Escrito por Tendenzias

Amniocentesis: Cómo se hace y cuáles son los riesgos

Cuando estamos embarazadas y sobre todo si tenemos cierta edad, o estamos en una situación de embarazo de riesgo, es recomendable que se practique una prueba conocida como amniocentesis que determina si nuestro bebé es susceptible de cualquier tipo de problema genético. Si deseas conocer más sobre esta prueba, atenta porque te explicamos todo ahora qué es la Amniocentesis: Cómo se hace y cuáles son los riesgos.

Amniocentesis

Qué es la amniocentesis

Cuando estamos embarazadas, el feto se encuentra rodeado de líquido amniótico, una sustancia muy similar al agua. Este es un líquido que contiene células fetales vivas y otras sustancias, como la alfa-fetoproteína (AFP), las cuáles proporcionan información importante sobre la salud de su bebé antes del nacimiento.

En qué consiste la amniocentesis

De este modo, para recopilar esa información, puede que se solicite una prueba que se conoce como amniocentesis y que es una prueba prenatal en la que se elimina una pequeña cantidad de líquido amniótico del saco que rodea al feto para su prueba.

La muestra de líquido amniótico se extrae a través de una aguja fina insertada en el útero a través del abdomen , bajo guía ecográfica. El fluido es enviado a un laboratorio para su análisis.

Cuándo se realiza la amniocentesis

La amniocentesis se realiza generalmente entre las 14 y 20 semanas de embarazo. En algunos casos, sobre todo de riesgo, el médico puede proponer hacer la amniocentesis tan pronto como a las 11 semanas .

La amniocentesis se puede hacer también más adelante en el tercer trimestre por algunas razones. El médico puede recomendar el procedimiento si las membranas se han roto prematuramente, con el fin de evaluar las infecciones uterinas.

La amniocentesis también puede ayudar a determinar la gravedad de la anemia fetal  en los bebés con enfermedad de Rh y ayudar al médico a determinar si el feto requiere transfusiones de sangre que salvan su vida.

A veces se hace amniocentesis para evaluar la madurez pulmonar. Si es así, esto se hace poco antes de dar a luz.

Qué se busca en una amniocentesis

La amniocentesis detecta anomalías cromosómicas, defectos del tubo neural y trastornos genéticos. El síndrome de Down o trisomía 21 es la anomalía cromosómica más común. Los trastornos genéticos incluyen trastornos como la fibrosis quística. El defecto más común del tubo neural es la espina bífida .

La amniocentesis se usa ocasionalmente en el embarazo para determinar si los pulmones del bebé están lo suficientemente maduros como para que el bebé pueda respirar por sí mismo.

La amniocentesis también proporciona acceso al ADN para pruebas de paternidad antes del parto. Se recoge el ADN del padre potencial y se compara con el ADN obtenido del bebé durante la amniocentesis. Los resultados para determinar la partenidad son precisos al 99%.

Qué determinan los resultados de una amniocentesis

La amniocentesis es una prueba diagnóstica que detecta anomalías cromosómicas, defectos del tubo neural y trastornos genéticos con altos niveles de precisión (98-99%). Aunque las probabilidades de identificación son altas, esta prueba no mide la gravedad de estos defectos de nacimiento .

Los niveles de alfa-fetoproteína y ultrasonidos de nivel avanzado pueden ayudar a evaluar el grado de discapacidad que puede estar presente.

La amniocentesis

Cómo se hace la amniocentesis

Un ultrasonido se utiliza como una guía para determinar un lugar seguro para que la aguja entre en el saco amniótico, de modo que el líquido pueda ser sustraído con seguridad. Se recoge una muestra de líquido amniótico a través de la aguja. El procedimiento toma alrededor de 45 minutos, aunque la recolección de líquido tarda menos de cinco minutos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

El líquido amniótico, que contiene células derramadas por el feto, es enviado al laboratorio para su análisis. Los resultados pueden tomar de unos días a un par de semanas en ser devueltos.

Riesgos de la amniocentesis

Aunque la amniocentesis se considera un procedimiento seguro, se reconoce como una prueba diagnóstica invasiva que plantea riesgos potenciales.

Riesgo de aborto

El riesgo de aborto espontáneo oscila de entre 1 en 400 a 1 en 200. En las instalaciones donde la amniocentesis se realiza regularmente, las tasas están más cerca de 1 en 400 . Los abortos espontáneos pueden ocurrir debido a la infección en el útero, el rompimiento del agua o el parto prematuro.

Contacto con el bebé

Aunque es extremadamente raro, es posible que la aguja entre en contacto con el bebé. Aunque se toman grandes precauciones mediante el uso de un sonograma  para guiar la aguja y garantizar que está lejos del bebé. La madre puede experimentar un dolor agudo cuando la aguja entra en la piel y de nuevo cuando entra en el útero.

Efectos secundarios

Después de completar  el procedimiento, la madre puede experimentar otros efectos secundarios que incluyen:

  • Calambres
  • Perdidas de fluido
  • Irritación alrededor del sitio de punción

¿Cuáles son las razones para hacerse o no una amniocentesis?

Las razones para probar o no varían de persona a persona y de pareja a pareja.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Realizar las pruebas y confirmar el diagnóstico te ofrece  ciertas oportunidades:

  • Avanza las posibles intervenciones que pueden existir (por ejemplo, cirugía fetal para la espina bífida )
  • Nos permite comenzar a planificar si vamos a tener un niño con necesidades especiales
  • Con esta prueba podemos abordar los cambios anticipados en nuestro estilo de vida
  • Nos hace identificar grupos de apoyo y recursos

Algunas personas o parejas pueden optar por no seguir las pruebas o  pruebas adicionales por varias razones:

  • Están conformes con los resultados, no importa cuál sea el resultado
  • Por razones personales, morales o religiosas, no es una opción y prefieren esperar al nacimiento del bebé.
  • Algunos padres eligen no permitir ninguna prueba que plantee cualquier riesgo de dañar al bebé en desarrollo

Es importante discutir los riesgos y beneficios de las pruebas a fondo con el médico y este ayudará a evaluar si los beneficios de los resultados podrían compensar cualquier riesgo del procedimiento.

Amniocentesis prueba

Precio de la omniocentesis

La amniocentesis es una prueba que puede que nos hagan a través de la Seguridad Social si este es el procedimiento que hemos elegido para el desarrollo de nuestro embarazo, pero suele ocurrir que se realiza solo cuando se trata de un embarazo de riesgo, de modo que si tenemos un embarazo “normal” y queremos que nos hagan esta prueba, seguramente tendremos que recurrir a la sanida privada.

El precio habitual de una amniocentesis estaría entre los 500 o 600 euros, y este puede subir otros 135-150 euros en el caso que deseemos que el resultado esté disponible cuanto antes, es decir, a las 48 horas de haber hecho la prueba.

Alternativas a la amniocentesis

Aunque la amniocentesis es una de las pruebas más feacientes que existen para determinar si nuestro bebé va a estar bien o no, tenemos una alternativa con otro exámen.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

De este modo, si no deseas someterte a una amniocentesis, puedes hacerte un análisis de vellosidades coriónicas (CVS, siglas en inglés). En esta prueba lo que se analizan son las células que sobresalen de la placenta, aunque tenemos que advertir que es igualmente una prueba invasiva, pero que se puede realizar antes entre la semana 11 y 12 de gestación.

Artículo de interés:

Embarazo10.com

Newsletter