Escrito por

Una embarazada invidente ha podido “ver” a su hijo gracias a la impresión en 3D

La tecnología avanza a pasos agigantados y aunque a todos nos impresiona poder ver qué somos capaces de hacer con un “smartphone” hoy en día, también sirve para realizar grandes avances en medicina y en hacer que las personas sean felices. Una embarazada invidente ha podido “ver” a su hijo gracias a la impresión en 3D y nosotros ahora, te explicamos esta conmovedora historia.

una-embarazada-invidente-ha-podido-ver-a-su-hijo-gracias-a-la-impresion-en-3d

Una embarazada invidente ha podido “ver” a su hijo gracias a la impresión en 3D

una-embarazada-invidente-ha-podido-ver-a-su-hijo-gracias-a-impresion-en-3d

Tatiana Guerra, una joven de 30 años que está embarazada es la protagonista de esta tierna historia. La chica está embarazada de un niño que se llamará Murilo. Ella es invidente por lo que desde que supo que iba a ser madre, vive su embarazo intensanmente aún sabiendo que no podrá ver a su hijo pero sí tocarlo para saber como será una vez haya nacido y lo pueda tener entre sus brazos.

Hasta el momento de nacer, Tatiana se conforma poniendo sus manos en su vientre para sentir al pequeño puesto que es incapaz de ver las ecografías que le han realizada.  Tatiana es ciega desde los 17 años.

Gracias al avance tecnológico la historia de Tatiana ha cambiado ya que una de las últimas ecografías que se hizo se ha convertido en toda una sorpresa. Su ginecólogo sorprendió a la futura madre con una impresión 3D de una de las imágenes digitales tomadas a Murilo en el vientre de su madre.

La joven le había preguntado al médico cómo tenía la nariz, la barbilla y cómo era su hijo a partir de lo que este veía en pantalla cuando le hacía la ecografía, pero cuál fue la sorpresa de ella al ver que podía tener una impresión 3D y así saber por sí misma y con su tacto, como será su bebé.

El vídeo de esta historia ya se ha convertido en viral, y aunque forma parte de una campaña para la marca de pañales Huggies, lo cierto es que es una histoira auténtica y muy emotiva.

En la impresión del bebé de Tatianas se adjuntó un breve texto escrito en braile que gracias a Tatiana podemos descubrir qué pone: “soy tu hijo”.