasos antiderrame son útiles y lo cierto es que pueden ayudar a nuestros hijos a ser algo más independientes. Algo importante es que están recomendados para bebés de más de 6 meses porque agarrar el vaso con las dos manos puede ser muy complicado para los bebés más pequeños. También hay algunos expertos que critican que el bebé no pueda aprender a beber de un vaso con estos vasos porque no se parecen en nada a la forma de un baso y no deja de ser un biberón del que después tendremos que acostumbrarle a dejar, pero según nuestra experiencia, en esto no hay ningín problema y nos parece una buena opción para que el bebé empiece a sujetar objetos por sí mismo.

También es importante que sepas comprar un modelo adecuado porque nosotros, por experiencia también, hemos encontrado vasos antiderrame que no cumplen su función y echan agua por todas partes, otros que tienen asas desmontables y que por lo tanto, al dárselo al bebé, acaba sin asas en un minuto, otros con boquilla de muy mala calidad que en cuanto les salen los dientes la destrozan o incluso algo de lo más incómodo: vasos antiderrame sin tapa.

Por eso, aquí queremos dejarte una guía que debes tener en cuenta a la hora de comprar el vaso antiderrame perfecto para tu bebé.

Qué debes tener en cuenta antes de comprar un vaso antiderrame

Aquí te dejamos otros consejos que debes mirar antes de comprar tu vaso antiderrame:

  • Que sea un vaso antiderrame de aprendizaje para que realmente le ayude a después poder beber de cualquier vaso
  • Sin BPA para que no sea peligroso para tu bebé
  • Que cuide sus dientes
  • Que se pueda lavar fácilmente
  • Que no pese demasiado

Estos son otros aspectos básicos a tener en cuenta:

La boquilla

Esta parte del vaso antiderrame es una de las partes fundamentales y que más debemos observar. Lo primero que debes tener en cuenta es que, efectivamente, sea antiderrame. Parece una obviedad pero es mejor probarlo antes de comprarlo para realmente comprobar que no se sale el agua. Por otro lado puedes tener en cuenta que si quieres que le sirva para más tiempo, hay vasos antiderrame que se llaman 360 y que se adaptan a cada etapa del niño para que cada vez más se vaya acostumbrado. Esto consiste en una tapa llamada “tapa de entrenamiento” que tiene orificios por todos los lados y que solo saldrá agua si el bebé succiona lentamente. Es realmente recomendable.

Las asas

Puedes elegir las asas fijas o las asas desmontables. Las asas desmontables son perfectas para adaptar el vaso según el bebé vaya creciendo y ya no las necesite pero el punto negativo es que él las puede desmontar también y terminar siendo un vaso normal con piezas que estarán por toda la casa perdidas.

La tapa

Algo muy importante es que busques un vaso antiderrame con tapa para poder llevarlo cómodamente en cualquier bolso y mochila y así no se salga, ya que aunque sean antiderrame, en el bolso se puede volcar e igualmente se saldrá el agua.

Viendo estos aspectos a tener en cuenta, ¿qué vaso antiderrame debemos comprar? aquí te dejamos nuestros modelos favoritos.

Mejores vasos antiderrame 2018

VASO ANTIGOTEO CON PAJITA AVENT

El vaso antigoteo con pajita de Avent es uno de los modelos que más te recomendamos porque además de contener la pajita, tiene una tapa deslizable para tapar la pajita y que así lo puedas llevar en el bolso sin problema. Por otro lado, tiene las asas desmontables para que puedas quitarlas cuando te haga falta.

loadInifniteAdd(44636);

VASO APRENDIZAJE MIRACLE 360º 200ML DE MUNCHKIN

El modelo Miracle 360º de Munchkin es el que te comentábamos que tiene orificios por todos los laterales del vaso y que es perfecto para niños que quieren continuar su entrenamiento y ya tienen algo de práctica con los vasos. También lo puedes llevar en el bolso porque no se sale nada. Son muy resistentes.

VASO ANTIDERRAME CON LUZ LITECUP

Por último, siguiendo la mecánica del anterior modelo, llegamos al vaso antiderrame con luz litecup que es perfecto para los niños que suelen despertarse por la noche para beber agua, ya que en la oscuridad pueden reconocer perfectamente dónde esta el vaso.

Embarazo10.com

Newsletter