Escrito por

La obesidad, ¿programada antes de nacer?

Haber tenido una dieta alta en grasas durante el embarazo, puede provocar cambios en el cerebro fetal, que conducen al exceso de comer y por lo tanto a la obesidad en las etapas tempranas de la vida, así lo sugiere una nueva investigación.

Pruebas en animales mostraron que los nacidos de madres alimentadas con una dieta alta en grasas, tenían muchas más células cerebrales especializadas para estimular el apetito proteico.

El equipo de la Universidad Rockefeller dicen que el hallazgo, puede ayudar a explicar por qué las tasas de obesidad han aumentado en los últimos años sobre la población infantil de manera alarmante.

Investigaciones anteriores sobre los animales adultos han demostrado que cuando las grasas conocidas como triglicéridos, circulan en la sangre estimulan la producción de proteínas en el cerebro, algo que se conoce como péptidos orexigenic, que a su vez estimula el apetito.

El último estudio sugiere que la exposición a los triglicéridos de la dieta de la madre, tiene el mismo efecto en el cerebro fetal en desarrollo y que el efecto dura toda la descendencia o la vida.

Los investigadores compararon la descendencia en animales alimentados con una dieta alta en grasas, durante dos semanas con aquellos cuyas madres comieron una cantidad moderada de grasa.

Encontraron que los cachorros nacidos de la dieta alta en grasas en la cual sus madres comieron más, su pesó fue elevado toda la vida y comenzaron la pubertad antes que los nacidos de madres que comieron una dieta normal.

También tenían niveles más altos de triglicéridos en la sangre en el momento del nacimiento, así como de adultos y una mayor producción de péptidos orexigenic en sus cerebros.

Via| News.bbc

Image: flickr

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos