Escrito por Tendenzias

Pezoneras: cómo colocarlas y cuándo hacerlo

Dentro de lo que es la maternidad, el hecho de amamantar es de gran relevancia. Ya que, es uno de los más grandes vínculos entre la madre y el recién nacido. Con respecto a este tema, son muchas las polémicas. Gracias a la incomodidad que genera el acto frente a otras personas. Más allá de eso, son innegables los beneficios que tal acto implica. Tanto para los bebés como para sus padres. No obstante, hay ciertas mujeres que sufren de graves problemas a la hora de amamantar, esto se debe a una condición de pezones sensibles, los cuales, con la succión del bebé se ven aún más afectados. Es por ello que, “Pezoneras: cómo colocarlas y cuándo hacerlo”, resulta una información de gran importancia y utilidad para la lactancia. Hoy, te contaremos todo sobre este tema. Comenzando por saber ¿Qué son las pezoneras? Y ¿Cuándo utilizar las pezoneras?, con el fin de que con nuestra ayuda conozcas ¿Cómo se ponen las pezoneras?, los tipos de pezoneras que existen, para descubrir si se agarra bien el bebé a las pezoneras. La idea es brindarte una guía clara desde el principio, hasta el final cuando te toque conocer ¿Cómo quitar las pezoneras?

Es muy posible que, al iniciarte como madre, te hayas preguntado mil cosas acerca de esta nueva responsabilidad. Por ejemplo, cuál sería la mejor forma de cuidarte mientras cuidas a tu hijo. Por lo tanto y en cuanto al cuidado de los pezones sensibles, las pezoneras son una excelente opción. Es por esa razón que, quisimos traerte todo lo que necesitas saber de ellas. Quizá, puedas considerarlas de gran ayuda en caso de que presentes dolor o incomodidad a la hora de amamantar a tu pequeño.

Qué son las pezoneras

Las pezoneras son piezas de silicona que funcionan como una barrera del pezón a la hora de amamantar al bebé. De esta manera, el pezón no se ve afectado. Actualmente, su uso se ha vuelto muy común, pues es una herramienta muy útil para las madres. Así que, son muchas las marcas y mercados que las ofrecen. Sin embargo, no debemos fiarnos de todas. En caso de querer adquirir una, lo más recomendable es que lo consultes con tu especialista. De seguro, te comentará cuál es la más indicada según tu organismo.

De hecho, hay muchas mujeres que prefieren obviar las pezoneras. Aun y cuando presenten cierta molestia o hipersensibilidad en el área de los pezones. Ya que, esta podría considerarse una barrera entre el bebé y el pecho de la madre. Y, aunque es realmente una invención útil, hay quienes todavía no se convencen. Sin embargo, se trata más de una cuestión de preferencias y necesidades que de prejuicios. Claramente, todo tiene sus puntos en contra y a favor. Cuando se trata del cuidado del cuerpo y el del bebé, debemos conocer tanto las ventajas como las desventajas.

Cuándo utilizar las pezoneras

Ahora bien, necesitas saber cuándo utilizar las pezoneras. Las razones pueden ser muchas. Por ejemplo, que en los primeros días luego del nacimiento de tu bebé, presentes grietas en el pezón. Esto, generalmente, se debe a que el recién nacido no ha conseguido un agarre adecuado en el momento de la lactancia. Pero no desesperes, pues no se trata de nada grave. Como todo, con los días el bebé irá consiguiendo la postura más cómoda a la hora de amamantar. Igualmente lo harás tú y tus pezones no se verán afectados. Pero, mientras esto pasa, si sientes fuerte incomodidad, puedes recurrir a las pezoneras.

Lo mismo ocurre en mujeres que sufren de un fenómeno llamado Raynaud. El cual, provoca hipersensibilidad excesiva en los pezones. Haciendo que se contraigan los vasos sanguíneos y se produzca dolor. Hay que tener en cuenta que, esto suele pasar ante cualquier contacto o estímulo que tengan los pezones. Así que, con la lactancia, empeora el cuadro. Por lo tanto, no se trata de un problema sencillo. Es decir que, es necesario un tratamiento para solucionarlo y entre tanto, puedes usar pezoneras para aliviar las molestias.

