Escrito por

La ingesta de pescado en el embarazo aumenta la capacidad cognitiva del niño

Los preescolares cuyas madres comieron pescado bajo en mercurio durante el embarazo pueden tener mentes más despiertas que sus compañeros, según un estudio que acaba de ser publicado. Los investigadores encontraron que entre 341 niños y niñas de 3 años de edad, aquellos cuyas madres habían ingerido más de dos raciones de pescado a la semana durante el embarazo, generalmente tuvieron mejores puntuaciones en pruebas de desarrollo verbal, visual y motor.

99214415_caca074b33.jpgPor otra parte, las puntuaciones entre los niños cuyas madres habían ingerido cantidades de mercurio relativamente altas, fueron más bajas que la media. Y las madres que comieron pescado regularmente eran más propensas a tener los niveles de este metal pesado más altos que aquellas otras que no tomaron el alimento.

Las recomendaciones para el consumo de pescado en el embarazo deben tener en cuenta los beneficios nutricionales de este alimento y también los potenciales peligros de la exposición al mercurio. Los pescados azules (más grasos que los blancos) tales como el atún, el salmón y las sardinas, contienen ácidos grasos omega-3, que son importantes en el desarrollo del cerebro del feto. El problema es que estos pescados grasos contienen más mercurio que los blancos, porque este metal se acumula en la grasa del cuerpo de los peces. El mercurio es tóxico para las células cerebrales, particularmente en la etapa fetal y los primeros años de vida.

Debido a esto las mujeres embarazadas son advertidas de la necesidad de evitar ciertos pescados como el tiburón, el pez espada y la caballa. Estos peces tienen cantidades particularmente altas de mercurio porque se alimentan de otros peces (el mercurio se bio acumula) y tienen una vida relativamente larga.

Vía: MSNBC
Imagen: Flickr