Escrito por

Varicocele: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Se estima que una pareja debe afrontar un estudio de fertilidad si no ha conseguido el embarazo en el plazo de 1 año, o bien de 6 meses si la mujer tiene 35 años de edad o más. Se considera, de hecho, que en caso de existir problemas de fertilidad, un 50% de las causas son femeninas y un 50% son masculinas.

Varicocele

Entre las causas que pueden ocasionar problemas de fertilidad en el hombre nos encontramos con el varicocele, estimándose que puede ser la causa en aproximadamente cuatro de cada diez hombres. Además, alrededor de 15 de cada 100 hombres tienen varicoceles.

¿Qué es el varicocele?

El sistema reproductor masculino, cuando funciona de forma normal y no existe ningún tipo de problema asociado, fabrica, almacena y mueve el esperma. En el interior del escroto encontramos los testículos, en donde se producen tanto los espermatozoides como la hormona testosterona.

Así, cuando el esperma madura, se mueve a través de unos tubos enrollados, situados detrás de cada testículo, y conocido con el nombre de epidídimo. Desde cada epidídimo los espermatozoides viajan a la próstata a través del conducto deferente, donde se mezcla con el líquido seminal en el momento de la eyaculación.

Cuando un hombre sufre de varicocele significa que las venas en el interior del escroto (conocidas bajo el nombre de plexos pampiniformes) se encuentran agrandadas. Podríamos asimilarlo a las venas varicosas de las piernas.

Se suelen formar durante la pubertad, pudiendo crecer y hacerse más fáciles de notar con el paso del tiempo. De hecho, la mayor parte de los varicoceles se manifiestan con el tiempo, especialmente cuando comienzan a ocasionar síntomas (aunque no suele ser lo habitual).

Síntomas del varicocele

Como te comentábamos brevemente en las líneas anteriores, en muchas ocasiones el varicocele no produce síntomas. Por lo que el diagnóstico no se produce hasta que o bien el varicele se agranda y se vuelve más evidente causando la hinchazón del testículo (aunque no ocasione dolor), o bien ante la existencia de infertilidad/esterilidad.

No obstante, cuando surgen síntomas o signos, los más habituales suelen ser los siguientes:

  • Molestia la cual se siente leve. También puede ser aguda.
  • El dolor puede aumentar al realizar esfuerzos físicos, o cuando el hombre se encuentra de pie.
  • Las molestias pueden aumentar y empeorar a medida que transcurre el día.

Igualmente, cuando pasa el tiempo y el varicocele se agranda, puede ocasionar la hinchazón del testículo. A ciencia cierta no se sabe por qué, pero se tiene constancia de que en muchos casos casi siempre el lado afectado es el izquierdo (esto es, el testículo izquierdo), probablemente por la posición de esta vena.

Cuáles son los síntomas del varicocele

¿Cuáles son las causas del varicocele?

Se han ofrecido muchas causas que tratan de relacionar por qué se produce este problema. Se cree que podría ser debido al mal funcionando de las válvulas en las venas, lo que puede producir un flujo de sangre lento, ocasionando su acumulación.

Además, las venas más grandes que van desde los testículos hacia el corazón están conectadas de forma distinta en el lado izquierdo y derecho. Por ello, se necesita una mayor presión en el lado izquierdo para mantener la sangre que fluye a través de éstas.

Por tanto, si esta sangre se acumula en las venas o fluye hacia atrás, puede causar que se inflamen.

¿Cómo se trata?

No existen medicamentos que ayuden a tratar o prevenir la formación del varicocele. Pero los analgésicos (como podría ser el caso del ibuprofeno o el paracetamol) sí pueden ayudar a la hora de aliviar el dolor.

En muchos casos el varicocele no es tratado, a no ser que exista dolor, problemas de fertilidad, el testículo izquierdo crezca más lentamente que el derecho o atrofia testicular.

Cuando existen algunos de los problemas indicados anteriormente la cirugía se convierte en la principal forma de tratamiento. Su objetivo es sellar la vena afectada con el fin de redirigir el flujo sanguíneo de forma adecuada.

1. Cirugía abierta

Es un tipo de cirugía cuyo tratamiento se realiza de manera ambulatoria, ya sea con anestesia local o general. Y es uno de los tratamientos quirúrgicos más habituales.

Ya sea mediante una incisión debajo de la ingle, en el abdomen o en la propia ingle, el cirujano llegará a la vena afectada con el fin de repararla. Una vez aplicado el tratamiento, es posible hacer una vida normal apenas dos días después (siempre y cuando sea una actividad normal no extenuante).

2. Cirugía laparoscópica

Es un tipo de cirugía que requiere de anestesia general. Se realiza mediante una pequeña incisión en el abdomen, mediante la que el cirujano inserta un instrumento diminuto que le ayudará a ver y reparar la vena dañada.

3. Embolización percutánea

Se trata de un tipo de tratamiento realizado por un radiólogo, mediante la colocación de un tubo especial en una vena, ya sea en la ingle o en el cuello, a través de la que se pueden pasar instrumentos. Con el fin de crear una obstrucción en las venas para interrumpir el flujo sanguíneo y reparar el varicocele, el médico coloca una solución o cables que provocan cicatrices.

¿Por qué el varicocele puede afectar a la fertilidad del hombre?

Se cree que el varicocele puede provocar esterilidad en el hombre porque su presencia puede ocasionar que los testículos no se desarrollen con normalidad, o incluso lleguen a encogerse.

Debido a ello, se produce una baja producción de esperma, unido a su baja calidad. No obstante, no todos los varicoceles afectan a la producción de esperma, de manera que es frecuente que un hombre con varicocele sea a su vez padre.

Por suerte, en los casos en los que la esterilidad masculina sea producida por un varicocele, su tratamiento puede ayudar a mejorar o curar la esterilidad. Incluso en caso de utilizarse técnicas de fertilización in vitro, el tratamiento mejorará la calidad del esperma.

Referencias bibliográficas consultadas:

  • Kathrins M. The varicocele as related to fertility. Fertil Steril. 2017 Jan;107(1):72-73. doi: 10.1016/j.fertnstert.2016.10.018.
  • Masson P, Brannigan RE. The varicocele. Urol Clin North Am. 2014 Feb;41(1):129-44. doi: 10.1016/j.ucl.2013.08.001.
  • Locke JA, Noparast M, Afshar K. Treatment of varicocele in children and adolescents: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. J Pediatr Urol. 2017 Oct;13(5):437-445. doi: 10.1016/j.jpurol.2017.07.008.
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?