Escrito por

Snacks para el recreo | quesitos Mini Babybel

¿Qué es lo que sueles dar a tus hijos para que coman algo en el recreo? En el artículo de hoy os vamos a hablar de los quesitos Mini Babybel, sus tipos y cómo puede convertirse no sólo en un alimento sino en un juguete.

mini-babybell

En el vídeo que podréis ver a continuación os compartimos el spot publicitario donde se muestra cómo Mini Babybel se convierte en una flora, en unas garras con las que jugar o un bocado ideal para los pequeños en el recreo:

Una de las ventajas que presenta este producto frente a otro tipo de snacks para el recreo o la merienda es que es muy fácil de transportar, no sólo por su tamaño si no también por la cera que lo protege. Además, su cantidad es lo justo para quitar el hambre entre horas y reponer energías, pero sin quitar demasiado hambre para que coman todo en la cena o en la comida.

Los Mini Babybel contienen un 98% de leche junto con vitaminas A y B12. Si a esto le unes una pieza de fruta (plátano o manzana), un zumo, un bocadillo de crema de cacao, 6 nueces o 6 galletas tipo maría con una onza de chocolate, le estarás dando a tu hijo una alimentación equilibrada según los dietistas y nutricionistas de Mini Babybel,

Los Mini Babybel mantienen un sabor suave y cremoso que suele resultar delicioso para los niños, pero tenéis diferentes variedades para los gustos de cada niño: El rojo es queso Edam, también podéis encontrar queso light, el amarillo es queso Emmental y el morado es queso Cheddar.

Además de todos aspectos que a ellos no suelen resultarles muy interesantes, el hecho de que puedan jugar con las ceras que protege el quesito y darle múltiples usos, ya les parece mucho más tentador.