Escrito por

Vacaciones, sol, niños y riesgos graves.

Las vacaciones en la playa durante la infancia puede aumentar el riesgo del mortal cáncer de piel o melanoma, a que se padezca más adelante en la vida, según un nuevo estudio.

Los investigadores examinaron 681 niños blancos nacidos en 1998, residentes de Colorado y se llevaron a cabo exámenes de los niños cuando tuvieron siete años de edad para identificar los factores de riesgo para el desarrollo de melanoma.

El estudio reveló que cada una de las vacaciones en la costa por uno o más años antes del examen, estaba vinculado a un cinco por ciento de aumento en dichos factores de riesgo.

“Los padres de los niños pequeños tienen que ser prudentes a la hora de tomar sol con sus hijos en las vacaciones, debido a la intensidad de éste en la orilla, donde las personas estando fuera se exponen permanentemente”, dijo Lori Crane, presidente del el Departamento de Comunidad y de Salud Mental en la Colorado School of Public Health.

“Recomendamos para los niños pequeños, que los padres deben mantenerlos participando de actividades bajo techo en los horarios de 10:00 am a 4:00 pm para disminuir el riesgo o si van a estar fuera, que usen las camisas con mangas”.

Crane, el autor principal del estudio, dijo que los padres a menudo creen erróneamente que los riesgos al cáncer de la piel se evita con protección solar, pero los niños suelen permanecer en el sol más tiempo, lo cual aumenta su riesgo, añadió.

“La exposición al sol diario en el hogar no parece estar relacionado con el número de moles o factores de riesgo, pero si  en las vacaciones“.

Los investigadores descubrieron que los jóvenes varones tienen el 19 por ciento más de probabilidades de desarrollarlo que las niñas, ya que puede ser debido a un aumento de la probabilidad de los niños a querer permanecer al aire libre.

Más de 62,000 americanos son diagnosticados con melanoma cada año y más de 8.000 son letales, dice el estudio.

Via| Cdaily

Imagen: flickr