Escrito por

Qué son los pródromos y cuáles son sus síntomas

Antes de que empiece el parto en sí mismo, existe una etapa en la que la embarazada puede tener una serie de contracciones, las cuales se caracterizan por ser leves y además también irregulares, las cuales suelen desaparecer cada vez que cambia de posición, o al acostarse y descansar. Es lo que se conoce como período de preparto, y este tipo de contracciones son médicamente conocidas bajo el nombre de Contracciones de Braxton Hicks.

Pródromos

De hecho, es bastante probable que, aunque ya hayas dado a luz (incluso en varias ocasiones si tienes más de uno o dos hijos), no te hayas dado cuenta de que has tenido los conocidos como pródromos de parto. En la medicina clínica, un pródromo se refiere a aquellos síntomas, señales o signos que preceden a las manifestaciones agudas. Y, en este caso, es evidente que se trata del parto.

¿Qué son los pródromos del parto?

Teniendo en cuenta lo indicado en las líneas anteriores, podemos decir que los pródromos de parto son aquellos síntomas, señales o signos que nos anuncian la cercanía del parto. Es decir, que nos pueden señalar que el momento del parto se aproxima.

Estos síntomas son variables de una mujer a otra, de manera que mientras que una embarazada puede tenerlos un par de semanas antes al momento del parto, en otras tienden a producirse apenas unas horas previas al nacimiento del bebé.

Esto significa que, además, las fases de pródromos de parto son muy diferentes de una mujer a otra. Incluso en una misma mujer, con embarazos diferentes, también pueden digerir mucho de un parto a otro. Y es una fase que puede ser larga, en la que las contracciones no solo tienden a ser irregulares en el tiempo, sino también en intensidad. Y persiguen una función básica: borrar y ablandar el cuello del útero antes del momento de la dilatación.

De esta manera, la mujer no es capaz de determinar por si sola si se encuentra o no de parto, ya que en un momento una primera contracción puede tardar solo 2 minutos en llegar, y la otra sin embargo tardar 10 o 12 minutos.

¿Cómo son los pródromos del parto?

El síntoma más evidente de los pródromos de parto son las contracciones más intensas. Sin embargo, estas contracciones pueden ser dolorosas para algunas mujeres, y para otras no. Eso sí, no deben ser confundidas con las falsas contracciones de Braxton Hicks, que son especialmente útiles para preparar y entrenar al músculo uterino para el momento -real- del parto. Además, tampoco son las contracciones verdaderas que sí tienen lugar durante el momento de la dilatación.

De hecho, muchos especialistas son claros al diferenciar los pródromos de parto con las contracciones de parto propiamente dichas. Y es que, estas últimas, se caracterizan por ser intensas, rítmicas y progresivas, y no mejoran al descansar o al cambiar de posición. Mientras que las contracciones asociadas con los pródromos no son rítmicas, ni regulares aunque sí pueden ser molestas.

Así, la mujer puede sentir una serie de espasmos en la zona inferior del abdomen, que en ocasiones pueden sentirlos también en las ingles. Y suelen durar entre 15 a 20 segundos aproximadamente, algo menos que las contracciones de parto.

Cómo son los pródromos de parto

También pueden surgir otros síntomas relacionados. Por ejemplo, se puede producir la pérdida del tapón mucoso, aunque en realidad es algo que no suele ocurrir siempre. Puede producirse un descenso del abdomen, aliviando la zona del estómago, o producirse como te comentábamos anteriormente el ablandamiento del cuello uterino, aunque esto no es tan evidente, de manera que solo es posible saberlo a través de una exploración médica.

Si te encuentras en las últimas semanas de gestación es posible que sientas algunos nervios relacionados con la proximidad del parto, especialmente si es la primera vez que vas a tener un bebé. Si es así, estate absolutamente tranquila. Es posible que ya estés experimentando este tipo de contracciones, que, es cierto, pueden hacerte dudar de si en realidad te has puesto ya o no de parto.

No obstante, recuerda algo fundamental: cuando estás de parto existen al menos 2 o 3 contracciones intensas, rítmicas y progresivas, con una duración de 1 minuto aproximadamente, cada 10 minutos. Si es así, es bastante probable que estés de parto, así que lo más aconsejable es prepararte, recoger las cosas y dirigirte al hospital.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?