Cómo hacer una mascarilla para eliminar los puntos negros

Si alguna vez has tenido puntos negros sabrás lo molestos que son y lo antiestéticos que quedan en tu rostro. Es un problema generalizado en la sociedad, tanto en mujeres y hombres de todas las edades. Vamos a explicarte a cómo hacer una mascarilla para eliminar los puntos negros. Existen muchos productos comerciales en el […]

Si alguna vez has tenido puntos negros sabrás lo molestos que son y lo antiestéticos que quedan en tu rostro. Es un problema generalizado en la sociedad, tanto en mujeres y hombres de todas las edades. Vamos a explicarte a cómo hacer una mascarilla para eliminar los puntos negros.

Existen muchos productos comerciales en el mercado para tratar este problema, pero no todos son eficientes. Es más, queremos hablarte de un producto que consideramos que es el mejor para solucionar esto: la mascarilla con vitamina C de Nezeni Cosmetics. Pero sobre esto, te hablaré al final del todo.

Quizá eres una persona que prefiere utilizar productos caseros para disfrutar de la cosmética natural al 100%. Si es así, estás de suerte porque vamos a explicarte cómo hacer una mascarilla y que acabes con ese problema antiestético y molesto de tu rostro.

Cosmética natural para tus mascarillas faciales

Lo bueno de las mascarillas caseras es que puedes personalizarla dependiendo no solo de tu tipo de piel, si no también de lo que quieras conseguir. Incluso, si un ingrediente en concreto no te va bien, entonces puedes cambiar uno por otro fácilmente.

Otro aspecto positivo de hacer una mascarilla casera es que puedes escoger los ingredientes dependiendo de los que tienes por casa. Y si tuvieras que comprarlos, no es caro hacerlo y son fáciles de encontrar.

Es más, hemos pensado algunas mascarillas para que puedas hacer, pero sobre todo, para que te den buenos resultados garantizados. ¿Cómo es posible? Porque hemos escogido ingredientes que se adaptarán a ti y que si tienes puntos negros, podrás eliminarlos fácilmente.

Cuando la hagas verás que son una buena opción porque no contienen químicos, ni conservantes ni irritantes de ningún tipo, ¡son 100% naturales! No tendrá ningún compuesto que pueda dañar tu salud dérmica.

Las mascarillas no debes utilizarlas todos los días, solo dos veces por semana y los días que no te hayas hecho una exfoliación facial.

Cuando hagas tu mascarilla casera, es importante que la guardes en la nevera, porque además de que el efecto frío te hará sentir una sensación agradable cada vez que la apliques, también conservará mejor sus propiedades.

Aunque cuando hagas tu mascarilla, te aconsejamos que no hagas más cantidad de la necesaria. Lo ideal es ir haciéndola por semanas, y hacer la cantidad justa para dos veces, que son las que tendrás que usarla. Así evitarás que la sustancia se deteriore y que cuando la utilices esté al máximo de todas sus propiedades.

Luchar contra los puntos negros

Las mascarillas son una buena herramienta para tratar los puntos negros… las pueden utilizar cualquier persona con esta dolencia en el rostro. Aunque es más habitual que ocurra en aquellos que tienen acné por dermis mixta o grasa.

Los puntos negros ocurren cuando los poros se llenan de suciedad o sebo. La parte superior de esta suciedad al entrar en contacto con el aire se oxida y por eso se vuelve de color oscuro. En cambio la sustancia que hay dentro del poro es de color blanquenino o amarillento.

Cuando tratas este problema y no mejora, entonces lo mejor será que acudas a tu dermatólogo o tu médico para ver qué tipo de tratamiento específico necesarias para mejorar tu condición. Ya que en caso de no hacerlo, podrías acabar teniendo serios problemas dérmicos e incluso infecciones.

Habitualmente los puntos negros aparecen en la frente, mentón, nariz, alrededor de los labios, en la barbilla, mejillas y raramente por el cuello.

Con unos poros abiertos a causa del sebo excesivo en el rostro, los puntos negros pueden aparecer con más frecuencia. Aunque también pueden salir porque no tienes unas buenas rutinas de limpieza y cuidado facial diarios.

Los problemas hormonales también pueden ser otra causa por las que aparezcan en el rostro.

Si no se tratan pueden generarte graves problemas en el futuro, porque además de infecciones, también pueden aparecerte hongos dérmicos, que las bacterias se trasladen a otras zonas de la cara y empeorar tu aspecto y tu salud dérmica.

Para evitar que la situación empeore, recuerda tener una rutina de limpieza y cuidado facial diaria constante. Tendrás que seguir tus rutinas dos veces al día, y en cuanto a la mascarilla, dos veces por semana.

Di adiós a esos puntos negros del rostro

Además de la limpieza diaria, debes recordar que por muchas ganas que te entren, nunca deberás quitarte esos puntos negros con los dedos. No quieras sacarlo de esa manera porque te causarías irritaciones e heridas innecesarias.

