Escrito por

¿Qué es una salus y qué tarifas son las que tienen?

La figura de la enfermera que cuida de un recién nacido es muy antigua. Durante años estas han brindado su apoyo a las mujeres aunque, en los últimos años quizá han caído un poco en desuso y solo las vemos cuando se trata de una famosa o de una persona de la alta sociedad. Sin embargo, las salus dan un apoyo a las mamás que puede ser de gran ayuda.

Cuando una mujer da a luz, independientemente de que sea su primer bebé o ya tenga más hijos, se enfrenta a una serie de cambios muy grandes en su vida. Un embarazo y un parto son cosas absolutamente naturales pero no por ello significa que sea fácil pasar por tales procesos.

que-es-una-salus-bebe-naciendo

Nuevas obligaciones, un ritmo de vida que se altera, dudas son presiones a las que posiblemente se enfrenta toda mujer cuando tiene un bebé y, además, físicamente no se encuentra del todo recuperada. Y esto puede dar lugar a que aparezca una disfunción emocional consecuencia del estrés y del cansancio. Una salus puede estar a su lado y aliviarle la carga a la mamá.

Qué es una salus

A diferencia de las doulas que son mujeres cuya labor si bien está regulado en la actualidad, pero no poseen una titulación específica en medicina, las salus son enfermeras o auxiliares de enfermería. Tienen conocimientos médicos suficientes para atender a la mujer embarazada y a su bebé vigilando que tanto el embarazo como el postparto y los primeros días del bebé todo se desarrollan con normalidad.

Si una mujer quiere contar con ayuda durante su embarazo puede contratar una doula. Pero si este apoyo lo quiere después del parto, es entonces cuando se recomienda recurrir a la salus ya que estas están avaladas por la Asociación Española de Pediatría.

que-es-una-salus-nino-con-bebe

Aunque es posible contratarla y, es más, se recomienda hacerlo, unos meses antes de que nazca el bebé, con el objetivo de que la futura mamá y la salus puedan tener un trato previo que les ayude a tomar la confianza necesaria para que mujer se sienta a gusto con ella. No perdamos de vista que meter a una extraña en casa no es una experiencia agradable, por eso es mejor entablar una cierta amistad o, al menos confianza con la enfermera que más tarde cuidará de nosotras y de nuestro bebé.

Qué ofrece una salus

Hay que aclarar que una salus no es una simple niñera. Y no lo decimos simplemente porque tengan una formación extra en enfermería o sean auxiliares de enfermería, sino porque ellas su labor la realizan estando en permanente contacto con los profesionales del sector sanitario, es decir, en comunicación directa con ginecólogos y pediatras que irán supervisando cómo se desenvuelven la mamá y el bebé y cómo evolucionan ambos.

En este punto también hay que echar fuera algunos errores que suelen cometer algunas familias cuando contratan salus, y es que al confundirlas con niñeras piensan que estas deben estar las órdenes de la familia y esto no es exactamente así. Es decir, las salus vienen a cuidarnos a las mamás y a los bebés, pero no son personal del servicio doméstico, por lo tanto su función es estrictamente referente al tema sanitario.

La figura de la salus es muy útil en la actualidad porque las mujeres trabajamos y contar con nuestras madres para que ejerzan de abuelas y de apoyo moral durante nuestro embarazo y posteriormente al parto, no siempre es posible. Nuestras madres sin duda estarán orgullosas de atender su nieto pero es posible que no dispongan de todo el tiempo del mundo para quedarse a nuestro cuidado. Contratando una salus podemos tener a alguien siempre con nosotras.

Muchas salus han estudiado también puericultura, así que cuentan con la formación suficiente para ayudar a las mamás en el cuidado básico del bebé. Una salus nos enseñará cómo debemos bañar a nuestro bebé, qué cuidados higiénicos debemos darle y también algo importante: cómo cuidar el ombligo del bebé para evitar infecciones y problemas y que cicatrice bien.

que-es-una-salus-bebe-con-gorro-lana

Otro aspecto fundamental en el cuidado de un bebé recién nacido y que despierta la preocupación de las madres, en especial de las primerizas es la alimentación. Una madre primeriza o no puede encontrar dificultades y dudas a la hora de alimentar a su hijo, ya sea a través de la lactancia materna o del biberón.

Cada bebé es un mundo, pero a menudo los bebés dan problemas para dormir y las noches se convierten en una pesadilla para las mamás que, además, están cansadas todavía. La salus puede ocuparse del cuidado del bebé durante la noche mientras la madre descansa.

Por supuesto, si el bebé enferma, la salus estará preparada para asesorar acerca de los problemas más comunes en un recién nacido como pueden ser cólicos, gases, estreñimiento y ayudarnos con los masajes pertinentes para aliviar sus problemas y relajarlo.

En caso de embarazo múltiple o incluso si ha habido cesárea o porque el bebé haya nacido prematuro, la presencia de una salus es muy recomendable.

Qué tarifas tiene una salus

El precio por contratar una salus depende de distintos factores entre los que se cuentan el número de bebés a cuidar o el tiempo por el cual se contratan. Pueden contratarse por horas, por noches, por días, semanas o también por meses. Normalmente unas cuatro horas de turno suelen costar unos 60 euros. El precio de la noche sube hasta los 90-100 euros. La cuantía se incrementa si hay gemelos.

que-es-una-salus-bebe-biberon

Cómo contactar con una salus

Hay empresas que se dedican a ofrecer este servicio. Puedes consultar empresas por Internet. Y en todo caso, consulta con tu matrona porque ella sabrá asesorarte ya que las salus son enfermeras que ofrecen este servicio privado.

Las salus y doulas no están cubiertas por la Seguridad Social, por lo que tendrás que pagar por su servicio en todo caso si quieres contar con su asistencia.

Te recomendamos leer también los artículos: Qué es la prueba del talón, cuándo se hace y para qué sirve y Qué es la Gestación Subrogada o Maternidad Subrogada

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos