Cómo hacer un sérum facial casero

Comprar un sérum facial es la forma más cómoda de obtener un producto de calidad y buenos resultados. Pero no todo el mundo quiere comprar cosméticos, pero sí disfrutar de ellos. Si estás en este último grupo, entonces te va a interesar el cómo hacer un sérum facial casero. El sérum facial suele ser un […]

Comprar un sérum facial es la forma más cómoda de obtener un producto de calidad y buenos resultados. Pero no todo el mundo quiere comprar cosméticos, pero sí disfrutar de ellos. Si estás en este último grupo, entonces te va a interesar el cómo hacer un sérum facial casero.

El sérum facial suele ser un producto bastante caro porque sus ingredientes son de calidad y deben tener una buena concentración para que sea efectivo. Pero si sabes cómo hacerlo, el sérum casero no tiene nada que envidiar a aquellos que venden en las tiendas.

Aunque claro, ya tienes que invertir tiempo en hacerlos y también debes saber, que no te durarán más de una semana y si lo guardas en la nevera. Es decir, que cada semana tendrás que estar renovando los ingredientes y volviéndolo a hacer para que tenga todas sus propiedades.

El sérum casero

Un aspecto positivo de hacer tu propio sérum facial casero es que sabrás al 100% los ingredientes que lleva el cosmético, ¡porque serás tú quien lo haya fabricado con tus propias manos!

Además, el sérum facial es un cosmético que no puede faltar en tus rutinas de limpieza y cuidado facial diarias. Te aporta muchos beneficios dérmicos porque además de reparar y regenerar tu piel, también humecta e hidrata.

Junto con otros productos para el rostro, es un paso que no te puedes saltar si quieres tener buenos resultados y una tez mucho más saludable.

Los activos del sérum deben estar bien concentrados para que sean eficaces y cuiden tu piel. Por supuesto, los ingredientes deberán ser de calidad y pensados para el cuidado específico de tu dermis, ¡cada piel es un mundo!

La buena noticia, es que con el sérum que te vamos a indicar en este artículo, podrás usarlo independientemente del tipo de piel que tengas. Porque hemos pensado en ingredientes que son aptos para todo tipo de dermis.

De esta manera no tendrás que preocuparte mucho si tu piel es grasa, mixta, seca o normal. En cualquier caso, podrás usar este sérum y obtener buenos resultados.

Aunque claro, en el caso que alguno de los ingredientes no te funcione por el motivo que sea, siempre podrás cambiarlo por otro que sea más respetuoso con tus condiciones dérmicas.

Lo bueno de los sérums, es que al contener ingredientes concentrados, hay multitud de ingredientes caseros que puedes utilizar y que haga su función. Lo que importa es que sean ingredientes que se absorban correctamente y que sean capaces de penetrar hasta las capas más profundas de tu dermis.

Así podrás tratar diferentes problemas dérmicos, como el envejecimiento, inflamaciones, rojeces, manchas, arrugas, piel seca, etc. Este cosmético a diferencia de las cremas hidratantes, deben penetrar hasta las capas más profundas dérmicas por eso, los ingredientes deben estar bien seleccionados.

Por otra parte, no podemos dejar de lado que los sérums contiene nada menos que un 70% de sus activos concentrados, mientras que las cremas, no llegan al 10 o 20% en la mayoría de los casos. Con estos porcentajes puedes ver la diferencia de acción entre un cosmético y otro, ¡pero ambos productos se complementan!

Por eso, aunque en las tiendas puedas encontrar multitud de sérums faciales, si a ti te gustan los productos caseros, vas a tener la oportunidad de poder hacer el tuyo propio y así disfrutar de todas sus ventajas siempre que quieras o necesites.

Qué ingredientes son mejor

Quizá estés pensando en cuáles podrían ser los ingredientes correctos para poder tener el mejor cosmético casero y disfrutarlo al máximo. Aunque como te hemos dicho más arriba, te vamos a dar una receta con ingredientes bien pensados que respeten tu dermis sea del tipo que sea, vamos a darte un poco de información al respecto.

Siempre tendrás que investigar antes de usar un ingrediente nuevo, pero siempre tendrás que asegurarte de que sea de calidad. De esta manera no estarás gastando tu dinero y tu tiempo en vano. Nunca utilices ingredientes de los cuales no sabes su origen o tienen un origen dudoso.

Si lo haces podrías poner en riesgo de manera innecesaria tu dermis. Hay personas que rebajan los principios activos con alcohol e irritantes, por lo que en estos casos, siempre tendrás que descartarlo. De hecho, es mejor que sean ingredientes 100% naturales.

Lo mejor es que te tomes tu tiempo en conseguir los ingredientes, aunque los que te vamos a dar son fáciles de encontrar. Solo que, en el caso que quieras probar otros ingredientes nuevos porque hayas descubierto que te pueden ir bien, entonces, emplea el tiempo que sea necesario para encontrar de calidad y totalmente naturales.

