Cómo hacer sérum para piel mixta casero

No es fácil encontrar un cosmético que se adapte a la piel mixta, aunque no es imposible. Pero, ¿qué te parece si te decimos cómo hacer sérum para piel mixta casero? Así, con pocos ingredientes podrías tener el sérum perfecto para ti. Muchas personas prefieren crear sus propios cosméticos porque así saben a ciencia cierta […]

No es fácil encontrar un cosmético que se adapte a la piel mixta, aunque no es imposible. Pero, ¿qué te parece si te decimos cómo hacer sérum para piel mixta casero? Así, con pocos ingredientes podrías tener el sérum perfecto para ti.

Muchas personas prefieren crear sus propios cosméticos porque así saben a ciencia cierta cuáles son todos los ingredientes que componen su producto, ¡porque lo habrán hecho ellos con sus manos!

Vamos a explicarte algunos datos que debes saber sobre la piel mixta y que así, gracias a la receta que te vamos a dar, puedas tener tu sérum para piel mixta casero. Es la mejor forma de cuidar tu rostro, ¡a un precio muy asequible!

Además, en la receta que te vamos a dar, nos centramos en ingredientes de calidad, que se adapten a tus características dérmicas, pero sobre todo, que puedas encontrarlos fácilmente. Algunos de los ingredientes puede que los tengas en tu despensa, y los demás, no será difícil encontrarlos.

Este tipo de cosmético te ayudará no solo a rejuvenecer tu rostro, si no también a equilibrar tu dermis del exceso de sebo en algunas de las zonas y del exceso de sequedad en otras. Parece imposible, ¿verdad? ¡Pues te vas a sorprender!

Y lo mejor es que, si alguno de los ingredientes no te van bien, entonces solo tendrás que cambiarlo por otro, que también sea adecuado para tu dermis y que no te cause irritaciones o alguna molestia.

También debes saber que cuando te haces un sérum casero, no puedes guardarlo por mucho tiempo porque al no llevar conservantes, sus propiedades se perderán a los pocos días. Por eso, es mejor que hagas poca cantidad y que lo guardes en la nevera.

En todo caso, si notas que el color, textura u olor cambia, entonces es mejor que deseches esa sustancia y vuelvas a hacer el sérum de nuevo. Es bastante trabajoso, pero si eres de esas personas con tiempo que le gusta hacer sus cosméticos caseros, ¡estarás encantado/a!

Hay personas que usan conservantes naturales, pero es mejor volverlo a hacer para que así vuelva a tener sus propiedades totalmente activas para darte lo mejor.

No te puede faltar el sérum

Quizá seas de las personas que piensan que los sérum solo son opciones para las pieles muy maduras, pero esto no es así. El sérum puedes usarlo 8de hecho es lo recomendable) a partir de los 30 años aunque no tengas ninguna afección dérmica.

Podrás prevenir el envejecimiento prematuro y trabajar cualquier afección en la piel que puedas tener, sobre todo si tienes la piel mixta (granitos, sebo, rojeces…).  El sérum no debe ser opcional, debe ser una obligación para mantener un buen cuidado dérmico todo el tiempo.

Estos cosméticos suelen tener pocos ingredientes y todos ellos en alta concentración. Además, su textura debe ser ligera para penetrar mejor en las capas más profundas de la piel. De esta manera, será un producto eficaz que actúe en un período corto de tiempo.

Deberás tener en cuenta que pueden tener ingredientes específicos y así poder tratar los problemas dérmicos que puedas tener en un momento dado. En tu caso, para equilibrar el sebo de más e hidratar las zonas de tu rostro que están más resecas.

Si tienes signos de envejecimiento o quieres prevenir tenerlos o tener más, entonces también es una opción obligada en tus rutinas de cuidado facial. También te puede ir mu7y bien para reducir y evitar las manchas solares o por edad.

Tendrás una piel más nutrida, hidratada, humectada y sin tantas imperfecciones. Esas zonas con granitos o aquellas con zonas demasiado resecas podrán quedarse como cosa del pasado.

Usar un sérum comercial de buena calidad o hacer tu propio casero es necesario, porque es un producto que debes usar todos los días (mañana y noche) y de forma constante para obtener resultados visibles en poco tiempo.

El sérum y los cuidados faciales en tu piel mixta

Si consigues crear el sérum perfecto para tu piel, los resultados serán maravillosos y tendrás un rostro mucho más saludable y con un aspecto envidiable. Debes tener en cuenta que normalmente, en las pieles mixtas la zona T (frente, nariz y barbilla), suele ser la zona con más sebo, granos, espinillas, puntos negros, brillos…

Serán los pómulos y mejillas las zonas más resecas. Pero esto no es todo, en invierno es probable que tengas el rostro más seco y en verano, más graso de manera generalizada. Por eso, resulta tan importante equilibrar el rostro durante todo el año.

