Infusión de jengibre durante el embarazo ¿Puede tomar jengibre una embarazada?

Jengibre en el embarazo: ¿sí o no? Muchas son las dudas que genera esta planta que aunque tiene múltiples beneficios para la salud, también cuenta posibles efectos adversos que es mejor tener en cuenta. Conoce ahora toda la información sobre el hecho de tomar infusión de jengibre durante el embarazo y respondamos a la pregunta […]

Jengibre en el embarazo: ¿sí o no? Muchas son las dudas que genera esta planta que aunque tiene múltiples beneficios para la salud, también cuenta posibles efectos adversos que es mejor tener en cuenta. Conoce ahora toda la información sobre el hecho de tomar infusión de jengibre durante el embarazo y respondamos a la pregunta de ¿puede tomar jengibre una embarazada?.

Infusion de jengibre embarazo

Muchas son las infusiones permitidas y nocivas en el embarazo, pero la de jengibre es la que suele generar más controversia ya que si bien esta es una planta muy buena para aliviar síntomas que son típicos en el embarazo como las náuseas o los vómitos, también tienen ciertos efectos adversos que no serían muy recomendables para las mujeres embarazadas.

Infusión de jengibre durante el embarazo

Infusion jengibre embarazo

Para muchas mujeres, el embarazo se caracteriza por náuseas constante , más o menos prolongadas a lo largo de los meses y más o menos intensas, con o sin vómitos. Tal y como hemos mencionado, el jengibre se ha utilizado durante siglos como el principal remedio para las náuseas; por lo tanto, tendríamos la solución perfecta: no es un medicamento, sabe bien (si tu embarazo te lo permite) y funciona precisamente contra las náuseas.

Desafortunadamente, hay un pero: los primeros estudios realizados sobre el uso de jengibre en el embarazo confirmaron tiempo atrás que la disminución de las náuseas es del todo cierta si la mujer toma una infusión de esta planta, pero también se determinó que una molécula contenida en el jengibre, la 6-gingero,  tomada en dosis masivas, podía tener un efecto mutagénico, es decir, inducir a modificaciones genéticas en los fetos.

Los estudios posteriores no han confirmado este efecto en los recién nacidos, mientras que sí que se ha demostrado la efectividad del jengibre para disminuir las náuseas y los vómitos en el embarazo. Por lo tanto, podemos considerar que el  jengibre puede ser beneficioso durante el embarazo aunque muchos expertos desaconsejan el tomarlo por el riesgo antes mencionado en el caso de que abusemos y tomemos una dosis muy elevada de infusiones de jengibre.

Como la duda está ahí y con ello la división de opiniones, muchas mujeres optan por tomar otras infusiones para aliviar síntomas como los señalados, mientras que otras no dudan en tomar jengibre aunque sea de manera puntual. En el caso de que tú estés dudando, lo mejor y más recomendable es que que consultes a tu ginecólogo.

Jengibre: pros y contras

El jengibre es una planta que vive bien en climas cálidos (China, India, África, el Caribe). Su raíz se ha utilizado durante siglos como especia para aromatizar los alimentos . Pero no solo eso: es un remedio tradicional para el dolor de estómago y las náuseas, mejora la digestión y la producción de saliva.Los estudios científicos en los últimos tiempos muestran efectos positivos de jengibre en el mareo por movimiento (como cuando viajamos en coche), la quimioterapia o la post-anestesia , pero también el dolor de cabeza y dolores musculares. Se necesitan más estudios para confirmar el efecto del jengibre sobre el dolor y la mejora del metabolismo de las grasas.

¿Es entonces el jengibre o la panacea, remedio para todos los males ? Quizás, pero las contraindicaciones para el uso en el embarazo, la lactancia y la diabetes permanecen. Además no podemos olvidarnos tampoco de sus efectos secundarios entre los que se cuentan el exceso de gases,la irritación de las membranas mucosas digestivas o el dolor de estómago, aunque siempre que se abusa de la planta y se toma más de 5 gramos de jengibre el día.

Infusiones que se pueden tomar durante el embarazo

Infusion jengibre en embarazo

En el caso de que desees poder tomar infusiones durante el embarazo, pero sin la necesidad de estar dudando tal y como ocurre con la infusión de jengibre, podemos apostar por estas otras que seguro son beneficiosas y no suponen ningún peligro para tu estado.

Infusión de manzanilla

Esta planta es conocida por sus propiedades calmantes, antiespasmódicas y antiinflamatorias. Un té de hierbas de manzanilla puede ofrecer una agradable sensación de calma y bienestar, aliviando el dolor y la inflamación en el estómago y los intestinos.

Infusión de hierbas de bálsamo de limón (Melisa)

Esta hierba de origen oriental fue ampliamente utilizada en la antigüedad como un remedio natural para la ansiedad y los trastornos intestinales. De hecho, el bálsamo de limón o Melisa tiene una acción calmante y un efecto inmediato para aliviar las náuseas.

Infusión de valeriana

La valeriana es una infusión ideal para relajarse y conciliar el sueño en caso de que el bebé te esté dando patadas o sencillamente no puedas dormir.

Infusión de abedul

Entre otros ingredientes activos, el abedul contiene betulina, una sustancia con extraordinarias propiedades antiinflamatorias y diuréticas. Por esta razón, un té de hierbas con esta planta es excelente para purificar y contrarrestar la retención de líquidos. También promueve la eliminación del ácido úrico y como detalle tenemos que añadir que también sirve para reducir la tasa de colesterol en la sangre (aunque os recordamos que no es para nada recomendable la ingesta de alcohol durante el embarazo). Para hacer esta infusión se recomienda usar hojas secas, dejando una cucharadita en una taza de agua para infundir. El té de hierbas debe tomarse entre comidas dos veces al día . El abedul también es efectivo en forma de savia: también se usa fresco, manteniéndolo en el refrigerador, y se usa en una dosis de medio vaso dos veces al día.

Infusión de naranja y canela

Durante los primeros meses de embarazos y luego hacia el final, podemos sentirnos más cansadas de lo normal de modo que para sentirnos un poco más enérgicas podemos elaborar un té a base de naranja y canela. Simplemente hierve un pequeño trozo de canela con dos rodajas de naranja. Lo importante es no exagerar (la canela es un estimulante) y hacer un uso esporádico .

Infusión de malva

Gracias a sus propiedades descongestionantes y antisépticas, este té de hierbas se recomienda especialmente si estás sujeta a episodios de estreñimiento y cistitis en el embarazo.

Y entre las hierbas no recomendadas en el embarazo, sin embargo, tenemos que mencionar la ortiga, la salvia, el anís, el muérdago, el hipérico, el enebro y la milenrama. Estas plantas, si se toman en dosis masivas, pueden ser peligrosas para el desarrollo del feto o alterar el equilibrio hormonal de la madre.

En cualquier caso, es mejor que dejemos siempre la última palabra al médico, quien podrá indicarte la mejor dieta a seguir durante el embarazo y las sustancias que debes evitar.

Curso de Creación Web
¡Aprende a CREAR y MONETIZAR tu sitio web con Tendenzias!
+ 100Mde lectores al año
+ 1.8M de euros
+ 15 años de experiencia
Te ofrecemos nuestra experiencia para que logres montar tu web y comenzar a monetizarla desde cero.
¡Quiero Aprender!
Infusión de jengibre durante el embarazo ¿Puede tomar jengibre una embarazada?
4.70 / 5
4.70 - 12 Votos

También te puede interesar