Cómo reparar las puntas abiertas

Es posible que sin haberte dado cuenta te hayan aparecido las puntas abiertas. No es algo que hayas escogido, simplemente por malos hábitos o por usar malos productos se te han puesto de ese modo. Por eso, vamos a explicarte cómo reparar las puntas abiertas, ¡sin tener que cortar el perlo!

Son muchas las personas que piensan que cuando se tienen abiertas la mejor manera de hacerle frente es cortando el pelo, para sanearlo. Pero no siempre es necesario y con todo lo que te vamos a explicar aquí te darás cuenta de ello.

Las puntas abiertas en tu cabello puede ocurrirte en cualquier momento, de hecho, es un problema bastante común entre las personas de pelo largo. Habitualmente ocurre cuando no se cuida bien y tendrás un aspecto en tu cabello más apagado de lo normal.

También te habrás dado cuenta que siempre que te peinas se te rompe y que se te empieza a caer. Si no pones remedio lo antes posible a esas puntas abiertas, entonces, con el paso del tiempo tu cabello cada vez tendrá peor aspecto… y no quieres que eso te ocurra.

Pero, ¿cómo conseguir acabar con las puntas abiertas y volver a tener el cabello con un aspecto mucho más saludable? Es sobre lo que te vamos a hablar ahora. Te aseguramos que con una buena constancia y cuidados, volverás a tener una melena envidiable.

¿Por qué tienes las puntas abiertas?

Antes de luchar contra ellas, es fundamental que conozcas bien a tu enemigo y sepas por qué las tienes abiertas. Solo de esta manera dejarás de parecer una persona con un cabello descuidado al que no le importa su aspecto. Y en el caso que sí te importe, podrás dejar las tijeras lejos de ti.

Sabiendo por qué se abren las puntas también podrás evitar que te ocurra en el futuro de nuevo. Podrás emplear las mejores estrategias para acabar con ellas. Pero, ¿cuáles son las causas que las provocan? Anota:

  • Utilizar herramientas de calor en tu cabello a menudo, como planchas o secadores de pelo.
  • No dar importancia ni usar productos para el cabello que te ayuden a nutrirlo, como por ejemplo, las mascarillas nutritivas capilares
  • No usar produtos para sellar las cutículas
  • Mantener una mala alimentación
  • No beber suficiente agua como para tener una buena hidratación interna
  • Vivir en constante estrés sin relajación mental
  • No dormir lo suficiente y no dar prioridad al descanso
  • Secar el cabello frotando agresivamente
  • Usar toallas con un tacto demasiado áspero habitualmente
  • Desenredar y peinar el cabello dando tirones, de forma agresiva
  • Decolorar el cabello
  • Usar tintes de manera regular
  • Sufrir las inclemencias meteorológicas y no proteger el cabello debidamente

Evita que se te abran las puntas

Como dice el refrán, “más vale prevenir que curar”, y con las puntas abiertas pasa igual. Para una buena prevención es fundamental que mantengas tu organsimo bien hidratado por dentro, y que busques una hidratación excelente de manera externa para tu cabello.

Una buena hidratación capilar es necesaria para mantener una buena salud de la misma, y debes poner de tu parte de forma activa para conseguirlo. También, cuando uses productos capilares deberás fijarte en los ingredientes y que no contengan amoníaco, ni químicos, ni parabenos, ni sulfatos…

Procura que los productos que uses en tu cabello tengan ingredientes naturales.

Si eres de las personas a las que le gusta teñirse el pelo, procura que los tintes sean naturales y evita a toda costa aquellos con químicos.

También es importante que tanto en invierno como en verano, siempre apliques un extra de hidratación en el cabello. Tanto el calor como el frío reseca el cabello y lo deja apagado y sin vida. Un secreto además de usar acondicionador y mascarilla después del champú, es aplicar un acondicionar nutritivo en tu cabello que no necesite aclararse con agua.

También es fundamental que cuando salgas a la calle, siempre protejas tu cabello del mismo modo que proteges tus ojos.

Igual que para cuidar tu salud ocular te pones gafas de sol en cualquier época del año, para proteger tu salud ocular no pueden faltarte: gorras, sombreros o pañuelos. Así evitarás que el pelo se castigue demasiado al estar expuesto a los rayos solares y al aire.

Otro aspecto que no puedes pasar por alto para evitar que se te abran las puntas, es no abusar de las herramientas de calor para cuidar tu pelo. Estas herramientas debilitan tu pelo y harán que se rompa con facilidad, que se apague y que las puntas se abran.

