Escrito por

Las diferencias en mortalidad por sexo disminuyen

A pesar de que la diferencia y los datos en general han disminuido en los últimos treinta años, los niños siguen teniendo mayor probabilidad de morir en la etapa perinatal que las niñas en los países industrializados. Los datos de mortalidad de quince países (once europeos, Canadá, EEUU, Japón y Australia) demuestran que la diferencia en probabilidades alcanzó su máximo en 1970, cuando los niños tenían alrededor de un 30% más de probabilidades de fallecer que las niñas en el rango de edad de un año.

2391738908_08e808569e.jpgEn las pasadas tres décadas, la diferencia se ha hecho más estrecha, pues en los niños de nuestros días ocurren un 20% más de muertes que en las niñas. Este ajustamiento en los datos ha sido debido, principalmente, a las mejores prácticas médicas que se han desarrollado y que parecen ayudar a que más bebés alcancen el año de vida. Durante el siglo pasado, las causas de mortalidad infantil en los países desarrollados pasaron de las infecciones alimentarias tales como diarreas, a enfermedades congénitas y complicaciones asociadas al embarazo y parto prematuro.

De hecho, los chicos tienen un 60% más de probabilidad que las chicas de nacer antes de tiempo y presentar, por tanto, problemas derivados del nacimiento pretérmino como síndrome respiratorio neonatal, una enfermedad que dificulta la respiración del niño. Este síndrome puede ocurrir en bebés cuyos pulmones no están suficientemente desarrollados. Además los niños tienen un mayor riesgo de sufrir lesiones en el nacimiento y mortalidad perinatal debido al mayor tamaño de su cuerpo y de su cabeza.

La mayor mortalidad en hombres en casi todas las edades suele ser atribuida a sus comportamientos de más alto riesgo como el tabaquismo o actos violentos, pero en los bebés, estos comportamientos son sustituidos por explicaciones biológicas tales como el tamaño.

Vía: MSNBC
Imagen: Flickr