Escrito por

Dolor de lumbago o espalda durante el embarazo

Estar embarazada es un período mágico, seguramente uno de los más especiales que pasemos, ya sea solas o con nuestra pareja. Sin embargo también sabemos que es un período complicado, en el que estamos sometidas a numerosos cambios, ¡no hay que olvidar que ahora sois dos! Una de las consecuencias directas del embarazo son los dolores físicos, debido al peso que llevamos en nuestro cuerpo. Y entre estos dolores, uno de los más comunes es el dolor de lumbago o de espalda. A continuación te contamos qué es, por qué se produce y cómo prevenirlo.

dolor espalda embarazo

Dolor de lumbago: ¿qué es?

El lumbago consiste en un dolor muscular en la parte baja de la espalda, que puede venir acompañado de rigidez, dificultad para realizar giros o determinados movimientos, o para ponerse totalmente derecho. El lumbago puede ser producido debido a diferentes causas: levantar grandes pesos en mala posición, permanecer muchas horas de pie al día, sentarse en una mala posición, etc. El dolor de lumbago suele persistir unos días, aunque en los casos más agudos puede llegar a duras semanas o incluso a hacerse prácticamente crónico.

A decir verdad, el dolor de espalda y la lumbalgia son muy comunes y casi todo el mundo los va a sufrir alguna vez en su vida. Sin embargo, también es cierto que hay determinados grupos de población que son más propensos, como por ejemplo las mujeres embarazadas.

¿Por qué aparece el dolor de lumbago durante el embarazo?

lumabgo embarazo
Como decimos, el lumbago es un dolor muy habitual y que sufre en alguna ocasión la mayor parte de la población. Esto ocurre porque la legión lumbar es la que se encarga de sostener buena parte del peso de nuestro cuerpo, por lo que, en el día a día o con determinadas actividades se puede llegar a sobrecargar.

En el caso de las embarazadas, el lumbago suele aparecer a finales del segundo trimestre y la razón es evidente. la futura mamá tiene que sostener más peso del habitual con su espalda. Además, con el crecimiento de útero, las embarazadas tienen a cambiar su posición natura, abriendo las piernas y arqueando la espalda, o cual contribuye aún más a la aparición de dolores musculares en la espalda.

Afortunadamente, se pueden seguir una serie de consejos que, si bien no garantizan que no vayamos a sufrir ningún dolor de espalda, sí son muy recomendables para prevenirlos. Vamos a verlos.

¿Cómo prevenir el lumbago y el dolor de espalda?

Cuando se acerquen los últimos meses del embarazo, será el propio médico o tu fisioterapeuta el que te avise sobre el dolor de espalda y quien te recomiende algunas pautas para prevenirlo. Algunos de los consejos que puedes llevar acabo son:

lumbalgia embarazo
  • Evitar cargar pesos demasiado grandes. Ya llevamos bastante peso en nuestro interior. Además, el esfuerzo físico demasiado intenso no es recomendable.
  • Si nos tenemos que agachar para recoger algo no se debe hacer inclinando la espalda sino manteniéndola recta y flexionando nuestras rodillas. Esto te permitirá realizar el movimiento con mucho menos esfuerzo y a evitar sufrir tirones o sobrecargar la espalda.
  • Por mucho que te gusta llevarlos normalmente, y aunque tengas que acudir a alguna celebración o evento importante, evita los zapatos de tacón. Ya suelen cargar la espalda normalmente, y lo harán mucho más si estás embarazada.
  • Intenta dormir siempre de lado para evitar cargas aún más la zona, teniendo siempre alguna almohada (a ser posible que sea ergonómica) que te permita tener la espalda recta. Dormir boca arriba te hace levantarte con la espalda más cargada.
  • También se pueden hacer diversos ejercicios de yoga o relajación que ayudan a liberar estrés y destensar los músculos. También son muy beneficiosos los ejercicios en el agua, los cuáles se recomiendan a todas las embarazadas a partir del quinto mes.
  • Intentar no permanecer demasiado tiempo seguido de pie. No solo se nos cansarán los pies, sino que la espalda sufrirá bastante. Si tienes que estar de pie demasiado tiempo, intenta buscar una superficie sobre la que apoyarte y liberar un poco de peso a tu espalda.
  • Adoptar posiciones cómodas en nuestra vida cotidiana, ya sea al sentarnos en una silla o en el sofá, al conducir, etc. Muchas veces estos descuidos y malas posiciones (por ejemplo viendo la televisión) son las que luego repercuten en un dolor de espalda.
  • Por supuesto, el reposo también es fundamental ya que durante el embarazo te sentirás más fatigada y te cansarás más rápido, sobre todo a partir de quinto mes. Y no menos beneficiosos son los masajes en la zona lumbar. Te recomendamos que te los haga un especialista, pero si no, siempre puede recurrir a tu pareja, familia o alguien conocido.
  • Por otro lado, el dolor de espalda es tan común que es habitual que muchas embarazadas usen una faja que les permite adoptar una buena posición y prevenir los dolores de espalda. Te recomendamos su uso.

En definitiva, estos son algunos de los consejos que puedes seguir para prevenir el dolor de lumbago durante el embarazo. Lo último que te podemos decir es que es importante usar el sentido común, el que nos dice que debemos evitar durante el embarazo todo aquello que pueda repercutir en nuestra salud. Además, es el momento de que los que os rodean os mimen y os cuiden, ¡así que ya se pueden poner manos a la obra!

Video: problemas musculares durante el embarazo

En el siguiente vídeo nos hablan sobre algunos de los problemas musculares más comunes asociados al embarazo, entre ellos el dolor de lumbago:

Enlaces de interés

Embarazo10.com

Newsletter