Para secar tu cabello, en lugar de usar herramientas de calor o toallas ásperas, lo mejor es optar por una suave toalla de microfibra para que absorba todo el exceso de agua. Incluso una camiseta vieja puede servirte enrollándola en la cabeza para secar tu cabello de manera poco agresiva.

Mantener una buena alimentación e hidratación (bebiendo el agua suficiente cada día) también es muy importante. Para que tu cabello se vea saludable por fuera, deberás mantener una buena alimentación en tu organsimo.

En el momento que peines tu cabello, nunca des tirones o lo hagas con prisas. Evita también (aunque tengas el cabello rizado) los peines anchos. Los cepillos anti-tirones que se suelen utilizar en los niños, son una buena opción para desenredar cualquier cabello en una cabeza adulta.

Es más, siempre que te laves el pelo, una buena opción es desenredar tu cabello cuando aún tienes la mascarilla puesta. Así será mucho más fácil acabar con los nudos de tu pelo sin tener que recurrir a tirones indeseados.

Cuando te peines, nunca comiences desde la raíz porque sino los nudos irán hacia abajo y se harán más grandes… por lo que no te quedará más remedio que pegar tirones y estropearás tu cabello.

Siempre tienes que comenzar a desenredar desde las puntas e ir subiendo hacia arriba. Así estarás cuidando cada hebra de tu cabello y evitarás que las puntas se te abran o que se te rompa el pelo.

Consejos para reparar las puntas abiertas

La mejor manera de reparar las puntas abiertas es evitando que te sucedan y eso lo conseguirás teniendo en cuenta todo lo que te hemos dicho más arriba. Pero además, también es importante que tengas otras cosas presente para que si ya las tienes, puedas revertir la situación.

Teniendo todo lo que te estamos contando muy presente, no solo conseguirás que se te reparen, si no también que las puntas no se te vuelvan a abrir en el futuro. Si no quieres cortar tus puntas ni pagar tratamientos capilares demasiado costosos entonces no te pierdas estos consejos para llevarlos a cabo.

Lee más: Cómo hidratar el pelo

Remedios naturales

Los remedios naturales son bien conocidos por su eficacia, aunque debes saber que no son rápidos y que deberás tener paciencia. Lo que sí es cierto es que si eres constante podrás tener un cabello en buen estado, más nutrido y con más hidratación. Tendrás las puntas cerradas y con un aspecto más saludable.

En los remedios naturales y caseros, existen algunos ingredientes que pueden irte mejor que otros como el aceite de coco, el aceite de almendras, el huevo o la miel.

Cuando preparas remedios caseros debes saber que tendrás que dejarlo en el cabello durante un tiempo y después aclarar con abundante agua para que no te quede nada de sustancia en el pelo ni en el cuero cabelludo.

Lava bien el pelo pero no lo hagas todos los días

El pelo debes lavarlo y mantenerlo siempre limpio, pero no debes lavarlo todos los días. No importa si tienes el cabello graso o seco, no te lo laves cada día o acabarás eliminando la capa que protege tu cabello.

Lo ideal es lavar tu pelo dos veces por semana y que cuando lo hagas, siempre uses un champú, acondicionar y mascarilla de calidad.

Mascarillas capilares

Las mascarillas capilares deberían ser obligadas en todos los cuidados capilares, pero también como cuidado habitual del cabello.

Si tienes las puntas abiertas, cuando vayas a comprarte una mascarilla deberás escoger una de buena calidad que te asegure que entre sus objetivos eficaces está la reparación de las puntas abiertas.

En este caso, es posible que solo debas aplicarlo en las puntas y para el resto del cabello escoger otra mascarilla hidratante y nutritiva.

Sérums capilares

Los sérums capilares son una opción necesaria para reparar el cabello y también para mantenerlo saludable. Un sérum está compuesto por activos muy concentrados que actúan de dentro hacia fuera. Es fundamental que el que escojas se adapte a tus necesidades capilares.

Cuando apliques un sérum en tu cabello, solo tienes que aplicarlo desde la mitad del pelo a las puntas en caso de que lo tengas bastante dañado, o solo en las puntas si es la única parte que quieres tratar.

Es habitual que un sérum no se deba enjuagar con agua porque así podrá hacer más efecto. Recuerda que es fundamental, que al igual que todos los cosméticos, estos productos no lleven químicos y que sus ingredientes sean naturales.

Tendrás que aplicarlo después del lavado de tu cabello, exceptuando los casos que el fabricante te aconseje aplicarlo en otros momentos o de alguna manera en particular.

Ahora ya sabes cómo reparar las puntas abiertas, pero también como prevenirlas. Es el momento de comenzar a cuidar tu cabello como realmente mereces. Así podrás mantener una melena increíble por más tiempo.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar