Escrito por

¿La píldora anticonceptiva afecta a las posibilidades de embarazo después de dejarla?

Los anticonceptivos tienen como principal objetivo prevenir que se produzca la concepción, y por tanto finalmente el embarazo. Así, la anticoncepción intenta evitar que la mujer quede embarazada si el esperma del hombre alcanza uno de sus óvulos a partir de diferentes maneras: manteniendo el óvulo y el esperma separados, deteniendo la producción de óvulos, o bien impidiendo que el óvulo fertilizado pueda adherirse con normalidad al revestimiento del útero.

Dejar la píldora y posibilidades de embarazo

En este sentido, si bien es cierto que muchos anticonceptivos cuentan con décadas de existencia, aún hoy existen muchas creencias erróneas y mitos que pueden influir de manera decisiva en su elección por parte de las mujeres.

Un buen ejemplo es la píldora anticonceptiva, presentada en primera vez por el biólogo de origen estadounidense Gregory Goodwin Pincus en la década de los años 50, a la que rodean muchos mitos y planteamientos no tan correctos.

Y, uno de los más habituales, tiene relación con la siguiente pregunta: «¿Las píldoras anticonceptivas reducen las posibilidades de embarazo después de dejarlas?». Y, más aún: «¿Lleva mucho tiempo quedar embarazada luego de dejar de tomar las pastillas anticonceptivas?».

¿La píldora anticonceptiva afecta al embarazo?

Muchas mujeres piensan que, después de dejar de tomar las pastillas anticonceptivas, tardarán mucho tiempo en que sus ciclos menstruales se vuelvan regulares, de manera que, durante este tiempo, sus posibilidades de embarazo se reducen.

Por tanto, piensan que les llevará mucho tiempo conseguir el embarazo después de dejar de tomarlas.

Lo cierto es que, como probablemente habrás comprobado ya, se trata de una creencia sumamente extendida. Pero, a tenor de lo que han constatado muchos estudios científicos, puede no ser tan correcta.

Por ejemplo, en un estudio en el que participaron 200 mujeres que habían tomado píldoras anticonceptivas durante al menos un año, se comprobó que alrededor del 40% tuvo un período menstrual o se quedó embarazada apenas un mes después de haber dejado la píldora.

Así, apenas tres meses después de abandonar la píldora, cerca del 99% de las mujeres tuvieron un período, o se habían quedado embarazadas.

Lo mismo ocurrió con un estudio publicado en el año 2009 en la edición especializada Obstetrics & Gynecology, que encontró que el uso previo de anticonceptivos orales no afectaba a la concepción a corto plazo, o bien durante un período de un año después de intentar concebir.

Esto se traduce en algo muy sencillo: una vez se abandona la píldora anticonceptiva, ésta afecta únicamente a las posibilidades de embarazo mientras no se restablezca el ciclo menstrual natural.

De hecho, en la mayoría de las ocasiones la menstruación vuelve a su más absoluta normalidad entre uno a tres meses después de dejar el tratamiento anticonceptivo.

Pero hay que tener presente algo fundamental: en muchos casos es posible que las mujeres no se queden embarazadas inmediatamente después de dejar la píldora, dado que es necesario que primero el ciclo menstrual se restablezca. Es cuando se considera que la píldora anticonceptiva esté afectando a su capacidad para concebir, pero no por el hecho de que la fertilidad se haya visto afectada o reducida, sino porque aún no se ha restablecido el ciclo menstrual con normalidad.

Pastillas anticonceptivas y embarazo

A no ser que, claro está, exista algún problema de base que ya existía con anterioridad al consumo de las pastillas (esto es, que en realidad no ha sido causado por ésta). Y esto es debido a que, en realidad, en ocasiones tomar la píldora puede ocultar las irregularidades del ciclo menstrual.

Por ejemplo, muchos especialistas aconsejan a aquellas mujeres que no han tenido un período normal espontáneo dentro de los tres meses posteriores a la interrupción de las píldoras anticonceptivas sean evaluadas, con el fin de descubrir si hay algún problema que esté afectando a su capacidad de producir óvulos.

Debemos recordar que las parejas que desean tener un bebé siempre deben intentarlo durante un año, antes de buscar ayuda ante la posible existencia de algún problema de fertilidad.

Y es que la mayoría de las parejas consiguen el embarazo dentro de unos pocos meses después de intentarlo. Y, así, entre las que no tienen problemas de fertilidad, se estima que alrededor del 60% estará embarazada dentro de los tres meses, y el 75% dentro de los seis meses siguientes.

No obstante, los médicos recomiendan que aquellas mujeres de 35 años de edad o más reduzcan el tiempo para intentar quedarse embarazadas de 1 año a 6 meses. Así, si en los 6 meses posteriores no se ha conseguido el embarazo, se aconseja buscar una evaluación de fertilidad.

De acuerdo al Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, es absolutamente normal que el período de una mujer pueda ser irregular hasta 3 meses después de que deja de tomar la píldora. En este sentido, los médicos consideran al primer período como un «sangrado de abstinencia» en el que se experimentan patrones de sangrado distintos al período mientras se tomaba la píldora.

Finalmente, el siguiente período si será «un período natural», mucho más parecido al período menstrual normal.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?