La regla de las 5c para que los niños estudien en casa

Todo apunta a que este año los niños van  a tener que estudiar en casa. La pandemia por coronavirus está provocando que muchas escuelas cierren u opten en mayor medida por la educación online. Suceda esto o no en tu escuela, un niño siempre tendrá que complementar sus horas en el centro escolar con algunas […]

Todo apunta a que este año los niños van  a tener que estudiar en casa. La pandemia por coronavirus está provocando que muchas escuelas cierren u opten en mayor medida por la educación online. Suceda esto o no en tu escuela, un niño siempre tendrá que complementar sus horas en el centro escolar con algunas horas de estudio en el hogar pero sabemos que conseguir que un niño estudie en casa es una tarea muy complicada. Para ayudarte un poco a hacer que este proceso resulte menos estresante, para vosotros los padres y también para el niño, queremos ofrecerte La regla de las 5c para que los niños estudien en casa. Dicen que es muy efectiva. ¿La ponemos a prueba?

la-regla-de-las-5c-para-que-los-ninos-estudien-en-casa

Qué es la regla de las 5c

No es fácil ser niños y menos en los tiempos que corren. A los peques les exigimos que estudien y que hagan tareas que los adultos no siempre seríamos capaces de cumplir. La pereza es un mal que nos afecta a todos y también a ellos que, además, no terminan de comprender el empeño de los adultos en que hay que hacer los deberes, estudiar y sacar buenas notas. Pero lo cierto es que la educación es un bien fundamental y necesario y es importante adoptar todas las medidas posible para que nuestros niños no pierdan el hilo de su aprendizaje, pese a las circunstancias actuales.

Si están en casa, tendremos que ser los padres quienes nos pongamos firmes con ellos y les hagamos comprender el valor de su esfuerzo y la necesidad de su dedicación a recibir esa formación que de tanta ayuda les va a servir en el presente y en el futuro. Ahora bien, estas palabras que parecen tan sencillas, ¿cómo se llevan a la práctica? Los especialistas están ofreciendo diferentes métodos para incentivar el estudio entre los más jóvenes. Y la metodología que hoy proponemos es la regla de las 5c.

La regla de las 5c consiste en crear un ambiente de estudio que les motive sin agobiarles. Concretamente estas 5c se corresponden con 5 conceptos que deberíamos aplicar cuando estamos ante un estudiante para que estudiar se convierta en algo interesante y no tan tedioso. ¿Vemos estas 5c?

La primera de las 5c se trata del «Contexto». El aprendizaje no solamente puede estar en los libros, sino que es imprescindible aplicar lo aprendido en nuestra realidad y en el día a día, para que el niño no solo consolide sus conocimientos, sino que también para que vea la utilidad de lo que estudia. Así, aplicaremos matemáticas en nuestro día a día, haremos referencia a lo aprendido en clase de lengua, o en historia a lo largo de los días. Lo que no aplica, se olvida.

la-regla-de-las-5c-para-que-los-ninos-estudien-en-casa-con-ordenador-istock

No dejes de leer:

La segunda c es el «habla». Ponerse delante de un libro y repetir hasta la saciedad aburriría al más pintado. Y el «porque sí» no es argumento válido para obligar a nadie a hacer nada, y menos a un niño. Por eso, hay que hablar en nuestro día a día de los conceptos que estamos estudiando. Muy relacionado con lo que acabamos de hablar en la primera c, es importante ser creativos para inculcar al niño la pasión y el interés por el estudio.

Directamente relacionada con la c anterior, llega la tercera c de nuestra regla para estudiar en casa que la «curiosidad». El estudio tiene que despertar su curiosidad, pues de lo contrario, difícilmente va a ponerse a estudiar y, si lo hace, en cualquier caso no tardará en dejar lo aprendido en el cajón de lo olvidado. ¡Ojo que a cualquiera nos pasaría!, también a los adultos. Si lo que está estudiando, al niño le parece interesante, querrá aprender más sobre ello. De lo contrario, fracasaremos.

La cuarta c se refiere al «control» y, en contra de lo que parecería, no pide que los padres ejerzan un control sobre el niño para que estudie sí o sí, sino que si bien hay que motivarles, también hay que dejarles que sigan su ritmo. No todos los niños aprenden al mismo ritmo. Puede que habiendo dos niños de la misma edad, uno saque un 8 y otro se quede en un 4, o que uno requiera de 1 hora de estudios y otro necesite 2, pero en cualquier caso, no debemos darle mayor importancia. Incidir en ello y aplicar castigos controlando continuamente que el niño sea un fenómeno, solo provocará el efecto contrario.

Llegamos a la quinta c de las reglas para que el niño estudie en casa, y esta regla es la «colaboración». Cuando somos padres, debemos más que nunca aprender a realizar un trabajo en equipo, porque este es un valor que nos valdrá para mucho, tanto en nuestra vida profesional, como también en nuestra vida personal, de pareja y con nuestros hijos. El niño se sentirá más arropado si ve que en casa no tiene unos padres autoritarios que le castigan cuando no estudia, sino que sus padres se ponen a estudiar con él y celebran con él sus triunfos, o tiran del carro cuando las cosas no salen como se esperaba.

la-regla-de-las-5c-para-que-los-ninos-estudien-en-casa-nino-estudia-con-padres-istock

Más sobre niños en casa y educación:

Cómo utilizar la regla de las 5c para que los niños estudien en casa

Ya hemos visto las reglas de las 5c para que los niños estudien en casa pero, ¿cómo aplicarlas? Porque si tan solo nos quedamos en la teoría entonces de nada nos sirve conocerlas.

Antes que nada tenemos que saber que cada niño es un mundo y cada franja de edad también. De modo que tendremos que adaptar la metodología a cada caso particular. Por otro lado, no todo en la vida es estudiar, así que está bien fijar unos horarios que dedicaremos a estudiar y donde evitaremos todas las distracciones que alejen al pequeño de su objetivo y no esté centrada en su aprendizaje.

Ahora bien, aunque haya unos horarios para sentarse a estudiar, esto no significa que el resto del día no sigamos aprendiendo. Como dijimos anteriormente, los conocimientos aprendidos deben practicarse durante nuestra vida cotidiana. Si el niño está aprendiendo inglés, por ejemplo, aparte de estar 1 hora estudiando, o realizando sus tareas escolares, durante nuestro día a día, intentaremos crear un ambiente donde aplicaremos lo aprendido. Teniendo conversaciones en inglés con él, aunque sean pequeñas. ¿Que tú no sabes inglés? Pues aprende con tu hijo. En eso consiste el trabajo en equipo.

Muy importante es dedicar tiempo a los hijos. Si nuestra actividad profesional es importante, pensemos que la actividad escolar también lo es, y que los mismos quebraderos de cabeza que tenemos los adultos con nuestro trabajo, los tienen los peques, aunque sea a otra escala. Hay días mejores y días peores, pero siempre hay que seguir trabajando por mejorar y por aprender cada vez más.

Te puede interesar:

Galería de imágenes La regla de las 5c para que los niños estudien en casa

Embarazo10.com

También te puede interesar