Escrito por

Qué es la sínfisis púbica del embarazo: causas y tratamiento

Durante el embarazo es propio que la mujer sienta una pluralidad de dolores y molestias propias de su estado de gestación. Una de estas molestias es la que se conoce como sínfisis púbica o pubalgia. Te contamos todo acerca de Qué es la sínfisis púbica del embarazo: causas y tratamiento que existen para curar este mal que puede afectarte si estás esperando un bebé. Ante todo, no te alarmes, porque se calcula que cerca de un 80% de las embarazadas, padecen de sínfisis púbica. Pero veamos con más detalle.

Qué es la sínfisis púbica del embarazo

que-es-la-sinfisis-pubica-del-embarazo-istock2

La primera característica de la sínfisis púbica es que notamos un dolor muy fuerte en el pubis. Es común que aparezca a lo largo del tercer trimestre de embarazo. La pelvis se va expandiendo por el embarazo y es frecuente que sintamos dolores. No debemos alarmarnos ya que es algo normal, pues el cuerpo de la mujer tiene que agrandarse para dejar espacio al bebé que crece por días. Las articulaciones se van expandiendo, y entre estas articulaciones contamos con la pelvis. Concretamente, la sínfisis púbica es la articulación que está en el medio del hueso pélvico.

Conoce remedios para la mastitis:

Al expandirse los huesos, tanto las articulaciones como los nervios tienen más presión y es por esto que duelen o que pueden hacernos sentir molestias de diverso grado.

Sí­ntomas de la sí­nfisis púbica del embarazo

El primer síntoma de la sínfisis púbica del embarazo es un dolor muy intenso que empezamos a sentir hacia la zona púbica para luego irradiarse, en ocasiones, hacia otras partes como son la ingle, los muslos e incluso a la zona baja de la espalda.

Sentirás como si los huesos se estuvieran estirando, y es que en verdad lo están haciendo. Es un dolor que puede aumentar cuando se realiza un esfuerzo como andar y, sobre todo, al subir y bajar escaleras.

La mala noticia es que no se sabe cuándo va a desaparecer, pues incluso hay mujeres que aún siguen sintiendo dolor después del parto.

Causas de la sínfisis púbica del embarazo

que-es-la-sinfisis-pubica-del-embarazo-istock3

Conforme va creciendo el útero, el cuerpo de la futura mamá experimenta muchos cambios. Incluso cambia su posición en cuanto al eje corporal. Esto supone que el pubis y la pelvis, que son las zonas más próximas al útero y cercanas a donde está el bebé, se encuentren en tensión y, con esto, que duelan.

Además de esto, tampoco podemos olvidar que las hormonas estarán fluctuando y experimentando cambios constantes. Una de las hormonas que empieza  a producir el cuerpo de la mujer es la relaxina. La relaxina hace que los ligamentos y las articulaciones se relajen y expandan para prepararse para albergar al bebé en crecimiento y también para que cuando llegue el parto, el cuerpo de la mujer pueda dilatar lo suficiente para dejar salir al hijo.

Más sobre problemas en el embarazo:

Tratamiento para la sí­nfisis púbica del embarazo

Ya hemos visto que es normal sufrir de sínfisis púbica durante el embarazo y que no debe preocuparnos más de la cuenta. Así que estrés fuera y, con esto, estarás desechando el primer factor desencadenante de cualquier clase de dolor. Asume que, debido a tu estado de buena esperanza, habrá molestias por las cuales tendrás que pasar, pero que merecerá la pena cuando tengas en brazos a tu bebé.

Como sabemos que mientras estés sintiendo el dolor no habrá palabra que te consuele, déjanos darte algunas medidas que puedes llevar a cabo para reducir las molestias. La primera de ellas ya la hemos dicho: relajarse. Si sientes estrés, el dolor de tu cuerpo se multiplicará, porque además te pondrás más tensa.

Puede que el médico te recete reposo, o que tú misma decidas tomarlo cuando veas que al moverte te duele más. Estás embarazada, consiéntetelo y descansa.

que-es-la-sinfisis-pubica-del-embarazo-istock4

Si tus molestias son demasiado fuertes, pide al médico que te recete algún medicamento que puedas tomar sin dañar a tu bebé.

Hay situaciones en las cuales la mujer sentirá mejoría con ayuda de una faja pélvica. ¿Cómo es esto? Pues porque la faja conseguirá que la pelvis se mantenga bien alineada y así las molestias serán menores.

La mujer embarazada no debe cargar peso, pues bastante peso lleva encima ya. Si coges peso sufriendo sínfisis púbica, el dolor será mayor.

Cuidado con los medicamentos:

Además, te vendrá bien también hacer ejercicios de estiramiento. Pues si bien al andar o subir y bajar escaleras la pelvis te dolerá, volverse sedentaria durante el embarazo tampoco es bueno.

que-es-la-sinfisis-pubica-del-embarazo-istock5

Cuida mucho la postura. Con esto queremos decir que no nos sentemos con la espalda encorvada porque dañaremos nuestra columna.

Cruzar las piernas es malo para la circulación sanguínea. Pero podemos mejorar de nuestros dolores si hacemos ejercicios que incluyan la parte baja del cuerpo.

¿Quieres dormir mejor que nunca? En tal caso, acuéstate sobre el lado izquierdo. También, coloca un cojín entre las dos tiendas.  Además, estira, estira y estira, así relajarás tus articulaciones.

No te pongas zapatos de tacón alto. Mejor opta por zapatos planos o tacón bajo.

Y si te gusta nadar, te vendrá fenomenal hacer natación durante el embarazo. También hay métodos naturales como son la reflexología y la acupuntura que pueden aliviar mucho las molestias de la sínfisis púbica.

De igual manera, puedes apostar por aplicar calor o frío en la zona del dolor para que así se alivien un poco tus molestias.

También es tradición que algunos médicos receten a la mujer suplementos de calcio y de vitamina D durante el embarazo. El objetivo es fortalecer los huesos. Asimismo, si los dolores son muy fuertes, se pueden tomar analgésicos, siempre bajo estricto control médico.

Se recomienda a la embarazada no estar de pie mucho tiempo ni apoyada sobre una pierna, para no sobrecargar las articulaciones y huesos.

Te puede interesar:

Galería de imágenes Qué es la sínfisis púbica del embarazo: causas y tratamiento

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?