Escrito por Tendenzias

Tareas escolares: cómo deben afrontarlas los padres

El tema de las tareas o deberes se está volviendo muy delicado. El sistema educativo, por un lado, valora cada vez más los trabajos individuales y colectivos, las tareas diarias, entre otras cosas, mientras que los padres, al disponer de poco tiempo para disfrutar de los hijos y al verlos tan agobiados, no ven con buenos ojos este nuevo método de enseñanza.

Tareas escolares como deben afrontarlas los padres involucrarse madre e hija

Está claro que es difícil conciliar ambos puntos de vista, pero no imposible. Los padres sólo necesitan enfocar este tema de manera diferente, puesto que los deberes son una oportunidad para involucrarse en la educación de los hijos. En este artículo intentaremos dar consejos a los padres para que, poco a poco, sepan cómo deben afrontar las tareas escolares.

Tareas escolares como deben afrontarlas los padres

Estrategias de los padres para involucrarse en las tareas escolares

Destinar horas específicas para hacer los deberes

Lo primero que hay que hacer como padres es establecer un horario consensuado con los hijos. No se trata de imponer 5 horas seguidas de estudio. Esto no tiene sentido porque quema al niño y le predispone a pensar que el estudio es aburrido y que no le permite realizar otras actividades.

Precisamente por este motivo es importante que las horas de trabajo queden determinadas de antemano pero también estén determinadas las horas de pausa. Se suele recomendar que se estudie o se hagan deberes durante una hora (en la adolescencia) o durante media hora (durante la infancia). En principio, los primeros años de educación requieren algo más de una hora, dependiendo del curso, mientras que en el instituto se pueden llegar a dedicar entre dos o tres horas diarias, dependiendo del grado de concentración y del curso en que esté el niño.

Tareas escolares como deben afrontarlas los padres involucrarse

Es importante generar una rutina y, sobre todo, que los padres no le hagan los deberes a los hijos. Una cosa es involucrarse, resolver dudas e incluso ayudar a que el niño se interese por la materia con información adicional. Esto no significa que nos sentemos con ellos a resolverles las dudas. Podemos ser una figura de apoyo y una buena influencia que haga que se interesen por lo que están estudiando. Por ejemplo, como padres podemos aconsejarles que busquen información en enciclopedias o que busquen en Internet y nos cuenten lo que han descubierto. Esto despertará la curiosidad científica del niño.

Destinar horas específicas para hacer pausas

Antes hemos mencionado cuántas horas de estudio se deben realizar al día y cada cuánto tiempo se debe hacer una pausa. Los padres deben establecer una rutina de trabajo, pero es igualmente importante establecer una rutina de descanso y una serie de pausas.

En primer lugar, si el niño llega del colegio sobre las 17:00 de la tarde, sería preferible no empezar a hacer los deberes nada más llegar. Resulta mucho más interesante que el niño aproveche para recuperar fuerzas con una merienda nutritiva y saludable que le ayude a concentrarse mejor después. Además, la merienda puede ser un buen momento para que el niño sociabilice con la cuidadora (en caso de que ambos padres estén trabajando), para que el niño cuente a la familia qué tal le ha ido en el colegio (los padres pueden aprovechar para preguntar qué ha aprendido ese día) y para que descanse durante treinta minutos.

Tareas escolares como deben afrontarlas los padres niño aburrido

Después de esa pausa necesaria, en la que se merienda, se habla y se interactúa sin necesidad de quedarse ensimismado viendo la tele, con la tableta o jugando con la consola, el niño está preparado para hacer los deberes. Si el niño está en primaria lo lógico es que dedique en torno a una hora y que haga una pausa entre medias. En esta pausa hay que intentar que aún no se dedique a ninguna de las actividades que acabamos de mencionar, puesto que pueden estimularle en exceso e impedir que vuelva a a concentrarse. Si el niño no tiene problemas a la hora de dormir, desde embarazo10.com aconsejamos que descanse durante treinta minutos en dicha pausa algunos días de la semana y otros realice una actividad física.

Recapitulando, el niño debería disfrutar de media hora de descanso y merienda (17:00-17:30). A continuación, debería hacer deberes durante treinta minutos (17:30-18:00). Después debería hacer un descanso de treinta minutos: echarse la siesta o hacer alguna actividad física en equipo (18:00-18:30). Por último, el niño tiene otros treinta minutos para hacer deberes o, si ya ha terminado, leer un buen libro (18:30-19:00). De este modo, en tan solo dos horas, hemos conseguido que el niño coma sano, haga los deberes, descanse o realice alguna actividad física. Y a las 19:00 todavía queda tarde para que el niño disfrute de su tiempo de ocio y de un buen rato en familia, como veremos en los siguientes apartados.

Dejar que el niño disfrute de su tiempo de ocio

A las 19:00 de la tarde aún queda tiempo para que el niño juegue a la consola, utilice la tableta e, incluso, quede con amigos del barrio para jugar. No obstante, hay que tener cuidado con las nuevas tecnologías, que estimulan en exceso al niño. Por ejemplo, no es bueno que los niños utilicen la tableta antes de irse a dormir. Por eso lo mejor es dejarles disfrutar de estas nuevas tecnologías que tanta controversia generan durante media hora. También es bueno que el niño ejercite sus capacidades en otras áreas como las manualidades, la pintura, la música… Es importante que el niño tenga libertad para probar todo tipo de actividades. En total, lo mejor sería que el niño disfrute de una hora de ocio.

Tareas escolares como deben afrontarlas los padres tiempo de ocio para el niño

Sobre las 20:00 es hora de ir preparando la cena y de duchar a los niños. Todo esto está muy bien, pero ¿no sería mejor retrasar algo el baño para que el niño se involucre en las tareas de la casa? ¿No es positivo que el niño aprenda a desenvolverse en la cocina? Lo vemos en el siguiente apartado.

Dejar un hueco para pasar un buen rato en familia

Los niños no deben acostarse muy tarde y deben dormir más de ocho horas. Esto limita el tiempo que los padres pueden pasar con ellos. Así que es buena idea que sobre las 20:00 los niños ayuden a preparar la cena y todos disfruten de un momento en familia y un rato divertido. Puede que después nos toque fregar la cocina y limpiar el desastre, pero puede ser una gran experiencia.

Tareas escolares como deben afrontarlas los padres tiempo de ocio

Además, es importante demostrarle a los niños que confiamos en ellos y que pueden aprender con nosotros cosas nuevas e interesantes. Realizar este tipo de actividades todos juntos implica una subida positiva de autoestima para ellos y un momento muy especial para los padres.

Cabe destacar que la comida sabe mucho mejor si se prepara en familia. Si hemos terminado sobre las 20:00, ya solo faltaría duchar al niño y cenar en familia entre las 20:30-21:00. Eso deja margen para ver alguna película en familia o leer un libro antes de que el niño se vaya a dormir. Antes de las 22:00 es una buena hora, porque así el niño recarga las pilas para el día siguiente y garantizamos que duerma y descanse entre 8 y 9 horas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
Tareas escolares como deben afrontarlas los padres niño ayudando en la cocina

Esperamos que estos consejos te hayan parecido interesantes. No hay que olvidar que cada niño es un mundo, por lo que también tenemos que tener en cuenta los gustos de los hijos antes de establecer el horario de mutuo acuerdo.

También te puede interesar:

Embarazo10.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos