5 recetas de papillas para bebés a partir de 6 meses

Alimentar a un bebé puede convertirse en algo complicado, sobre todo si eres mamá o papá primerizo, es la primera vez que tienes un hijo, te afrontan muchas dudas, y no sabes muy bien qué hacer. Y es que aunque la leche materna, o la leche de fórmula, deben ser aún la principal fuente de […]

Alimentar a un bebé puede convertirse en algo complicado, sobre todo si eres mamá o papá primerizo, es la primera vez que tienes un hijo, te afrontan muchas dudas, y no sabes muy bien qué hacer. Y es que aunque la leche materna, o la leche de fórmula, deben ser aún la principal fuente de alimento y de nutrientes para los bebés de 6 a 12 meses de edad, lo cierto es que, como posiblemente ya te habrá recomendado su pediatra, puedes empezar a darle alimentos sólidos al pequeño alrededor de los 4 a 6 meses de edad. Evidentemente, no son sustitutos, sino complementarios. Por este motivo en estos momentos este tipo de alimentación es conocida bajo el nombre de alimentación complementaria. Un buen ejemplo los encontramos en las papillas para bebés. ¿Cuáles podemos darles, y qué podemos preparar fácilmente en casa?. Toma nota, te explicamos algunas maravillosas recetas, para que aprendas a hacerlas por ti mismo/a.

Recetas de papillas para bebés a partir de 6 meses

Lo cierto es que si fuiste padre o madre hace apenas unos años, y ahora lo has vuelto a ser por segunda o tercera vez, quizá te hayas percatado de que las recomendaciones nutricionales, alimentarias o dietéticas de hace unos años hasta el momento presente en el que nos encontramos han cambiado muchísimo.

Tanto, que ahora existe una recomendación básica a tener en cuenta: desde el momento en el que el bebé empiece con la alimentación sólida, lo ideal es intentar introducir cuanto antes aquellos alimentos que más alergias pueden llegar a causar. Es decir, el huevo, el trigo, algunas frutas como el kiwi… ¿El motivo de estos cambios? Según parece, cuando se introducen antes, menos riesgo de que produzcan alergias habrá, ya que por ejemplo entre el sexto y el octavo mes, el sistema digestivo del pequeño estará más preparado. Sin embargo, si se opta por dárselo un poco más tarde por primera vez, el riesgo de alergia puede aumentar.

Papilla de cereal de arroz

Esta papilla de cereal de arroz es ideal para bebés a partir de los 6 meses de edad.

Ingredientes

  • ½ taza de agua
  • 2 cucharadas de polvo de cereal de arroz

Preparación

  1. En una cacerola al fuego pon agua y calienta hasta que empiece a hervir.
  2. Luego añade el polvo de cereal de arroz y remueve continuamente mientras se cocina, para que no queden grumos.
  3. Continúa removiendo hasta que se vuelva cremoso y espeso.
  4. Si lo deseas, puedes agregar un poco de leche materna o leche de fórmula.
  5. Al igual que también puedes añadir alguna fruta (que ya haya tomado el bebé de forma individual y separada), si deseas aportar algo de dulzura.
  6. ¡Listo! Retira del fuego y deja que se enfríe un poco, antes de dárselo al pequeño.

Papilla de avena

La papilla de avena es ideal a partir de los 6 meses de edad. De hecho, la avena se caracteriza por ser uno de los alimentos menos alergénicos, por lo que el riesgo de que pueda provocar alergias es bastante bajo.

Papilla de avena

Ingredientes

  • ½ taza de avena orgánica
  • Agua (en cantidad necesaria)

Preparación

  1. Pon agua en una cacerola y deja que hierva. Cuando empiece a hervir, añade la avena y deja que se cocine, removiendo continuamente.
  2. Es importante que remuevas constantemente, de esta forma evitarás que la avena se pegue al fondo de la cacerola, algo que resulta luego muy incómodo de quitar y de lavar.
  3. Si lo deseas puedes agregar alguna fruta, como por ejemplo te propondremos en la siguiente receta. Algunos trozos de plátano machacados pueden ser ideales.
  4. Una vez que la avena esté completamente cocida retira del fuego, sirve en el tazón del bebé, y deja que se enfríe un poco.

Descubre también: Recetas de papillas

Papilla de avena y manzana

Como posiblemente ya te ha aconsejado el pediatra, la manzana es ideal para el bebé a partir de los 6 meses de edad, pero siempre y cuando se la des cocida (no es adecuada cruda). Por tanto, es un ingrediente sumamente útil, dulce y nutritivo para añadir a nuestra receta de papilla de avena.

Ingredientes

  • ½ taza de agua
  • 100 g de avena orgánica
  • Media manzana

Preparación

  1. Lava bien la manzana, pélala, córtala por la mitad y pica en trozos medianos una de las mitades.
  2. En una cacerola hierve el agua y, cuando empiece a hervir, añade la avena. Luego añade la manzana picada.
  3. Deja cocinar, removiendo continuamente (para evitar que la avena se pegue a la cacerola), hasta que la avena esté bien cocinada, y la manzana se vuelva blanda.
  4. Luego licúa en una batidora.
  5. ¡Listo! Sirve en el cuenco del bebé y dáselo cuando esté tibio.

Papilla de cereal de arroz y manzana

Al igual que la papilla de cereal de arroz anterior, es una receta ideal para bebés a partir de 6 meses.

Papilla de arroz y manzana

Ingredientes

  • ½ taza de agua
  • Media manzana
  • 2 cucharadas de polvo de cereal de arroz

Preparación

  1. Lava y pela la manzana. Pártela por la mitad y córtala en trocitos pequeños.
  2. Pon el agua en una cacerola y lleva a ebullición. Justo cuando empiece a hervir añade el polvo de cereal de arroz, y remueve continuamente para evitar que se formen grumos.
  3. Añade los trozos de manzana cortada y remueve bien hasta que se espese.
  4. Pasados unos minutos tanto el arroz como la manzana se habrán cocinado bien.
  5. Retira del fuego, mezcla en una batidora para obtener una consistencia más suave, y sirve hasta que se entibie.

Papilla de mijo

Ingredientes

  • 150 ml de leche de fórmula, materna o agua
  • 15 g de mijo

Preparación

  1. Pon agua en la cacerola, calienta al fuego y cuando empiece a hervir añade el mijo. Baja el fuego colocándolo a fuego medio, y lleva a ebullición.
  2. Una vez que vuelva a hervir cocina a fuego lento durante un máximo de 5 minutos. Remueve de vez en cuando, para evitar que el cereal se pegue al fondo.
  3. Pasado este tiempo retira del fuego, remueve y deja que repose durante 2 o 3 minutos, antes de servir.

También te puede interesar