Escrito por

Parto prematuro: posibles causas y síntomas

El parto prematuro es aquel que acontece antes de la semana 37 del embarazo, fecha en la que el bebé ya está totalmente desarrollado y apto para nacer sin ningún tipo de complicaciones. Un embarazo normal dura aproximadamente 41 semanas de modo que si tienes dudas, o estás preocupada, en Embarazo10 te lo explicamos todo sobre el parto prematuro: posibles causas y síntomas.

parto-prematuro-posibles-causas-sintomas

Parto prematuro: posibles causas y síntomas

partoprematuro.jpg

Un nacimiento prematuro es un nacimiento que tiene lugar más de tres semanas antes del nacimiento del bebé. En otras palabras y como ya he mencionado al comienzo, un parto prematuro es uno que se produce antes del inicio de la semana 37 de embarazo. Normalmente, un embarazo por lo general dura aproximadamente 40 semanas.

El nacimiento prematuro da al bebé menos tiempo para desarrollarse en el útero. Los bebés prematuros, especialmente aquellos nacidos más tempranos, a menudo suponen un riesgo y es difícil que sobrevivan a las complicaciones médicas que conllevan.

En función de la antelación con la que nace un bebé, él o ella puede ser:

  • Prematuros tardíos, nacidos entre las 34 y 36 semanas de embarazo
  • Moderadamente prematuros, nacidos entre las 32 y las 34 semanas de embarazo
  • Muy prematuros, nacidos con menos de 32 semanas de embarazo
  • Extremadamente prematuros, nacidos antes de las 25 semanas de embarazo

La mayoría de los nacimientos prematuros ocurren en la etapa prematura tardío.

Con lo señalado podemos decir entonces, que antes de las 22 semanas de gestación se habla de aborto y no de parto prematuro, ya que las posibilidades de que el bebé sobreviva prácticamente son inexistentes. Se estima que un bebé con un peso menor a 500 gr no puede sobrevivir fuera del vientre materno.

Cuanto mayor es la prematurez, menor es la posibilidad del bebé de sobrevivir, o, en caso de sobrevivir, mayores son los problemas de salud que presentará. Los bebés que nacen prematuros tendrán mayores riesgos de sufrir problemas cerebrales, neurológicos, respiratorios y digestivos. También pueden sufrir un retraso en su desarrollo y tener problemas de aprendizaje en la niñez.

Por esta razón, el médico siempre tratará de retrasar el parto prematuro lo más posible, y aplicará medicamentos para ayudar al bebé a desarrollar sus pulmones.

En casi el 50 % de los partos prematuros no se pueden determinar las causas, pero hay determinados factores que lo pueden provocar, y es importante tratar de evitarlo.

Un parto prematuro significa que tu bebé no ha tenido la cantidad habitual de tiempo para desarrollarse en el útero antes de tener que adaptarse a la vida fuera del útero.

Las señales de que la gestación de un bebé ha sido truncadas incluyen:

  • Pequeño tamaño, con una cabeza desproporcionadamente grande
  • Más nitidez, características menos redondeadas que las características de un bebé a término, debido a la falta de reservas de grasa
  • El pelo fino (lanugo) que cubre gran parte del cuerpo
  • Temperatura corporal baja, en especial, inmediatamente después del nacimiento en la sala de parto, debido a la falta de grasa corporal almacenada
  • Dificultad para respirar o dificultad respiratoria
  • La falta de reflejos de succión y la deglución, lo que lleva a dificultades en la alimentación

Causas de un parto prematuro

parto2_40012.jpg

Como ya hemos señalado, no podemos mencionar causas exactas del porqué se puede llegar a producir un parto prematuro, aunque varios factores sí que se señalan como posibles determinantes a la hora de sufrir uno,

-Haber tenido otros partos prematuros previos.

Enfermedades de la madre: infecciones de las vías urinarias vaginales no tratadas, enfermedades renales, cardiacas, diabetes, anemias severas, alteraciones tiroideas.