Pero es que además, al extender esa suciedad con bacterias por otras partes del rostro, también extenderías el problema. Así que es mejor limpiar los poros de la forma correcta para acabar con los molestos puntos negros.

Las mascarillas caseras son una buena opción para este problema. Si ves que tienes cada vez menos puntos negros, puedes pasar de usar la mascarilla dos veces por semana a hacerlo solo una, para mantener la zona limpia y prevenir que te salgan más.

Haz tus propias mascarillas caseras

Para que puedas escoger la mascarilla que mejor te vaya a ti, vamos a darte algunas ideas. Puedes escoger la mascarilla que más te llame la atención, que más te guste o que simplemente te resulte más fácil de hacer porque tienes los ingredientes a mano. Toma nota.

Azúcar moreno y clara de huevo

Si tienes la piel mixta o grasa, esta receta te va a ir muy bien. Es mejor que la apliques solo por la noche dos veces por semana. Necesitarás 1 cucharada sopera de azúcar moreno y una clara de huevo.

Mezcla todo en un bol con una cuchara de madera y cuando tengas una pasta homogénea aplica la sustancia en tu rostro con suaves masajes (en la zona donde tienes puntos negros).

Deja que actúe durante 30 minutos y después enjuaga con abundante agua tibia hasta que no quede nada de sustancia en tu rostro.

Azúcar blanco y miel

Este tipo de mascarilla es ideal para pieles normales. Coloca 1 cucharada sopera de azúcar blanco en un bol y luego añade dos de miel. Remueve todo con una cuchara de madera hasta que quede una pasta homogénea.

Aplica en las zonas donde tienes puntos negros dando pequeños masajes y cuando lo tengas, deja que actúe durante 45 minutos antes de enjuagar con abundante agua tibia hasta eliminar toda la sustancia del rostro.

Tomate y café

Necesitarás medio tomate licuado y dos cucharadas de café en polvo. Mezcla todo en un bol y cuando tengas una pasta homogénea aplica la sustancia en tus zonas afectadas con pequeños masajes. Deja que actúe durante 30 minutos y luego enjuaga con abundante agua tibia.

Clara de huevo y aceite

La clara de huevo también te puede dar buenos resultados. Es un remedio conocido para las pieles mixtas, grasas y para acabar con los puntos negros. Separa la yema de la clara del huevo y usa solo la clara.

Tendrás que batirlo durante 5 minutos hasta que veas que queda bien, añade 3 gotas de aceite de oliva (no te preocupes por el aceite aunque tengas la piel mixta o grasa porque es muy poca cantidad y solo tendrás que untarlo en las zonas afectadas).

Aplica la mascarilla y deja que se seque del todo. Cuando se haya secado deja la sustancia en las zonas afectadas de 5 a 10 minutos y luego, tira de la sustancia seca. Verás cómo los puntos negros salen junto con la mascarilla de huevo y aceite.

Alternativa mejor: Nezeni Mascarilla Vitamina C Rostro

Ahora que ya sabes mucho más sobre los puntos negros y algunas mascarillas caseras para acabar con ellos, no podemos acabar sin recomendarte un producto que es totalmente natural y que te dará mejores resultados.

Se trata de la mascarilla con vitamina C de Nezeni Cosmetics para el rostro. No tendrás que perder tu tiempo haciendo remedios caseros porque todos sus ingredientes son totalmente naturales y no contiene ningún compuesto que te pueda perjudicar.

No encontrarás químicos, ni parabenos, ni sustancias agresivas de ningún tipo. Es un producto que te ofrece confianza y seguridad desde el principio. Pero es que además, verás cómo tus puntos negros desaparecen casi como por arte de magia desde la primera aplicación.

Es una oportunidad maravillosa para escoger un producto de calidad que sabes que te dará buenos resultados y que por supuesto, es beneficioso para ti. Además de eliminar tus puntos negros, también nutrirá tu rostro, lo hidratarán, lo protegerá, lo suavizará, le aportará firmeza y un aspecto mucho más vital.

Con este tipo de producto en tu vida, no te será necesario hacer remedios caseros, porque Nezeni Cosmetics se preocupa por tu cuidado dérmico y capilar. Por eso, procura que todos sus productos tengan el máximo respeto hacia ti.

Sus productos son de alta gama pero a precios asequibles para que puedas tener lo mejor de lo mejor pero sin tener que pagar precios desorbitados por ello.

Esta mascarilla se adapta a tu tipo de piel y a tus necesidades concretas. No importa el tipo dérmico que tengas, se adaptará a lo que tu rostro necesita, ¡y tendrás resultados desde el primer día!

Lo puedes comprar en Amazon por un precio de 30’90 euros el bote de 100 ml. También lo puedes comprar más barato en la propia web de Nezeni Cosmetics a un precio de 24’90 euros.

Después de descubrir cómo hacer una mascarilla para eliminar los puntos negros y también la alternativa que te recomendamos, ¡ya puedes tener el rostro libre de este molesto problema!

También te puede interesar