Las mejores posturas de Yoga para embarazadas

Es un momento maravilloso, llevar a un ser dentro del vientre, pero para ello es necesario preparar el cuerpo con las mejores posturas de Yoga para embarazadas y otros ejercicios suaves. Si practicas yoga habitualmente, debes saber que el yoga para embarazada es diferente del yoga que se practica cuando no se está en estado […]
Embarazo10.com

Es un momento maravilloso, llevar a un ser dentro del vientre, pero para ello es necesario preparar el cuerpo con las mejores posturas de Yoga para embarazadas y otros ejercicios suaves. Si practicas yoga habitualmente, debes saber que el yoga para embarazada es diferente del yoga que se practica cuando no se está en estado de gestación. Te invitamos a que aprendas estas posturas o asanas válidas para el embarazo y así lograr el bienestar para ti y tu bebé.

Yoga embarazadas

Debes tomar en cuenta que cuando se está embarazada el cuerpo pide descanso, porque empieza a presentar cambios físicos y psicológicos. No obstante, es necesario aprender a conocernos e interiorizar la bonita experiencia de estar embarazada. Se trata de adoptar un estilo de vida diferente pero muy íntimo y especial.

Mujeres embarazo ejercicio

Algunas de las posturas que te indicaremos en este post, podrán practicarse desde las primeras semanas de embarazo y hasta el momento del parto. Piensa que lo que estamos buscando con estos ejercicios es que tu postura alcance un equilibrio, capaz de soportar el peso de tu bebé y sobrellevar bien los cambios que hay en tu esqueleto con tu nuevo cuerpo de premamá.

Malasana o postura de la Guirnalda

La postura Malasana es la clásica de yoga, la cual consiste en estar de pie con la postura de Montaña o Tadasana.
Debes estirar las piernas un poco más allá de tus caderas y las puntas de los pies deben dar hacia afuera.
Las rodillas debes flexionarlas lentamente hasta que estés en cuclillas y tus talones firmes en el suelo. Si se te dificulta hacerlo, entonces coloca una manta enrollada debajo de ellos.

Embarazada ejercicio brazos y piernas

A continuación debes colocar tus manos como si fueras a rezar, usa tus codos para empujar tus rodillas hacia afuera para que tus caderas se alarguen. Con esta postura abrirá tus caderas, las relajará y ayudará a tonificar sus músculos.

Sukhasana o Postura Fácil

Esta postura es la que normalmente se adopta para meditar y se hace de la siguiente manera: Sobre una manta en el suelo, siéntate, flexiona tus rodillas y cruza las piernas. Tus pies deben quedar debajo de ellas. En el tercer trimestre de embarazo puedes hacer ligeras torsiones a los costados.

La postura es muy propicia para estirar tobillos y rodillas, dar flexibilidad a las caderas y a la ingle (adecuado para el parto). También calma la mente y la relaja.

Baddha Konasana o Postura del Zapatero

Embarazada yoga

Es otra de las posturas típicas del yoga y la cual ayuda a prepararte para el parto. Esta posición consiste en estar sentada en el suelo sobre una manta. Coloca tu espalda recta y flexiona las rodillas, juntando las plantas de tus pies, planta a planta. Tus pies deben estar lo más cerca a tu pelvis, para ello debes tomarlos con las manos. Luego, trata de bajar tus rodillas al suelo, sin movimientos bruscos, lentamente.

Esta postura tiene la ventaja de estirar el interior de los muslos. Además, flexibiliza las caderas y rodillas, mejora la circulación y la postura.

Bitilasana o Postura de Vaca

Embarazo, bola, yoga

La siguiente postura se aconseja para el segundo trimestre y que se puede seguir practicando hasta el tercer trimestre. La postura Bitilasana consiste en estar en el suelo, con las manos y rodillas sobre el mismo, como si quisieras formar una mesa con la espalda. La espalda debe estar recta. Mientras inhalas, sube la pelvis y la cabeza, al tiempo debes bajar la barriga. A continuación, exhala y coloca nuevamente tu espalda recta.

Esta postura resulta ideal para los músculos de la espalda y la tonificación de los brazos. También reduce los dolores de espalda ocurridos por el peso de la barriga.

Marjaryasana o Postura de Gato

Esta postura se recomienda adoptarla para el segundo trimestre del embarazo. Por lo general también se acompaña con la Postura de Vaca. Consiste en estar en el suelo sobre manos y rodillas. Arquea tu espalda mientras inhalas y trata de meter el abdomen. Luego, debes exhalar y colocar tu espalda recta.

Embarazada, yoga, bola y cuclillas

La postura Marjaryasana ayuda a fortalecer la espalda y la zona pélvica, adoptar una mejor postura y a corregir las malas; flexibiliza la columna, controla la mente y reduce la tensión.

Prasarita Padottanasana o Pinza de pie separada

La postura de pinza de pie separada es una de las que más relajan en el yoga. Se adopta de la siguiente manera:
Colócate en el suelo parada con las piernas bien separadas. Tu cuerpo debe estar inclinado hacia adelante, hasta que tus manos alcancen a tocar el suelo.

Como estás en período de gestación puedes apoyar tus manos en una silla o en una pared frente a ti.
El beneficio de esta postura es que mejora la circulación, fortalece el interior de los muslos, tonifica piernas y abdomen. Flexibiliza la espalda y te ayuda a relajarte mejor.

Upavistha Konasana o Flexión sentada hacia adelante

Para esta postura se exige mucha flexibilidad, sobre todo en las piernas. Para adoptarla debes hacer lo siguiente:
Siéntate en el suelo, separa las piernas y las estiras lo más que puedas. Las puntas de tus pies deben estar dirigidas hacia arriba. Trata de agacharte hacia adelante de tal manera de alcanzar tus pies con las manos.

Embarazada, yoga, sobre bola

Como estás en estado de gestación, lo mejor es colocar tus manos frente a ti y la vas bajante lenta y suavemente (hasta donde te sientas cómodas y no presiones la barriga).

La ventaja que presenta esta postura es que abre las caderas (las prepara para el parto). Además, los músculos de las piernas se estiran, mejora la postura y ayuda a abrir las caderas.

Los ejercicios que NO debes hacer durante el embarazo son los siguientes:

  • No realizar giros ni movimientos bruscos.
  • Las principiantes no deben hacer posturas invertidas.
  • Jamás realizar una postura tumbada boca abajo (decúbito prono).
  • Durante el asana de pranayama no se debe retener el aire.

Embarazada tumbada en el cesped

Para finalizar te recomendamos que antes de que realices cualquiera de estas actividades debes consultar con tu médico y que te autorice para poder realizarlos. Además, para practicar cualquiera de las asanas o posturas de yoga para embarazadas debes sentirte cómoda. Si ves que te falta el aire es que estás haciendo mucho esfuerzo. En este momento, debes parar y relajarte o hacerlas más suavemente.

Estar guapas también beneficia mucho al embarazo porque eleva la autoestima y hace feliz a la futura mamá. Por ello, te invitamos a mirar el siguiente post donde te mostramos ropa premamá de la marca Zara:

Galería de imágenes Las mejores posturas de Yoga para embarazadas

Embarazo10.com

También te puede interesar