Para qué sirve un tónico

¿Alguna vez has pensado en usar un tónico facial? Si no lo has hecho antes es porque probablemente no sepas para qué sirve un tónico. Pero merece la pena que sepas toda esta información y que seas consciente de su importancia. Una vez que entiendas la importancia que tiene el uso diario de un tónico […]
Embarazo10.com

¿Alguna vez has pensado en usar un tónico facial? Si no lo has hecho antes es porque probablemente no sepas para qué sirve un tónico. Pero merece la pena que sepas toda esta información y que seas consciente de su importancia.

Una vez que entiendas la importancia que tiene el uso diario de un tónico facial no entenderás cómo has estado tanto tiempo sin utilizarlo dejando de lado todos los beneficios que tiene para tu piel.

Es necesario que comiences a tener unas rutinas de cuidado facial que se adapten a ti y a tus necesidades. Deberás pensar exactamente cómo tienen que ser para que cuides tu rostro como debe ser.

Si lo haces, podrás tener un rostro no solo limpio en profundidad, si no también bien cuidado, rejuvenecido y con un aspecto mucho más saludable. Eso sí, estas rutinas deben ser realizadas mañana y noche sin excepción.

Si no lo haces de esta manera, podrías sufrir las consecuencias negativas de no mantener un rostro limpio en condiciones. Esto significa sufrir granitos, acné, sebo de más, arrugas, envejecimiento prematuro, rojeces, manchas, dermis inflamada… y solo por nombrar algunos.

¿Merece la pena no usar este producto para acabar bien la limpieza y sufrir las consecuencias negativas? Sabemos que no. por eso, es necesario que limpies tu cara todos los días y que acabes esa limpieza con el tónico facial.

La limpieza del rostro puede comenzar con el desmaquillante si te has maquillado, continuar con agua micelar y después acabar con el tónico facial. De esta manera, tu rostro estará mejor cuidado y limpio todo el tiempo. Te habrás librado de impurezas y suciedad que se han adherido a la dermis.

Para qué sirve el tónico facial

El tónico facial es mucho más que un simple cosmético, lo que te aportará a tu dermis facial es maravilloso. Porque además de acabar el proceso de limpieza (es el último paso de ésta y el previo al uso de tratamientos cosméticos), también regula la producción de sebo.

También equilibra tu dermis, la calma, la nutre, la cuida, la protege. Cierra los poros para que la limpies quede perfectamente sellada. Todo esto en un solo producto.

Por supuesto, como en cualquier otro producto de cosmética, es fundamental que te fijes en sus ingredientes, porque solo de esta manera podrás saber si realmente merece la pena o no.

Hay tónicos faciales más sencillos que simplemente acaban el proceso de limpieza, pero luego hay otros de más calidad, que contienen ingredientes extra que te ayudan a tener ese cuidado facial tan importante.

Por supuesto, cuando escojas un tónico facial es necesario que mires la etiqueta. ¿Por qué? Porque en la parte de ingredientes podrás ver de qué está compuesto. Es fundamental que sean ingredientes naturales y que no contenga ningún químico ni compuesto dañino para tu piel.

Solo de esta manera podrás asegurarte de que está cuidando tu piel al máximo posible. Además, gracias a un producto con ingredientes naturales, con pocos conservantes y sin químicos, evitarás el efecto combinado.

Este efecto ocurre cuando usas cosméticos de manera habitual con químicos en su fórmula. Estos químicos se adherirán a tu piel en forma de toxinas que perjudicarán tu salud dérmica a corto o largo plazo.

Es mejor evitar que ocurra esto mirando bien cuáles son los mejores ingredientes: siempre naturales.

Cuando uses este tipo de producto, en ningún caso te debe ocasionar picor o malestar. Tampoco irritaciones ni rojeces de ningún tipo. En este caso, te estaría indicando que es un tónico de mala calidad y con ingredientes muy agresivos.

Su uso debe ser agradable, con el tiempo deberás comprobar como los granitos disminuyen, como los puntos negros también se reducen y sobre todo, que tienes el cutis bien protegido y con un aspecto mucho más saludable que antes.

Beneficios de este cosmético

Aunque es posible que hayas comenzado a darte cuenta de lo importante que es este producto, vamos a explicarte más detalladamente cuáles son los beneficios de este producto en el caso que te decidas a utilizarlo desde ahora mismo:

  • Cierra los poros y los hace más pequeño
  • Menos sebo
  • pH dérmico equilibrado
  • Limpieza profunda
  • Mejor recepción dérmica para el uso de otros cosméticos y tratamientos
  • Mantiene la humedad de la piel
  • Protege tu dermis de agresiones externas
  • Menos granitos
  • Piel facial con un aspecto más suave y saludable

Como ves, son bastantes los beneficios y merece la pena que los tengas en cuenta porque tu rostro es lo que muestras primero al mundo. Mereces tener un rostro que esté bien cuidado y que cada vez que te mires al espejo te encante.