Cómo se ponen las pezoneras

Resulta muy importante saber cómo se ponen las pezoneras. Si no sabes hacerlo, es muy posible que no aproveches sus ventajas. Tu bebé y tú, pueden estar incomodos a la hora de amamantar, lo cual trae graves consecuencias a posterior.

Muchas mujeres, piensan que las pezoneras, como su nombre lo indica, van encima del pezón. Pero, resulta que no es así. Existen marcas que suelen traer diferentes diseños. No obstante, lo más indicado es voltear ambas pezoneras antes de aplicarlas en la mama. De esta forma, se consigue un mayor agarre y no resulta incómodo ni para ti ni para el pequeño. Recuerda que, el amamantar esta será una tarea diaria, no querrás sentir ninguna molestia.

Además, luego de comprar las pezoneras, lo mejor es esterilizarlas antes de usarlas. Verás que vienen envueltas en una especie de aceite que sirve como conservante. Es necesario quitar cualquier líquido de la pezonera antes de que toque la boca de tu bebé. Para ello, puedes hervirlas por unos minutos o enjuagarlas muy bien. Esto no es necesario hacerlo a cada momento. De hecho, si no han sido expuestas a suciedad, puedes simplemente lavarlas.

Cómo quitar las pezoneras

Una vez empiezas a usar pezoneras, es posible que sea un tanto difícil quitarlas, pues tu bebé notará la diferencia y puede que esto genere cierto rechazo al pezón. De manera que, cuando decidas dejar de usarlas, debes estar segura de que ya nos las necesitas. Tratar de hacerlo, sin que tu bebé rechace el pezón sin la barrera. Para lograrlo, puedes aprovechar un momento, en medio de la lactancia, en el que tu bebé se despiste y retirarla. Es probable que, tengas que hacerlo en varias oportunidades hasta que el pequeño se acostumbre.

Tipos de pezoneras

Como te dijimos, existen diversas marcas de pezoneras que vienen con distintos diseños. Tales como las que se encargan de cubrir el pezón y, a su vez, la aureola. También, aquellas que sólo cubren el pezón. Generalmente, vienen en forma de círculo o de media luna.

Así pues, hay pezoneras de silicona y látex. La diferencia entre ambas, radica en que la primera tiene una mayor duración y la segunda es más frágil.

¿Se agarra bien el bebé a las pezoneras?

Como has visto, las pezoneras son las mejores herramientas para lograr un mejor agarre de los bebés a los pezones. Pues una de las mayores preocupaciones de la madre es cómo hacer para lograr que el pequeño se alimente sin problema. Una vez solucionado este problema, podrás llevar a cabo la lactancia sin incomodidad. Y luego de un tiempo puedes retirarlas, pero no olvides consultarlo antes con el especialista.

Riesgos por usar pezoneras y cómo reducirlos

Otra de las dudas que asaltan a las madres a este respecto: cuáles son los riesgos por usar pezoneras y cómo reducirlos. Lo cierto es que todo lo que no sea natural, conlleva un cambio para el bebé y para la madre que puede tener consecuencias. No por ello, éstas van a ser negativas. Sobre todo si el bebé no come y no queda más remedio.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

No obstante, nunca está de más conocer los riesgos de usar pezoneras y cómo reducirlos. Más que nada, para saber cuáles de estos riesgos son reales y cuáles no. La leyenda urbana en torno a las pezoneras es mayor que la de la Niña de la Curva.

Gases

Para empezar, hay que contar con que la pezonera debe estar perfectamente colocada. De no estarlo, el bebé tragará más gases y tendrá más posibilidad de vomitar la leche. Lo curioso es que no es la pezonera en sí la que provoca los gases. Al estar mal colocada, al peque le cuesta más encontrar alimento, se pone nervioso y succiona más pero no coge más que aire. Esos son los gases que luego le pueden acarrear dolor de estómago y vómitos.

Pezoneras como colocarlas bebes

Otro problema que podemos encontrar con las pezoneras, aunque menos habitual, es que el bebé se haga a ellas y rechace el pecho. La silicona o el látex no suele ser santos de la devoción de los bebés, pero para gustos, colores y pequeñajos. Cuidado con eso, porque un rechazo del pecho puede ser muy duro para la madre.

Infección

Por muy bien hechas que estén, las pezoneras son un elemento extraño en la lactancia. Un intermediario que debería ser innecesario entre madre e hijo. Y claro, algunos intermediarios siempre quieren su comisión. Sin ir más lejos, la comisión de la alergia. Las pezoneras de silicona son cada vez más demandadas, porque el látex produce muchas reacciones en madres y peques.

No obstante, el peligro viene por otro lado. Y es que algunas pezoneras, por el simple roce del bebé lactando, pueden provocar grietas en la areola que debemos controlar. El hecho de no colocarla bien también puede derivar en heridas. El problema es que si no las curamos, al estar en continuo estado mojado, los gérmenes pueden infectar la herida y crearnos un problema. Tener las pezoneras esterilizadas es, por esto, muy importante.

Y es que, una vez infectado el pecho, la siguiente zona que se suele infectar, por lógica, es la boca del bebé. Debemos evitarlo a toda costa. Por muy habituales que sean los hongos en los bebés, si podemos evitarlos, mejor. Tampoco tengamos problemas en tirar las pezoneras infectadas, por mucho que estén nuevas. En este tipo de productos, no debemos escatimar.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

A la hora de tratar la infección de hongos, lo más habitual es una crema de angi-fúngicos, obviamente, todo pautado por el pediatra. fa

Pezoneras como colocarlas

Ventajas de usar pezoneras

A pesar de los riesgos, lo cierto es que las ventajas de usar pezoneras están ahí. Por eso se siguen usando. Sir ir más lejos, aquí tienes algunas ventajas que te animarán a usarlas:

  • Las mujeres que tienen el pezón invertido o poco pecho, encuentran en las pezoneras una solución perfecta para dar de mamar a sus peques y no tirar de fórmula directamente.
  • A muchas madres, la lactancia les supone un dolor tremendo. Las pezoneras mitigan ese dolor, haciendo de barrera entre el pecho y el bebé.
  • Muchos bebés, al lactar, provocan heridas a las madres. Y claro, como están mamando cada poco tiempo, éstas nunca se cierran. Gracias a las pezoneras, las heridas pueden curar algo más rápido y no llegar a infectarse.

Desventajas de usar pezoneras

Obviamente, también existen las desventajas de usas pezoneras. No todo va a ser perfecto. por mucho que queramos a nuestro bebé, nadie dice que sea fácil criarle.

  • El proceso de lactancia se complica sobremanera. El bebé tiene que hacer mayor esfuerzo de succión para que la leche pase del pecho a la pezonera y de ahí a su boca. Muchos se cansan antes de probar una sola gota.
  • Al final, la pezonera es de látex o de silicona. Es decir, plasticazo. Muchos bebés no toleran esa sensación y, por desgracia, lo acaban asociando al pecho y rechazando a la madre. En tal caso, toca tirar de biberón y de fórmula.
  • La lactancia directa genera mucha más leche en la madre. Está claro que si ponemos elementos entre medias, esta súper producción disminuirá.
  • Al final, sea más o sea menos, las pezoneras cuestan un dinero que el pecho no cuesta. Además, hay que cambiarlas muy a menudo.
  • Un peligro añadido viene de la mano de las pezoneras de mala calidad. Si se rompe, el bebé se puede tragar un trozo de plástico con facilidad con el riesgo que ello conlleva.
Pezoneras como colocarlas lactando

Consejos de usar pezoneras

Por todo ello y mucho más, la elección de las pezoneras es personal e intransferible para la madre. No obstante, si te decantas por el sí, te damos algunos consejos de usar pezoneras.

  • Antes de comprar unas pezoneras al azar, mira sus medidas. Sobre todo debes fijarte en que tengan ancho de sobra para entrar en tu pezón y, sobre todo, una tetina larga para que llegue a le boca del bebé sin mucho esfuerzo.
  • Si las usas para dar descanso al pecho, retíralas cuando éste haya sanado. Nada como dar de mamar a tu bebé sin intermediarios. Es mejor para ti pero, sobre todo, es mejor para la criatura.
  • Si es posible, y el peque lo permite, intenta retirar las pezoneras a mitad de la toma. Al principio te pueden ayudar para que el bebé se ubique, tenga algo almacenado y pueda succionar con rapidez. Pero una vez puesto a mamar, es aconsejable que tire directamente de pezón y se habitúe a lo natural. Además, será mucho más sencillo para ti.

También te puede interesar:

Embarazo10.com

Newsletter