Qué medicamentos son peligrosos en el embarazo

Si padeces algún tipo de dolencia ya sea desde antes del embarazo o que surja durante la gestación, como por ejemplo podría ser el caso de un problema de tiroides o la hipertensión arterial, es bastante probable que -bajo la adecuada supervisión médica- debas continuar tomando la medicación. Ya que, en caso de dejar la […]

Si padeces algún tipo de dolencia ya sea desde antes del embarazo o que surja durante la gestación, como por ejemplo podría ser el caso de un problema de tiroides o la hipertensión arterial, es bastante probable que -bajo la adecuada supervisión médica- debas continuar tomando la medicación.

Medicamentos peligrosos en el embarazo

Ya que, en caso de dejar la medicación de una enfermedad crónica representará, en la mayoría de las ocasiones, un mayor peligro para el bebé (en comparación con cualquier efecto secundario que podría ocasionar la propia medicación).

Igualmente, no es recomendable dejar de tomar aquellos medicamentos que te haya prescrito el médico, o cambiar las dosis sin hablar primero con él.

No obstante, muchos medicamentos y fármacos pueden llevar la siguiente indicación en el prospecto: «No tomar durante el embarazo». Esto es debido a que sus efectos no han sido estudiados en mujeres embarazadas, lo que no significa necesariamente que existan estudios sobre los efectos adversos, o que no puedan ser tomados durante el embarazo.

Por ejemplo, la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja no tomar ningún fármaco durante el embarazo, dado que la gran mayoría de ellos pueden causar daños en el feto.

A raíz de descubrirse los riesgos del ibuprofeno en el embarazo, especialmente durante el primer trimestre de gestación (ya que podría aumentar la posibilidad de sufrir un aborto espontáneo, causar defectos en la pared abdominal u ocasionar en el bebé anomalías congénitas o cardíacas), es bastante probable que te hayan surgido dudas acerca de qué medicamentos son seguros durante el embarazo. Y, sobre todo, cuáles pueden ser los más riesgosos.

Incluso aunque ese determinado fármaco o medicamento lo tomaras con normalidad antes de quedarte embarazada. El motivo es evidente: lo que antes no te hacía daño sí puede ocasionar efectos secundarios o adversos graves durante la gestación, pudiendo afectar peligrosamente no solo al correcto desarrollo del embarazo, sino a la evolución del embrión, feto y/o bebé (en función del momento en el que éste se consuma).

Estos son los medicamentos más peligrosos en el embarazo

Existen medicamentos que se encuentran totalmente contraindicados durante el embarazo. Algunos, por ejemplo, no se recomienda su consumo. Mientras que otros están directamente prohibidos:

1. Medicamentos no aconsejados en el embarazo

  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINES). Aunque el ibuprofeno podía tomarse durante el embarazo bajo supervisión médica, no se recomienda su consumo ni durante el primer trimestre ni durante el último. Ocurre lo mismo con fármacos como la aspirina o el naproxeno sódico.
  • Parches de nicotina. Sus efectos en el bebé son similares a si fumaras cigarrillos durante el embarazo. Y, evidentemente, no son muy positivos que digamos.

2. Medicamentos prohibidos durante el embarazo

  • Estatinas. Son medicamentos utilizados habitualmente para reducir los niveles de colesterol en sangre. Durante el embarazo se asocia a malformaciones en el feto, especialmente en el corazón, tráquea, ano y esófago.
  • Cortisona. Ayudan a aliviar el dolor y la inflamación. No obstante, los derivados de los corticoides han sido asociados durante el embarazo a causar malformaciones del paladar hendido.
  • Bicarbonato de sodio. Al aumentar el pH natural en la sangre de la embarazada y el bebé, puede ocasionar una alcalosis metabólica.
  • Anticonceptivos orales. Cuando una mujer se queda embarazada y se encontraba siguiendo un tratamiento a base de anticonceptivos orales se recomienda interrumpirlo rápidamente. Su consumo durante la gestación se asocia a alteraciones del feto en las vías urinarias, los genitales, y a un aumento del riesgo de Síndrome de Down.
  • Antihipertensivos. Como te comentábamos al comienzo, si padeces de hipertensión arterial antes del embarazo es el médico quien debe aconsejarte y supervisar su consumo posteriormente durante la gestación. No obstante, se asocia con defectos de nacimiento en el feto (concretamente en los riñones).

Fármacos en el embarazo

¿Y qué medicamentos sí están permitidos?

En definitiva, cualquier medicamento prescrito directamente por tu médico estará permitido durante el embarazo, especialmente si lo tomas siempre bajo su más estricta supervisión. No obstante, existen igualmente una serie de fármacos que sí podrían ser considerados como seguros cuando son consumidos a lo largo de la gestación. Los más comunes son los siguientes:

  • Descongestionantes nasales: Habitualmente utilizados para el alivio de los síntomas de la rinitis, se pueden utilizar ya que su acción es local. No obstante, no se recomienda usar más de 3 o 4 días seguidos.
  • Antiácidos: Como probablemente sabrás, la acidez estomacal es muy común durante la gestación. Pueden tomarse en el embarazo siempre que sea en pastillas para chupar, y sean antiácidos derivados del aluminio y magnesio.

Y no te olvides de algo fundamental: cualquier medicamento o fármaco, por seguro que aparentemente sea, debe ser consumido en el embarazo bajo la supervisión de tu médico. Siempre que tengas dudas sobre alguno en particular lo mejor es pedir consejo a tu médico.

También te puede interesar