Escrito por

La operación de fimosis: A qué edad hacerlo y en qué consiste

Si las mujeres sufrimos comúnmente algunos trastornos típicos femeninos, en el caso de los varones su sistema reproductor y sus órganos sexuales tampoco se quedan exentos de padecer problemas. Nos podemos referir en este sentido a alteraciones como la fimosis. A muchos niños y jóvenes se decide operarles. Pero ¿son siempre necesarias estas intervenciones? ¿La operación de fimosis es necesaria siempre? Hay diferentes opiniones y habrá que estar a cada caso particular.

La operación de fimosis es un buen método preventivo para que el hombre no sufra infecciones y enfermedades en su órgano genital. Muchos entienden que operar es la solución más sencilla y más eficiente.

operacion-de-fimosis-diagnostico

Qué es la fimosis

La fimosis es un crecimiento anormal en la piel que tapa el prepucio y que puede ocasionar infecciones y molestias diversas en el pene, especialmente durante la excitación y las relaciones sexuales, en ocasiones haciendo que tener sexo resulte imposible por el dolor.  La fimosis puede aparecer en niños, en adolescentes y, en menor medida, en hombres adultos. La operación de fimosis es el tratamiento más recomendado.

Padecer fimosis provoca dolores, sobre todo cuando el hombre pretende descubrir la piel del glande. Pero también hay otros síntomas igualmente molestos, como por ejemplo, dificultad para orinar, que el chorro de orina sea escaso o incluso que este se desvíe. La operación de fimosis pondrá fin a estas molestias.

No hay que olvidar que, si bien el hecho de acudir a quirófano a someterse a una operación de fimosis puede resultar inquietante, sufrir fimosis puede impedir al hombre mantener relaciones sexuales. En casos graves, el hombre y su pareja pueden experimentar una gran frustración al no poder satisfacer sexualmente sus necesidades. Porque incluso el simple hecho de estar excitado ya resulta doloroso.

operacion-de-fimosis-medico

Podemos distinguir dos clases de fimosis, la fimosis fisiológica que aparece desde temprana edad por fallos del propio cuerpo; y la fimosis patológica que surge como consecuencia de enfermedades, infecciones o heridas en el pene.

No toda la fimosis es igualmente grave. La gravedad de esta enfermedad se divide en grados que van desde el I hasta el V según su gravedad. El grado mayor o menor dependerá de la capacidad de retracción que tenga la piel del pene y la visibilidad que se pueda descubrir del glande. Cuanto antes se trate y se proceda a la operación de fimosis, menos se agravará el problema.

¿En qué consiste la operación de fimosis?

La operación de fimosis, se denomina circuncisión y se realiza cosiste cortando la parte de la piel de pene que sobra y que está estorbando. Luego, se darán puntos y habrá que acudir a revisión con el urólogo. Es una operación sencilla y segura y el paciente puede regresar a casa en el mismo día.

Sin embargo, ya en casa, habrá que tener cuidado. Hay que guardar reposo lo que implica la abstinencia sexual total, no solo en cuanto a mantener relaciones sexuales, sino también evitando la excitación misma que pueda hacer saltar los puntos si el pene se pone en erección.

operacion-de-fimosis-bebe

La primera semana después de la operación de fimosis será crucial para la sanación de la herida de la cirugía. Posiblemente se recetarán antiinflamatorios y, si acaso, antibióticos, en caso de infección, para aliviar las molestias y prevenir infecciones.

Es importante enseñar a los varones desde niños a lavar bien su pene, pues de esta manera evitaremos que se produzcan infecciones y se desarrolle fimosis que hagan necesario recurrir a la operación de fimosis. Para tener una correcta higiene íntima, la piel del prepucio debe retirarse porque ahí se acumulan muchas bacterias.

operacion-de-fimosis-ducha

También tendremos que vigilar que el desarrollo del pene del niño es el adecuado y llevaremos a nuestro pequeño a revisiones médicas para controlar que todo vaya bien a lo largo de su etapa infantil y juvenil.

Cuándo se recomienda operarse de fimosis

En su etapa inicial, el médico puede recomendar que se espere a ver si el problema desaparece por sí solo mediante tratamientos tópicos como el uso de pomadas. Si esto no sucede entonces habrá que hacer la operación de fimosis.

operacion-de-fimosis-cirugia

Si los síntomas son graves, la situación es dolorosa para el paciente o hay un empeoramiento entonces la operación de fimosis será la mejor opción.

loadInifniteAdd(44636);

¿A qué edad se recomienda operarse de fimosis?

Realmente no hay edad para esta cirugía y es recomendada para cualquier varón que presente problemas. Lo que sí es importante es que si se trata de una fimosis fisiológica que está presente en el niño desde su nacimiento y no se ha logrado solucionar, se proceda a la cirugía antes de que el pequeño haya cumplido los 10 años.

Normalmente la edad más común en que se operan de fimosis los niños es en torno a los ocho años. Si bien es cierto que la cirugía tiene sus molestias posteriores, pero los síntomas de la fimosis son mucho peores.

operacion-de-fimosis-hombre-dolor-frente-a-pc

No olvidemos que, a fin de cuentas, la fimosis es una lesión en la lesión del pene. Al ser una herida que impide la retracción del prepucio es muy molesta para quien la sufre que deberá tener especial cuidado a la hora de manejar su pene. Por esta razón, conviene solucionar el problema antes de llegar a la pubertad y de que se inicie el desarrollo sexual.

En algunas culturas la operación de fimosis es una costumbre que se practica de modo preventivo e higiénico evitando que el hombre a lo largo de su vida tenga que preocuparse por el asunto. Y es que, como bien se dice, más vale prevenir que curar. En el caso de la fimosis, los dolores pueden ser muy altos la solución está al alcance de nuestra mano con una sencilla operación que devolverá al varón la libertad y la tranquilidad a su miembro viril, tanto dentro como fuera de las relaciones sexuales y en su vida cotidiana.

Te recomendamos leer también otros artículos sobre salud como por ejemplo: Causas de infertilidad en el hombre y Sangrado de implantación: Qué es y cómo diferenciarlo de la regla