Escrito por

Prevenir la obesidad en los niños

La obesidad en los niños es una epidemia que está asolando a muchas países de todo el mundo. Claro que eso no es simple culpa de los niños que comen todo lo que ven con o sin permiso de sus padres, sino que los padres pueden y deben hacer sus partes para poder remediar o evitar la situación.

20060629_ninos.jpgPara empezar los niños deben sentirse en casa en un ambiente adecuado como para no tender hacia la obesidad.

Los padres deben hacer un tiempo en sus labores para que ellos y la familia entera participen en actividades físicas que se realicen regularmente y que todos los miembros de la familia puedan disfrutar.

No se trata de obligarlos a hacer una rutina aburrida de ejercicios, cuando sabemos que los niños pequeños pueden aburrirse, pero si podría tratarse de implementar ciertos juegos que contribuyan a la salud física de una manera divertida e inusual.

 Otro punto importante para detener la obesidad en nuestros niños es limitando las horas que ellos pasan frente al televisor, tal vez en lugar de esa actividad tan sedentaria, podrían llevar a sus hijos al parque o la casa de algún otro amigo para que practiquen algún deporte o simplemente gasten energías jugando entre ellos que ya esa es una actividad en la que se están ejercitando.

Por último, las madres deben implementar una dieta saludable, evitando toda clase de comida chatarra, y claro, esta comida sana debe ser implementada para todos los miembros de la casa, de manera que el niño se acostumbre y vea como normal ingerir cierto tipo de alimentos.

Suena simple, pero es igualmente muy importante, ya que esas pequeñas cosas son las que ayudarán a tu niño a desarrollar hábitos sanos que permanecerán con él por el resto de sus vidas.

Vía| WebMD