Enfermedades del embarazo: preeclampsia o diabetes gestacional. En algunos casos en los que se presentan estas enfermedades, se provoca un parto prematuro, ya que se considera que, a veces, en estas condiciones es mas saludable para la mama y para el bebé interrumpir el embarazo.

Problemas en el útero: mala implantación de la placenta, ya sea placenta previa o desprendimiento de placenta, malformaciones del útero, o cuello incompetente.

Edad de la madre: si es menor a 17 años o mayor de 35 hay más probabilidades de sufrir un parto prematuro.

Estado emocional de la madre: el estrés y la depresión pueden causar un parto prematuro, o madres que son maltratadas física, emocional o sexualmente.

Causas fetales: embarazo múltiple, malformaciones cardiacas o cromosómicas, infecciones intrauterinas.

Malnutrición materna o estar baja de peso.

Exceso de actividad física.

Fumar o consumir alcohol o drogas.

Haber tenido más de tres abortos provocados o espontáneos.

Por estas razones es muy importante que acudas a tus visitas médicas según como él te las programe, para tener un control adecuado de la evolución de tu embarazo.

Síntomas de un parto prematuro

Senalesqueanuncianelparto_thumb.jpg

Aunque estos por lo general son síntomas naturales de un embarazo normal y de un parto sin problemas, sin embargo es mejor prevenir ante cualquier duda.  Sobre todo cuando la amenaza de parto se produce antes del tiempo debido.

  • Contracciones. Suceden cada 10 minutos y van aumentando la frecuencia. Notarás que  la barriga se endurece.
  • Sensación de que tu bebé está empujando, esto es, una sensación de presión sobre la zona del pubis y el periné.
  • Dolores lumbares.
  • Puntadas o sensación de vacío en la zona vaginal profunda.
  • Cólicos como si se tuviera la regla.
  • Dolor de vientre que puede estar acompañado de con  diarrea.
  • Las secreciones vaginales aumentan.
  • El flujo vaginal cambia, aparece amarronado o sanguinolento.
  • Rotura de bolsa.
  • Hemorragia vaginal.

Normalmente los partos prematuros se realizan mediante cesárea, aunque será el médico quien decida si el parto puede hacerse por vía vaginal. El bebé será llevado inmediatamente a una unidad especializada para ser atendido permanentemente según las necesidades que tenga de acuerdo a su grado de inmadurez.

Se calcula que de un 5 a un 10% de los partos son prematuros. Un bebe prematuro, tiene su vida en riesgo, ya que puede desarrollar complicaciones graves, como por ejemplo una infección en el torrente sanguíneo (sepsis) o el síndrome de dificultad respiratoria. Esto último es habitual en bebés prematuros.

Cómo actuar ante los síntomas del parto prematuro

Ya conoces cuáles son los síntomas de un parto prematuro. Si notas alguno de ellos siempre debes acudir al médico para que te revise, si notas varios de estos síntomas es importante que vayas al hospital sin demora. Ahora bien y, aunque sabemos que es difícil, pero lo primero que necesitas es mantener la calma. Un estado de nervios solo perjudicará a tu bebé.

Ante los síntomas de un parto prematuro necesitas descansar y beber abundante líquido. Sin embargo, no tomes ni café ni refrescos.

En el hospital el médico examinará tu cuello uterino para comprobar si estás dilatando y si, por lo tanto, vas a dar a luz.

