Escrito por

Mira el tierno vídeo de una niña que ve de forma clara por primera vez gracias a sus gafas

Videos virales hay muchos, pero este no solo te va a arrancar una sonrisa sino que además pone de manifiesto algo que todos los padres saben, la importancia por el cuidado de los hijos y la preocupación por tratarlos cuando algo no va bien. Los padres de la niña en este vídeo notaron que no veía bien y decidieron acudir al médico, mira su reacción cuando por fin consiguió ver clar con sus nuevas gafas.

mira-el-tierno-video-de-una-nina-que-ve-de-forma-clara-por-primera-vez-gracias-a-gafas

Mira el tierno vídeo de una niña que ve de forma clara por primera vez gracias a sus gafas

mira-el-tierno-video-de-una-nina-que-ve-de-forma-clara-por-primera-vez-gracias-a-sus-gafas-video-viral

La madre le pone las gafas a esta niña llamada Piper, de tan solo un año, y de repente a ella le cambia la cara. De la incomodidad de sentir que llega unas gafas puestas, pasa a la sonrisa al comprobar que por fin puede ver claramente a sus padres. Los niños más pequelos son incapaces de expresar plenamente sus sentimientos y emociones verbalmente, pero es notable ver sus reacciones en su lenguaje corporal y expresiones faciales. Estaba claro que Piper estaba sorprendida de que ella pudiera ver con cierta claridad. Cada vez más niños están siendo diagnosticados con problemas de visión. Las gafas sirven a un propósito fundamental. Ayudan en el desarrollo de la visión y el cerebro de un niño. No sólo el llevar lentes les ayudará a fijar la vista y corregir la hipermetropía, también ayudará a fijar la ambliopía u ojo perezoso. Las gafas también pueden corregir además la desalineación de los ojos. Según los pediatras el cribado de los ojos de un niño debe comenzar a partir de los tres años pero si como en el caso de Piper notas a tu bebé intranquilo, o que se toca mucho los ojos como si algo le molestara, no dudes en acudir al médico para que diagnostique lo que le pasa. Y más cuando el niño tiene antecedentes familiares de problemas de los ojos. Los médicos alertan de la importancia de una buena visión y en casos de niños con padres que ambos llevan gafas seguramente es mejor revisarles la vista entre los 9 y 12 meses para que de este modo puedan ver, en caso de algún tipo de problema, tan claramente como ahora ya ve Piper.