¿Cómo saber cuál es mejor para ti?

Como te hemos comentado más arriba, es fundamental que siempre que vayas a escoger un tónico facial te fijes en sus ingredientes para que éstos sean todos naturales. Pero también será importante que te fijes en la calidad, en que cumple lo que promete, en que lo haya ni un solo químico.

Por otra parte, también es necesario que tengas en cuenta cuál es tu tipo de piel. No todas las pieles son iguales y por eso debes tener esto en cuenta y también, qué objetivos quieres conseguir.

Hay productos de este tipo que te aportan extras como por ejemplo: reducción de sebo, reducción de granitos, rejuvenecimiento, etc. Piensa cómo quieres cuidar tu rostro y te será más fácil encontrar tu producto correcto.

Y por supuesto, siempre tendrá que ser un producto que respete tu dermis desde el primer minuto de uso.

Lee más: Los 5 mejores tónicos faciales

Cómo se utiliza

Otra cosa que no debes pasar por alto es la importancia de usarlo bien. Porque aunque compres el mejor tónico del mundo, si no lo utilizas correctamente, no te servirá de nada. No debes preocuparte porque la forma de utilizarlo es sencillo y no tendrás problema ninguno.

Más arriba te hemos avanzado que el tónico facial se debe utilizar después del agua micelar, como último paso en la limpieza facial y así debe ser. Una vez que tengas el rostro limpio sin restos de impurezas, tendrás que coger un disco de algodón limpio.

Luego impregna el disco con el tónico facial y luego, aplica la sustancia en el rostro, el cuello y el escote. Después solo tendrás que dejar que se seque al aire libre.

Hay otros productos de este tipo que en lugar de usar un disco de algodón para la aplicación, traen un dosificador en spray bastante cómodo e higiénico. Esto permite que pulverices el producto en tu rostro y que apliques la sustancia con las yemas de los dedos.

Por supuesto, para masajear la zona y aplicar el tónico de esta manera, requiere una buena limpieza de manos antes de usarlo.

Aunque la manera de utilizarlo dependerá de tus intereses y tus gustos preferencias a la hora de la aplicación.

Un truco que te irá muy bien es que cuando utilices el producto lo guardes en la nevera (nunca en el congelador). De esta manera podrá conservar mejor sus propiedades y lo tendrás en pleno funcionamiento desde el primer día.

Si uso el tónico, ¿puedo prescindir del agua micelar o al revés?

Quizá te estés preguntando que si usas el agua micelar si puedes olvidar el uso del tónico facial o al revés, que si utilizas el tónico puedes prescindir del agua micelar. Nada más lejos de la realidad. Digamos que ambos productos son complementarios y necesarios para tu limpieza.

Además van en un orden concreto. El agua micelar primero y luego el tónico facial. De esta manera, con el agua micelar limpias y purificas y con el tónico facial cierras el proceso, reduces los poros y sellas el cuidado preparando tu dermis para otros tratamientos.

Como puedes comprobar ambos productos no sustituyen uno a otro, si no que son complementarios. Se necesitan uno a otro para encontrar la efectividad que necesita tu cuidado dérmico.

En ocasiones, puedes encontrar en el mercado productos que que sea un todo en uno. Si son de buena calidad merecen la pena. Nos referimos a aguas micelares que también tienen la función de tónico facial.

En este caso, puedes ahorrar tiempo y dinero porque en un solo producto tienes la función de dos, mínimo. Esto es así porque sus ingredientes están pensados para ser efectivos cada uno en su función concreta.

Aunque lo utilices de una sola vez, podrás desmaquillar tu rostro, limpiarlo, mantenerlo equilibrado, cuidado, nutrido, hidratado, calmado, y con un producto que es todo en uno. Aunque claro usar un producto de este tipo o usar dos diferentes, ya puede ser algo que tenga más que ver con tus preferencias personales.

Si encuentras uno producto todo en uno que sea de buena calidad, con ingredientes naturales, sin parabenos, sin químicos, con pocos conservantes… merece la pena que ahorres tiempo y dinero, ¿verdad?

Como ves, el tónico facial es un producto necesario en todas las rutinas de limpieza facial que tengas en tu vida. Por eso, ahora que sabes para qué sirve un tónico y lo que puedes conseguir usándolo, ¡ya puedes pensar cuál es el que quieres comprar para disfrutar de un rostro saludable!

También te puede interesar