Escrito por

Tatuajes durante el embarazo: precauciones y recomendaciones

Si deseas hacerte un tatuaje estando embarazada, o quizás estás con los primeros síntomas del primer trimestre de embarazo, y tienes además en mente el poder realizarte un tatuaje nuevo, debes saber que quizás no sea indicado, en función de la zona en la que te lo vayas a hacer. Os hablamos ahora de los Tatuajes durante el embarazo: precauciones y recomendaciones.

¿Es peligroso hacerse un tatuaje durante el embarazo?

Si estás embarazada o te has hecho un test de embarazo porque crees que lo estás, puede que debas plantearte además si hacerte o no un tatuaje ya que aunque pienses que no son un problema o peligro a priori, puede que sea algo por lo que preocuparse dependiendo de la zona en la que nos vamos a hacer el tatuaje y también en función de nuestra sistema inmunológico. De hecho, no podemos olvidar tener prevención de enfermedades durante el embarazo, y estas nos pueden llegar a través de un embarazo.

Tatuaje embarazo

¿Porqué? Pues porque durante el embarazo disminuye el sistema inmunológico de la mujer, que es más vulnerable a las infecciones locales y las enfermedades infecciosas más graves como la hepatitis. Por otra parte, durante el embarazo la piel es más sensible y también aumenta el riesgo de reacciones alérgicas y el rechazo a los pigmentos de la tinta del tatuaje. Y no solo eso, esta es una condición de vulnerabilidad que también continúa durante la lactancia materna. El consejo es, por lo tanto, evitar este tipo de intervenciones hasta que la madre haya dejado de amamantar.

Pero podemos recurrir a otras técnicas de tatuaje como los que son temporales. Entonces ¿podemos hacernos un tatuaje de henna? Lo vemos en el siguiente punto.

Tatuajes temporales de henna durante el embarazo

Si quieres hacerte un tatuaje durante el embarazo la mejor opción, como hemos dicho es la de hacerte uno que sea temporal y en principio hacerte un tatuaje de henna no tiene porque suponer ningún problema.

Tatuaje henna embarazo

Piensa de hecho, que los egipcios y los indios usaban y pintaban el vientre de las embarazadas con henna para transmitir serenidad al niño. Tencuidado, sin embargo, para elegir el tipo de henna que sea natural, que tiene un color rojo / marrón y no la negra que puede contener parafenilendiamina, un irritante para la piel.

Los tatuajes de henna tienen una duración variable que puede ir de dos semanas al mes,  no es un proceso doloroso, como en el caso de los tatuajes más tradicionales, y deja en la piel un aroma agradable que se desvanece después de los primeros días. La estancia también depende del lugar elegido, cuántas veces se lava esta parte, la aplicación de cremas y aceites y, por último pero no menos importante, el roce con la ropa. Por ejemplo, el tatuaje de henna en las manos generalmente tiende a desaparecer antes que uno dibujado en el brazo o el tobillo.

¿Y en la barriga? ¿Podemos hacernos un tatuaje de este tipo en la barriga? Deberías buscar una persona profesional que se dedique a ello y te aconseje, pero además deberás preguntar también a tu ginecólogo para que te diga si existe o no algún riesgo, aunque en principio no debes tener ningún problema al respecto.

¿Se deforman los tatuajes que tengo durante el embarazo?

Por otro lado puede surgir la cuestión de si se deforman los tatuajes que ya tienes hecho de antes del embarazo. Para esta cuestión podemos responder que la piel es elástica y también lo son los tatuajes, aunque dentro de ciertos límites.

Tatuaje deformacion embarazo

En principio cualquier tatuaje que te hayas hecho en el cuerpo no se deforma aunque tenemos que tener cuidado porque los tatuadores profesionales nos advierten y dejan claro que un aumento o disminución importante de peso, hasta diez kilos, no deforma el diseño de forma permanente, en cambio si sobrepasamos ese peso (algo que suele ser habitual cuando estamos embarazadas), se puede dar una ligera deformación que además puede aumentar si el tatuaje está en el vientre , donde la piel está sometida a una tensión excepcional y es muy probable que después del nacimiento el tatuaje no recupere su forma y tamaño original “.

Por ello, es mejor que antes de hacerse un tatuaje en la zona del vientre o la zona baja de la espalda, pensemos si en un futuro queremos tener hijos. Puede que si deseas ser madre algún día, sea mejor hacerse el tatuaje en alguna otra zona.

Tatuajes y estrías

Por otro lado, tenéis que saber que las estrías alteran el tatuaje y aunque podemos recuperar la piel que se haya visto afectada, es posible que notemos que la textura del tatuaje y la forma no se recupera nunca más o es posible que tengamos que repasarlo.

Y después del embarazo, para evitar sorpresas desagradables …

Si deseas hacerte un tatuaje después del embarazo, lo mejor es que esperes a haberte recuperado un poco o estés ya en tu peso y como no, recuerda que es mejor que esperes a haber acabado con la lactancia materna. Por otro lado, es mejor que desconfíes de tatuadores aficionados. Siempre debes ponerte en contacto con un centro especializado en posesión de la certificación emitida por el organismo competente, donde se utilizan instrumentos únicos o esterilizados y la piel se desinfecta antes de continuar. Es igualmente importante que cuides tu higiene personal y te prepares para la cita lavando cuidadosamente el área diseñada para recibir el tatuaje o la perforación con agua y jabón. La zona tatuada se desinfectará dos veces al día hasta la cicatrización completa, durante un período de tiempo variable según la parte del cuerpo donde se haya hecho.

¿Cómo prevenir las reacciones alérgicas a los pigmentos del tatuaje?

Los colores utilizados para tatuar contienen pigmentos en mayor o menor concentración dependiendo del resultado deseado. Para aquellas que tengáis la piel muy sensible, es mejor usar colores con bajas concentraciones. En el caso, entonces, de una persona sujeta a reacciones alérgicas, es recomendable someterse a una prueba específica antes de proceder con la aplicación de pigmentos.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos