Qué quesos puede comer una embarazada: consejos y recetas

Cuando estamos embarazadas debemos tener especial precaución con los alimentos. Sabemos que hay ciertos alimentos como los huevos, las carnes, embutidos y pesacados poco cocinados, con los que tenemos que tener cuidado. El queso es una fuente importante de calcio, siempre que no te lo haya impedido expresamente tu médico. Pero, qué quesos puede comer […]
Embarazo10.com

Cuando estamos embarazadas debemos tener especial precaución con los alimentos. Sabemos que hay ciertos alimentos como los huevos, las carnes, embutidos y pesacados poco cocinados, con los que tenemos que tener cuidado. El queso es una fuente importante de calcio, siempre que no te lo haya impedido expresamente tu médico. Pero, qué quesos puede comer una embarazada, hoy te vamos a dar consejos y recetas para que lleves una dieta equilibrada y saludable.

Estos son los quesos que Sí puede comer una embarazada

Como acabamos de decir, los quesos son un alimento muy interesante por el aporte de calcio que éstos nos proporcionan. Sin embargo hay quesos que son más seguros que otros. Debemos decir que todos los quesos soportan un proceso de pasteurización, que fundamentalmente elimina la listeriosis y otras bacterias.

Sin embargo, dentro de los protocolos médicos, existen una serie de quesos, de los llamados quesos duros que se consideran mucho más seguros para comer, si estás gestando.

Entre los quesos recomendados nos encontramos:

  • Queso Cheddar
  • Edam
  • Emmental
  • Gouda
  • Gruyère
  • Parmesano
  • Stilton
  • Jarslberg

Como norma general, debemos asegurarnos que el queso que vamos a consumir haya sido elaborado con leche pasteurizada. Una forma de asegurarnos de que es un queso que podemos consumir si estamos embarazadas, es leer la etiqueta.

Estos quesos son:

  • Mozzarella
  • Feta
  • Cottage
  • Queso Crema, entre ellos el Mascarpone
  • Cuarc
  • Ricotta
  • Algunos quesos de cabra y procesados como pueden ser los quesos de untar.

En España, todos los quesos son seguros, ya que  están obligados a utilizar leche pasteurizada, siendo una garantía de seguridad, sobre todo si estamos en estado de gestación. Sin embargo, mira siempre bien la etiqueta y ante cualquier duda, no lo compres.

Quesos que NO debe comer una embarazada

Sobre todo y si estás embarazada, hay una regla de oro que deberás respetar, evitar comer quesos blandos, maduros, sin moho. Quesos que presenten vetas azules suaves, para evitar que éstos contengan niveles alto de listeria.

Los quesos que no debemos comer si estamos embarazadas son:

  • Brie
  • Brie azul
  • Cambozola
  • Camembert
  • Queso de cabra con corteza blanca, el famoso chèvre
  • Gorgonzola
  • Roquefort
  • Queso azul danés

Por regla general, evita comer cualquier tipo de queso blando, suave o tierno, quesos que no estén pasteurizado. Estos quesos tienen mayor probabilidad de ser contaminados de listeria. Como todos sabemos, la listeria es una bacteria muy dañina y mucho más si estamos embarazadas.

Las embarazadas tienen 20 veces más posibilidad de desarrollar listeriosis después de ingerir un alimento infectado, que cualquier otra persona.

El peligro del queso durante el embarazo

Nos hemos referido en todo momento a la listeria porque es la bacteria más peligrosa que nos podemos encontrar en los quesos, es la causante de la listeriosis. Como hemos comentado, las mujeres que están embarazadas tienen más riesgo de contraer esta infección. El sistema inmunológico de las mujeres gestantes, está mas debilitado que el de el resto.

Pero si queréis saber que es la listeria, os diremos que es una bacteria que puede provocar una infección grave tanto para la mamá como para el feto.

percentiles-fetales-tablas-ecografia-datos-istock

Los síntomas pueden llevar a confusión, ya que parece que estamos sufriendo un proceso gripal. Su manifestación se realiza a los 2 ó 3 días después de la ingesta del queso. Aunque esta sintomatología, puede durar varias semanas.