Recuerda que el hecho de que un ingrediente sea de calidad no significa que tengas que pagar altos precios por él, ¡ni mucho menos! Solo asegúrate que sea de calidad. Pero eso sí, los ingredientes demasiado baratos es mejor que desconfíes… porque los buenos ingredientes suelen tener un precio acorde a su calidad.

Hacer tu sérum te saldrá más barato que comprarlo, por supuesto. Pero no es gratis y tendrás que comprar los ingredientes en caso de que no los tengas, así como el recipiente para poder guardar y dosificar la sustancia que realices.

Por supuesto, no vas a realizar un sérum muy elaborado porque para eso requerirías de material profesional y una manipulación muy estricta. Además que necesitarías conocimientos exactos, como si trabajases en un laboratorio para poder conseguirlo. Y éste, no es el caso.

Aunque los resultados están garantizados siempre que realices bien los pasos, uses los ingredientes adecuados y que seas constante en un fabricación y utilización.

Lee más: Crema hidratante o sérum ¿Qué es lo mejor para tu piel?

Que no te falte constancia

Lo mismo que ocurre con los cosméticos comerciales, en los caseros también debes tener constancia para obtener buenos resultados, ¡incluso más constancia que los productos comerciales! Al ser productos caseros su eficacia será mejor que aquellos que se han trabajado en un laboratorio y se han corroborado sus resultados en ensayos clínicos.

Igualmente, la constancia siempre es la clave del éxito, por lo que tendrás que usar el cosmético todos los días, cada mañana y cada noche. Sin excepción… porque si no lo haces así no encontrarás los resultados que realmente quieres tener en tu dermis.

Solo necesitas tiempo y menos dinero para poder hacer tu propio sérum facial casero. Y la constancia también deberás tenerla a la hora de realizar el cosmético. Porque si por perezca dejas de hacerlo y de utilizarlo, todos tus esfuerzos serán en vano.

Si no te ves con ganas de realizar tu sérum cada semana, entonces la mejor opción es que lo compres y así, sabrás que te dura más tiempo y que no tendrás que gastar tu tiempo para tener que hacerlo. Podrás usarlo desde que lo compres y hasta que se te acabe el bote.

No tendrás que estar pensando en que si cambia de olor o textura, ya que si esto ocurre en el cosmético casero, tendrás que desecharlo y realizar otro. Además, que a medida que van pasando los días los cosméticos caseros van perdiendo propiedades.

Por eso, en este sentido, los series faciales comerciales son mucho más cómodos y prácticos.

En este sentido, si no quieres hacer el cosmético casero porque te faltará tiempo, entonces, para comprar uno, compra el mejor. Te recomendamos el Sérum Antiage de Nezeni Cosmetics, que es un producto de alta gama, a un precio maravilloso y apto para todo tipo de pieles y que te ofrecerá buenos resultados desde el primer día de aplicación.

Aunque si por otra parte, prefieres hacer un sérum facial casero porque crees que según tu estilo de vida y pensamientos es mejor, entonces sigue leyendo y ponte manos a la obra.

La receta casera para tu sérum facial

Sin más dilación vamos a darte la receta casera para tu sérum facial y que de esta manera, puedas disfrutarlo desde ahora mismo. Debes saber que aunque no tengas arrugas, signos de envejecimiento, inflamación, rojeces o manchas dérmicas, también puedes usarlo porque así podrás prevenir que te salgan en el futuro.

Ingredientes

  • 30 ml de aceite de rosa mosqueta
  • 10 ml de aceite de jojoba
  • 10 ml de aceite de argán
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 1 cuchara de madera
  • 1 bol
  • 1 embudo
  • 1 recipiente hermético con dosificador en gotero o en spray

Con todos estos ingredientes tendrás los beneficios del sérum facial, apto para todo tipo de pieles, tanto de hombres como de mujeres.

Cómo realizar el cosmético casero

Utiliza primero los aceites y ponlos todos en el bol o cuenco. Con la cuchara de madera tendrás que mezclarlos bien hasta que veas que quedan totalmente fusionados. A continuación, haz lo mismo con los aceites esenciales.

El orden de los aceites y aceites esenciales debes añadirlos siguiendo el orden de la lista que te hemos presentado en los ingredientes.

A continuación con la cuchara de madera vuelve a mezclar todos los ingredientes bien.

Luego coge el embudo y ponlo encima del recipiente hermético y con el bol, echa con cuidado la sustancia. Cierra el recipiente y agítalo bien (algo que tendrás que hacer cada vez que lo utilices).

Después podrás guardarlo en la nevera para que te dure con las propiedades en buen estado más tiempo (una semana aproximadamente).

Ahora que ya sabes cómo hacer un sérum facial casero, ¿te pones manos a la obra o prefieres comprarlo en la tienda?

También te puede interesar