Escrito por

La sonrisa del bebé es un estimulante natural de la madre

Un nuevo estudio demuestra que ver a tu bebé sonreír puede estimular los centros nerviosos de la satisfacción en el cerebro de la madre. Los investigadores han declarado que entender la reacción puede ayudar a explicar el lazo especial que une a la madre e hijo y determinar por qué en ocasiones este lazo no funciona adecuadamente.

 sonrisa-del-bebe.png

“La relación entre madre e hijos es crítica para el desarrollo del niño”, declaró el investigador Lane Stratheam, MBBS, FRACP, profesor asistente de pediatría en el Baylor College of Medicine, en una edición de noticias. “Por alguna razón, en algunos casos, esta relación no se desarrolla normalmente: Negligencia y abuso pueden ejecutarse, con efectos devastadores en el desarrollo del niño”.

En este estudio, publicado en Pediatrics, tienen a 28 madres primerizas viendo imágenes de sus propios hijos y otros niños mientras son sometidas a una prueba de resonancia magnética.

Esta resonancia magnética brindó información acerca de la activación de diferentes regiones del cerebro, conforme las mujeres iban visualizando las imágenes de sus bebés sonriendo, portando neutrales o malas emociones.

Los investigadores encontraron que cuando las madres visualizan imágenes felices de sus propios bebés, la activación se incrementa en áreas del cerebro asociadas con la satisfacción y el neurotransmisor dopamina comparado con ver imágenes de otros bebés.

“Estas son áreas que han sido activadas también en otros experimentos asociados con la adicción a las drogas”, declaró Stratheam. “Es como si ver el rostro de tu bebe sonriendo produjera como una estimulación natural”.

En estas investigaciones también se pudo determinar que los cerebros de la madre responden más fuertemente ante los propios hijos que hacia otros bebés, pero también se ha determinado que esta estimulación natural depende de la expresión facial que lleva el bebé.

Así que si te sientes un tanto deprimida, será mejor que veas fotos de tu bebé, la estimulación que causa es el mejor remedio para aquellos males de carácter.

Vía| WebMD