Cómo portear al bebé: fases, técnicas, ventajas y desventajas

No hay mayor placer para una madre que sostener en brazos a su bebé, ni tampoco mayor placer para un bebé que sentirse acunado en los brazos de mamá. Donde se pongan los brazos de mamá que se quiten las cunas y los carritos. A menudo la única manera de aliviar el llanto de un […]
Embarazo10.com

No hay mayor placer para una madre que sostener en brazos a su bebé, ni tampoco mayor placer para un bebé que sentirse acunado en los brazos de mamá. Donde se pongan los brazos de mamá que se quiten las cunas y los carritos. A menudo la única manera de aliviar el llanto de un niño es tenerlo en brazos pero, ¿cómo hacerlo? ¿Es bueno o malo portear a un bebé? Te explicamos Cómo portear al bebé: fases, técnicas, ventajas y desventajas que tiene para el pequeño y para la madre. No olvidemos que su cuerpo es delicado y debemos tener cuidado con él. Y además también para nosotras puede ser incómodo e incluso perjudicial si lo cargamos mal. Por eso, vamos a sacarte de dudas con estos consejos.

Cómo portear al bebé

Tener un hijo pequeño, sobre todo cuando es recién nacido o apenas cumple unos pocos de meses de vida es convertirse en una mamá canguro que siempre está llevando a su retoño a cuestas para que este permanezca tranquilo y callado.

portear-al-bebe-tecnicas-peligros-istock2

Cualquier tarea se convierte en un dos a dos con tu pequeño encima. Y, lógicamente, toda actividad se complica cuando tus brazos están ocupados con esa personita. Aunque merece la pena, sin duda, disfrutar de esos momentos mágicos y tener a tu hijo en brazos es beneficioso para los dos, así que no hagas caso de lo que te digan y, si alguna persona de tu entorno te recomienda dejar que el niño llore para que «no se acostumbre a los brazos», no le hagas caso. Algún día echarás de menos que tus hijos te reclamen la atención y el cariño.

Aprende más sobre cómo criar a tu bebé:

En cualquier caso, es cierto que desde el momento en que traes a tus hijos al mundo tienes que aprender rápidamente diversas técnicas para facilitaros la vida a los dos. Tú tienes que continuar cumpliendo con otras obligaciones, a las cuales se le suma la de ser mamá. Y compaginar tantas labores no es fácil, pero tenemos los consejos de expertos y la experiencia de madres y abuelas que ya pasaron por esto.

portear-al-bebe-tecnicas-peligros-istock4

Por lo tanto, y aunque hablaremos de esto más adelante, portear a tu hijo sí, pero no de cualquier manera, porque las formas son importantes para no hacer daño a su cuerpecito, sobre todo en los primeros días de vida, y cada fase de tu bebé requiere de diferentes formas de porteo que vamos a ver a continuación.

La gran mayoría de los animales y, sobre todo los mamíferos, cargan a sus bebés. Así que tranquila, porque en tu propia naturaleza se encuentra ese instinto para hacerlo. Cierto que tu pequeño no tiene brazos largos y fuertes con los que agarrarse a tu espalda o a tu vientre, como hacen los monos, y que no tienes una bolsa en tu barriga como las canguros. Pero lo que la naturaleza no te ha dado, te lo da la creatividad humana y puedes sustituir esas carencias con otras técnicas. Por ejemplo, existen fulares y mochilas portabebés que te permiten llevar a tu pequeño mientras tus manos se liberan. Esto te permite aprovechar el tiempo y, también, descansar tus brazos.

Lo ideal, eso sí, es emplear portabebés que sean ergonómicos y que se adapten a la postura natural del bebé y a tu fisionomía. No existe edad para el porteo, pues podemos hacerlo desde que nuestro hijo es recién nacido y continuar practicándolo durante su primer año de vida. Esto ya dependerá de nuestras necesidades y de las necesidades del bebé. Pero sí es importante que el niño mantenga una postura correcta durante el porteo.

El bebé tiene que estar en alto y su espalda permanecer flexionada formando una «C». Por otro lado, su carita nunca debe estar hacia fuera, sino que tiene que estar mirando hacia nosotros y en contacto con nuestro cuerpo. Solo si el niño ya es más mayor, podemos adoptar otras posturas, como el colocarlo a la cadera o a la espalda, para que el niño pueda ver y empezar a conocer y relacionarse con el entorno.

En cuanto a sus piernas, procuraremos que estén abiertas, como si fuera una ranita, o formando una «M», con las rodillas un poco más elevadas que las nalgas.

Ventajas y peligros de portear al bebé

Las ventajas de portear al bebé ya te las hemos adelantado. Para un  bebé, el contacto cercano al calor de la piel y a los latidos del corazón de su madre es importante y enriquecedor. El pequeño no solo se siente seguro y calmado, sino que se establece una conexión mágica entre madre e hijo. La relajación del bebé es tal, que llorará menos y dormirá mejor.

portear-al-bebe-tecnicas-peligros-istock3

Vitaminas para el bebé:

Además, llevar al bebé encima estimula la producción de leche materna y la lactancia. Al tiempo que mejora la respiración del niño evitando que padezca enfermedades respiratorias y también favorece la digestión, previniendo problemas como el reflujo y los gases. Todo esto favorece que las defensas del menor se activen siendo un niño más sano y fuerte.

Los huesos y el desarrollo, de su espalda y caderas también experimentan las ventajas del porteo, porque incluso mejora el tono muscular. Los niños que son  bien porteados sufren menos problemas de displasia de cadera y se dan menos casos de plagiocefalia o deformación del cráneo debido a la mala postura.

Mientras que para la madre, portear correctamente al bebé mejora su autoestima, porque se sentirá capaz de realizar varias actividades a la vez sin estar descuidando a su hijo. Y, aparte, el porteo mejora la postura y la musculatura, porque su espalda se mantendrá erguida.

En cuanto a los peligros de portear a un niño pequeño también puede haberlos, pero estos se producirán si el porteo lo hacemos de manera incorrecta. Porque si colocar correctamente al pequeño favorece su desarrollo, por el contrario, llevarlo en mala postura perjudicaría su desarrollo óseo, provocando que pueda sufrir deformidades en su esqueleto y sus músculos, como displasia, o plagiocefalia, entre otros problemas que acarrea una postura forzada para el frágil bebé en pleno crecimiento.

Te puede interesar:

Galería de imágenes Cómo portear al bebé: fases, técnicas, ventajas y desventajas

Embarazo10.com
Curso de Creación Web
¡Aprende a CREAR y MONETIZAR tu sitio web con Tendenzias!
+ 100Mde lectores al año
+ 1.8M de euros
+ 15 años de experiencia
Te ofrecemos nuestra experiencia para que logres montar tu web y comenzar a monetizarla desde cero.
¡Quiero Aprender!
Cómo portear al bebé: fases, técnicas, ventajas y desventajas
4.90 / 5
4.90 - 4 Votos

También te puede interesar