Por todo esto, el mejor cuidado es fundamental. Es importante que interiores las rutinas y que de este modo, comiences a ver un rostro más saludable y con mejor aspecto. Tienes que usar los productos adecuados y también en el orden correcto.

Siempre debes empezar limpiando tu rostro, con un limpiador sin aceites (de hecho, debes usar cosméticos sin aceites de manera generalizada para evitar que produzcas más sebo), pero que tampoco te reseque demasiado.

Un limpiador acuoso es una buena ideal. Luego, tendrás que usar un tónico facial para cerrar los poros. A continuación usarás el contorno de ojos que decidas, para después, usar el sérum facial (comercial o casero). Finalmente, recuerda echarte siempre crema hidratante tanto por la mañana como por la noche.

Si es de día y tienes pensado salir a la calle y estar expuesto/a al sol, entonces no te podrá faltar un buen protector solar que te permita tener una dermis bien cuidada todo el tiempo, y protegido de los rayos solares.

Es fundamental que seas escrupuloso/a en escoger los ingredientes adecuados, porque de no hacerlo, podrías acabar empeorando tus características dérmicas.

Sérum casero para pieles mixtas

Llegados a este punto es normal que quieras saber qué sérum puedes hacer con tus propias manos y cuáles son los ingredientes que necesitas en cualquier caso. La receta que te vamos a presentar es fácil y desde el primer uso, te darás cuenta de que tu dermis está equilibrada y con un aspecto mucho más saludable.

Los aceites que te ponemos en la receta, no debes temerlos porque son ideales para pieles mixtas. No taponarán tus poros, no te causarán acné ni tampoco brillos. Todo lo contrario, son ideales para tu cuidado dérmico.

Ingredientes

  • 10 ml de aceite de jojoba
  • 10 ml de aceite de árbol de té
  • 15 gotas de vitamina E líquida
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 1 bol
  • 1 cuchara de madera
  • 1 embudo
  • 1 frasco de cristal oscuro pequeño con gotero

Lee más: Qué es y para qué sirve un sérum para piel mixta

Cómo realizar la receta

Su elaboración, una vez que tengas todos los ingredientes a mano es muy fácil de hacer. Te hemos puesto poca cantidad de cada uno de los ingredientes para que te dure justo el tiempo que aguanta en la nevera (una semana).

Aunque, como te hemos dicho más arriba, si notas que la sustancia se está deteriorando antes, deberás desecharla y volver a realizar el cosmético casero.

Mide cada uno de los ingredientes y ve echándolos, por orden del listado citado de ingredientes en el bol. Luego mezcla todos los ingredientes con una cuchara de madera. Una vez que estén todos bien mezclados y con la ayuda del embudo, deberás meter la sustancia en el frasco.

Cuando lo tengas todo hecho, cierra el frasco y agítalo bien. Después, mételo en la nevera para su conservación (algo que tendrás que hacer siempre que utilices el cosmético). Agita y usa siempre fresco para que sea más eficaz.

Cómo utilizarlo correctamente

Como con cualquier otro cosmético, es importante que sepas cómo usarlo correctamente y así, poder aprovechar al máximo todas sus propiedades. Con el dispensador en gotero, pon unas gotas en las yemas de tus dedos y frota para calentarlo antes de aplicar en el rostro.

Así, despertarás sus activos para que sean más eficaces. Aplica pequeñas cantidades de sustancia en todas las zonas a tratar: rostro, cuello y escote. Evita el contorno de ojos. Cuando lo hayas puesto en todas las zonas y extendido, acaba con pequeños y suaves toques para que penetre con mayor facilidad hasta las zonas más profundas de tu dermis.

Después espera unos minutos antes de aplicar tu crema hidratante para pieles mixtas. Es importante que uses siempre la crema hidratante después porque, aunque la crema se quede en la superficie dérmica, actúa como un sellador para que los activos del sérum sigan trabajando incansablemente.

¿Sérums caseros o comerciales?

Con los sérums caseros podrás saber exactamente cuáles son los ingredientes que lleva el producto, también puedes hacer la cantidad que quieras. Pero debes saber, que, aunque funcione bien, tardan mucho en hacer efecto y sus resultados no son tan notorios como los sérums faciales de calidad comerciales.

Eso sí, es fundamental que eneucnetres un sérum que sea de calidad en el mercado para que no te defraudes con algunos cosméticos que se venden como que son prácticamente mágicos, y la realidad es muy distinta.

Para que lo tengas más fácil en caso de no querer hacer tu propio cosmético casero, te recomendamos el Sérum Antiage de Nezeni Cosmetics, porque es ideal para todo tipo de pieles. Se adapta a tus necesidades y te da lo que necesitas.

Así estarás comprando sobre seguro y tendrás una piel mixta excelente y saludable.

Después de saber más sobre cómo hacer sérum para piel mixta casero, ¿te atreves o prefieres comprar el que te hemos recomendado? ¡Tú decides!

También te puede interesar