Cómo reducir el riesgo de un parto prematuro

El parto prematuro se puede prevenir. Es fundamental que la mujer embarazada acuda a sus revisiones médicas y que sea controlada por el doctor para seguir mes a mes su embarazo. En todo caso y, sobre todo si existe riesgo de parto prematuro, la mujer debería seguir las siguientes pautas:

  • Aumentar el consumo de hierro y ácido fólico. Pon especial cuidado si eres propensa a sufrir de anemia.
  • Nunca consumir drogas ni alcohol. Esto es obvio, pero si consumirlas ya es perjudicial, estando de embarazada puede ser mortal y provocar graves complicaciones en el desarrollo fetal.
  • Evitar el tabaco. Hay médicos que cuando la mujer es fumadora permite que continúe fumando algún cigarrillo para evitar el estrés. Lo ideal es no fumar porque el tabaco tiene contaminantes que pasan al feto.
  • Relajarse. Descansar bien es muy importante y vivir en un estado de nervios puede malograr el embarazo.

Factores de riesgo en un parto prematuro

Ya se ha mencionado antes que existe una serie de factores que predisponen a sufrir un parto prematuro. Entre estos factores se encuentran:

  • La preeclampsia: sucede cuando la mujer experimenta una elevación peligrosa de la tensión sanguínea. Suele darse en la segunda mitad del embarazo. Es muy peligrosa.
  • Enfermedades que tenga la mujer y afecten a sus riñones, al corazón, infecciones y diabetes.
  • Cuando hay embarazo múltiple.
  • Complicaciones en la placenta.
  • Problemas en el útero.
  • Edad de la madre.
  • Haber sufrido abortos anteriormente.
  • Embarazos muy seguidos.
  • Haberse sometido a técnicas de reproducción asistida.
  • Problemas genéticos.

Complicaciones de los bebes que nacen prematuros

rbma_0019

Si bien no todos los bebés prematuros experimentan complicaciones, haber nacido demasiado pronto puede causar problemas de salud tanto a corto como a largo plazo para los bebés prematuros. En general, cuanto antes nazca un bebé, mayor es el riesgo de complicaciones. El peso al nacer juega un papel importante, también.

Algunos problemas pueden ser evidentes en el nacimiento, mientras que otros pueden no desarrollarse hasta más tarde.

Las complicaciones a corto plazo

En las primeras semanas, las complicaciones del nacimiento prematuro que pueden producirse están las siguientes:

Problemas respiratorios: Los bebés prematuros también pueden desarrollar la enfermedad pulmonar crónica conocida como displasia broncopulmonar o pausas prolongadas en la respiración, conocida como apnea.

Problemas de corazón. Los problemas del corazón más comunes que experimentan los bebés prematuros son ductus arterioso permeable (PDA) y la presión arterial baja (hipotensión).

Problemas cerebrales. Cuanto antes de que nazca un bebé, mayor es el riesgo de sangrado en el cerebro, conocido como hemorragia intraventricular.

Problemas de control de temperatura. Los bebés prematuros no tienen grasa corporal y, por ello, pueden perder calor con rapidez. Si esto sucede y la temperatura corporal desciende demasiado, el bebé puede sufrir una hipotermia y las consecuencias pueden ser fatales.

Problemas gastrointestinales. Los bebés prematuros tienen su sistema digestivo inmaduro y, por esto, son más propensos a tener problemas gastrointestinales como la enterocolitis necrotizante (NEC).

Problemas de la sangre. Los bebés prematuros son más propensos a sufrir problemas en su sangre como son, principalmente, la anemia y la ictericia infantil.

Problemas de metabolismo. Los problemas metabólicos son comunes en bebés prematuros. El nivel de azúcar en la sangre puede presentarse excesivamente bajo dando lugar a una hipoglucemia.

Problemas del sistema inmunológico. Un sistema inmunológico poco desarrollado puede conducir a la infección. La infección en un bebé prematuro puede propagarse rápidamente al torrente sanguíneo causando sepsis, una complicación potencialmente mortal.

Las complicaciones a largo plazo

A largo plazo, el nacimiento prematuro puede conducir a estas complicaciones:

  • Parálisis cerebral.
  • Habilidades cognitivas deterioradas.
  • Problemas de visión.
  • Problemas de audición.
  • Problemas dentales.
  • Problemas psicológicos y de comportamiento.
  • Problemas de salud crónicos.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos