Escrito por

Potitos de bebes

Hoy en Embarazo 10 hablaremos de la alimentación del bebé, los más pequeños de la casa, las etapas para cada uno de los alimentos que pueden ir ingiriendo y de los potitos, un alimento riquísimo.

La alimentación de los bebés es crucial para su óptimo desarrollo, sobretodo durante el primer año cuando crecen con rapidez y necesitan mayor aporte de nutrientes.

Con estas primeras comidas estaremos marcando sus hábitos alimenticios saludables y a su vez, disminuyendo la probabilidad de patologías.

Muchas madres en lugar de comprar los potitos los hacen ellas mismas con recetas antiguas o simplemente mezclando diferentes alimentos que tanto en textura como en sabor se complementan, convirtiéndose en un exquisito manjar.

Se eres de las mamis que los compran en sus marcas y tiendas de confianza, o las que innovan ellas mismas, hoy vamos a profundizar un poco más sobre el tema de la alimentación.

Lo más básico es conocer y distinguir tres etapas en la alimentación del bebé:

  • Periodo lácteo que comienza en el nacimiento y finaliza entre el cuarto y sexto mes. En esta etapa el alimento básico es la leche, sea materna (la más recomendada por los expertos), la artificial (fórmulas de inicio) y una combinación de ambas que puede darse cuando una mujer no contiene no toda la leche necesaria para alimentar al bebé.
  • El siguiente periodo es denominado como transición, es el momento del destete y se sitúa a partir de los 4 o 6 meses, es variable según el bebé. En esta etapa se comienzan a introducir en la dieta del bebé otro tipo de alimentos semisólidos como pueden ser los potitos y purés caseros, pero sin dejar por ello de darles leche.

Si le estás dando leche artificial o combinas, es el momento de cambiar la fórmula de inicio por la fórmula de continuación.

Para que no te resulte un lío y el bebé se vaya acostumbrando, puedes ir incorporando en una de las comidas estos nuevos alimentos semisólidos mientras que durante el resto del día le das la leche. Así, evitamos que sino le gusta la novedad la vaya aceptando poco a poco y sin la necesidad de estar preocupadas por si no está bien alimentado.

Bien es cierto, que lo mejor que puedes hacer es consultarlo con tu pediatra para que en conjunto vayáis viendo que alimentos son los más adecuados y como va respondiendo a cada uno de ellos.

Así, podrá indicarte cuál es la consistencia y la cantidad adecuada basándose en la maduración y el desarrollo de tu bebé, que como has podido comprobar, los intervalos de edad entre las fases son variables.

  • De esta manera se llegarían a los alimentos sólidos, las primeras veces en que comienzan masticar, se van haciendo a nuevos sabores y cada plato puede ser una verdadera aventura tanto para ellos, como para nosotras si conseguimos que se lo coman.

Una buena y sana alimentación es fundamental y no hay nada mejor para lograrla que conocer las etapas.

loadInifniteAdd(44636);

Fuente: revista.consumer.es

Imágenes: hola.com, cuidadoinfantil.net