A demás del contagio a la mamá, lo más peligroso es el bebé, quien a través de la placenta se puede contagiar. Dependiendo de la etapa de desarrollo del bebé, este puede sufrir diferentes problemas, como son alteraciones en su desarrollo, problemas neurológicos, infecciones e incluso la muerte.

Según el Centro de Control de Enfermedades Americano, 1.700 personas al año enferma con diagnóstico grave en Etados Unidos, siendo marcado la tasa de mortalidad en 260 personas.

Como hemos comentado, las mujeres embarazadas sufren un riesgo 20 veces mayor de infectarse que las mujeres no embarazadas. Se estima que en Estados Unidos un 17% de las mujeres embarazadas sufrirán infección por leisteriosis.

Recetas con queso que puedes tomar en el Primer Trimestre de Embarazo

Pasta con queso mozzarella y tomates

Un plato muy rico que puedes tomar durante el primer trimestre de embarazo sin poner en riesgo ni tu salud, ni la de tu bebé.

Se trata de hervir la pasta, con la forma que más te guste, ya sean macarrones, caracolas o espirales. Como concer la pasta no tiene mayor problemas pasamos a explicar como preparar la salsa.

Primer paso: Vertemos en una sartén grande un chorro de aceite de oiva y lo ponemos a calentar a fuego medio.

Segundo paso: Colocamos en la sartén unas uvas, tomates que previamente hemos troceado y un poco de puré de tomate.

Tercer paso: Apartamos la sartén y dejamos que se enfríe un poco. Cogemos una olla y vertemos el contenido de la sartén, después añadimos la leche, ponemos a calentar. Pasados unos segundos, agregamos la pasta y mezclamos todos los ingredientes.

Cuarto paso: Añadimos a la mezcla tres bolitas de queso mozzarella y tapamos la olla durante unos minutos. Transcurrido este tiempo, colocamos unas hojas de albahaca y mezclamos todos los ingredientes bien. Una vez veas que está todo mezclado y en su punto, sólo queda degustar.

Hemos elegido mozzarella, siempre teniendo la precaución de leer la etiqueta y asegurarnos que ha sido hecho con leche pasteurizada.

Sopa de queso y tomate

Un plato muy sencillo y que te encantará si eres una verdadera fan del queso.

Primer paso: Cogemos una olla y colocamos unas 4 cucharadas de aceite de oliva, ponemos la olla al fuego y esperamos que se caliente.

Segundo paso: Cortamos una cebolla, la troceamos y la añadimos a la olla, dejamos que se fría hasta que quede doradita. Después añadimos una pizquita de especias, las que más os gusten, preferiblemente italianas, un poquito de asl, puré de tomate y dejamos que todos los ingredientes se cocinen a fuego bajo.

Tercer paso: Añadimos a la olla una buena ración de tomates ya sean naturales o en conserva, perejíl y albahaca frescca. Ya sólo nos queda añadir una cucharadita de azúcar.

Cuarto paso: Dejamos que todos los ingredientes se cocinen durante 20 minutos y transcurrido ese tiempo, retiramos la olla del fuego. Vertemos todo el contenido en el vaso de una batidora, añadimos queso parmesano o pecorino y batimos todo bien hasta obtener una cremita homogénea.

Huevos rellenos al graten

Primer paso: Para esta receta utilizaremos 3 huevos,  los ponemos a hervir hasta que se cuezan, una vez cocidos los dejamos enfríar para después cortarlos  por la mitad.

Segundo paso: Sacamos la yema de los huevos y preparamos una salsa bechamel, también la podemos comprar si estamos un poco mal de tiempo. Mezclamos la salsa con la yema de huevo hasta conseguir una pasta.

Tercer paso: Rellenamos los huevos con la mezcla para después cubrirlos con un poco de salsa bechamel. Agregamos el queso por encima y lo metemos al horno para gratinar. Cuando el queso esté doradito, retiramos la bandeja y lo dejamos enfriar. Ya está listo para comer.

Esta información ha sido obtenida de:

También te puede interesar:

También te puede interesar