Escrito por

Prepararse emocionalmente para el embarazo

Si preguntáramos a alguien con un recién nacido sobre su vida en el último tiempo estoy segura que nos dirá que todo ha cambiado.

Y mientras es literalmente imposible estar completamente preparada para todos los cambios emocionales que vienen con un bebé, lo que siempre suele suceder es que se tiene muy poca previsión.

Así lo declara Frank A. Chervenak, MD, profesor del departamento de obstetricia y ginecología en el Weill Medical College of Cornell University de Nueva York.

C52_EMBARAZO_044mod4

Según el doctor, una mujer que tiene entre sus posibilidades embarazarse necesita pensar acerca de si hay otros niños en casa y que edades tendrán ellos cuando el nuevo bebé llegue a casa. ¿Puede manejar a dos niños de edades cercanas? Debe considerar también su empleo. “Si atraviesa una etapa en el trabajo muy estresante y que demande de mucho de su tiempo”. ¿Cómo el embarazo y tener al bebé impactarán en su trabajo?

Según el experto, una mujer debe pesar cómo el embarazo impactará en su familia, su trabajo y en su propia psiquis. ¿Estará ella lista o deberá esperar? Todos esos son factores que una mujer puede considerar, y ella es el árbitro final.

Por otro lado, los estudios demuestran la importancia de la previsión. Las investigaciones han mostrado que las parejas que han pensado cuidadosamente acerca de todos los detalles que envuelven tener un bebé, desde  escoger un doctor hasta sopesar los riesgos que lo envuelven, están mucho más preparados que las parejas que no lo han pensado demasiado.

Es por eso recomendable que el proceso de embarazo sea algo pensado, deseado y sobretodo al final, recibir al niño con mucho amor y perspectivas de lo que será su futuro.

Vía| Web MD