Escrito por

La cosmética para el bebé

Actualmente podemos encontrar en el mercado una gran variedad de productos para el cuidado de la piel del bebé, desde champú para el pelo hasta colonia, pasando por gel, crema para después del baño, aceite de masaje, etc. Cuando una futura mamá acude a comprar lo necesario para llenar la canastilla del bebé se encuentra en la disyuntiva de adquirir toda una gama de productos o tan sólo dos o tres de ellos.

Vamos a intentar separar lo necesario de lo superfluo, en primer lugar para asegurarnos de no exponer a nuestro pequeño a productos químicos irritantes o peligrosos, y en segundo lugar, para reducir tanto el coste como la superficie necesaria en el baño para los cosméticos del niño.

2105349081_71548ee2f5.jpgUna madre debe saber que cuando la piel de su bebé está sana y no sufre de atopía u otra afección dermatológica, el agua es el mejor limpiador que podremos encontrar. Tan sólo agua limpia y una esponja suave o nuestra mano será más que suficiente para asear y relajar al niño en sus primeros meses de vida. Si queremos aplicar algún producto limpiador, entonces optaremos preferentemente por un gel líquido suave especialmente formulado para la piel del bebé y adquirido en centros especializados. Una mínima cantidad será lo que utilicemos para cada baño, y siempre cuidando de no mojar accidentalmente los ojos o la boca del niño. No es necesario usar champú para el pelo porque éste es tan fino y delicado, que se limpia perfectamente con el mismo gel que usemos para el cuerpo.

Tras este momento tan especial del día muchas madres creen que utilizar crema y colonia es lo más apropiado. Bien, en caso de sequedad cutánea podemos aplicar una pequeña cantidad de leche hidratante para bebé, pero en general, lo mejor es no aplicar ningún otro producto en la piel de nuestro hijo. Si se desea realizar un masaje relajante, podemos utilizar aceite de almendras dulces, también en cantidad mínima, que además restaura el equilibrio hidrolipídico de la piel del niño.

La colonia de bebés es un producto total y absolutamente superfluo: los pequeños no tienen las glándulas sudoríparas activas hasta que no son más mayores, es decir, no sudan, y además huelen deliciosamente. ¿Por qué cubrir el mejor olor del mundo? La mayoría de las colonias para bebés no contienen alcohol, pero sí otros productos que pueden irritar la piel del niño. Son causa de eccemas, erupciones y alergias, y además pueden hacer que la piel se fotosensibilice. Disfruta de tu hijo naturalmente, los cosméticos son accesorios que puedes utilizar en momentos puntuales, pero procura no exponer a tu hijo a un exceso de productos químicos.

Foto: Flickr

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos